jueves, 6 de septiembre de 2007

Nessun dorma



Pavarotti interpretando Nessun dorma, del último acto de Turandot de Puccini, con Zubin Meta y la Orquesta Sinfónica de New York (1980). Sencillamente inigualable (gracias Marcia Morgado):

Nessun dorma!
Tu pure, o Principessa,
Nella tua fredda stanza
Guardi le stelle
Che tremano d'amore e di speranza.
Ma il mio mistero è chiuso in me,
Il nome mio nessun saprà!
Solo quando la luce splenderà,
Sulla tua bocca lo dirò fremente!...
Ed il mio bacio scioglierà il silenzio
Che ti fa mia!...
Il nome suo nessun saprà...
E noi dovremo, ahimè, morir!...
Dilegua, o notte!... Tramontate, stelle!...
All'alba vincerò!...

11 comentarios:

Anónimo dijo...

I'm so full of emotion right now. I want to cry! The power of his voice is so great.

Un ignorante de pacotilla dijo...

Como tengo edad, puedo ir atrás en el tiempo. Por ejemplo, nunca tuve el privilegio de escuchar a Carusso, aunque estuvo en La Habana y hay leyendas de esa presentación. Sin embargo, las grabaciones que tenemos del gran tenor no demuestran que fuese mejor que Pavarotti. No es sólo dar el “do” en el Rigoletto de Verdi o esta misma del Turandot de Puccini. Eso lo hacen muchísimos tenores de primera. Hablemos del misterio de la interpretación en vivo y la capacidad de transmitir la fuerza del personaje y la partitura a través de la música y la acción. En ese departamento me atrevería a decir que Pavarotti no tiene igual.

JR dijo...

De acuerdo con UIDP, no es solo su portentosa voz sino la monumentalidad de su ángel. De esas presencias que edifican imperios sobre un auditorio. Por cierto, creo que en algún momento habló sobre el peruano Juan Diego Flórez como su posible legatario en el bel canto.

marciamorgado dijo...

La pasión, belleza y poesía conque Luciano interpretaba iba mucho más allá de la técnica; su manera de transmitir el espíritu del bel canto, en particular cuando de Puccini se trata. Lamentablemente no se cuidó como ha hecho Plácido Domingo, pero en él se combinaba algo extraordinario. Me atrevo a decir que lo prefería en recital, sin ningún otro apoyo que su manera de vivir y comunicar la esencia de la música.

La Mano Poderosa dijo...

Watching his last public appearance at the Olympic games, one could tell he was aware that it was his farewell to all, Nessun dorma, Pavarotti

opiodelpueblo dijo...

Quizás no exista la leyenda, más que en nuestros sueños, quizás, esa niña, se me antoja llamarla Lucía, no tuvo el privilegio de viajar con Pavarotti, quizás, Lucía nunca existió.

Aún así, quedó maravillada con su canto, y en Milán, cada vez que se acerca a la vieja mercería de su pueblo, el señor, sin dudarlo, extrae del muestrario un blanco pañuelo, lo envuelve en papel cebolla, sin decir nada toma las monedas y ve perderse tras la esquina a Lucía, esa misma niña que viajó con Pavarotti.

Cuentan, nadie sabe con certeza, que ayer se colapsaron las entregas, que no hubo tiempo, que no llegaron, y que ahora mismo, miles de pañuelos blancos, esperan.

Me cuentan, y esto no es leyenda, que en Roma, ayer, el hilo musical del aeropuerto dejaba un rastro dulce a todos los viajantes, la voz, que en despedida despedía.

La Mano Poderosa dijo...

Hace ya muchos años, cuando Pavarotti cantaba y venia a Miami, y cuando en el exilio existia una cultura de Balet (Ballet Concerto), Teatro clasico, y musica, me recuerdo cuando un dia Pavarotti vendio su libro y lo firmo en Burdines. Yo no pude ir, porque mi trabajo no lo permitia durante esa epoca, pero mi suegra fue, se paro en una cola, y me regalo el libro, dedicado por Luciano Pavarotti. Hoy lo saque, me recorde del sacrificio que hizo mi suegra, que trabajo en El Encanto, como administradora y diseñadora, y acabo en el exilio trabajando por minimum wage" en North Shore Hospital, utilizando su creativo talento para crear y ayudar (durante las navidades ella tejia, en su tiempo libre, unas botas y frazadas para los niños nacidos prematuros, y los regalabas a las madres pobres), en si, siempre, como sabes AT, ayudo con su corazon a todos. Hoy me recuerdo esos tiempos, con ese libro en mano, le pido a Dios que Luciano le cante la Ave Maria de Schubert, en el cielo, ha donde espero llegar.

jose varela dijo...

La cancion mas fuerte de Luciano. Los expertos dicen que durante y al final de ella Pavarotti drenaba unas 700 calorias. Me lo creo. Era cuando mas sudaba.

Alex en NY dijo...

Emocionante e inolvidable.

La Mano Poderosa dijo...

Hoy fuimos a Villa Italia, y lleve mi CD de Pavarotti. Me lo pusieron mientras nos tomamanos un buen vino con nuestra cena italiana. Despues, nos pusieron un DVD de los tres tenores, visto en su nueva pantalla de television, HD, panoramica. Pasamos una noche de homenaje para un gran maestro, inolvidable y emotiva.

La Mano Poderosa dijo...

Mi favorito ...

Una Furtiva Lagrima - L’Elisir D’Amore - Gaetano Donizetti

Una furtiva lagrima
Negli occhi suoi spunto:
Quelle festosee giovani
Invidiar sembro.
Che piu cercando io vo?
M’ama, lo vedo.

Un solo instante i palpiti
Del suo bel cor sentir!
I miei sospir, confondere
Per poco a’ suoi sospir!
Cielo, si puo morir!
Di piu non chiedo.