martes, 1 de mayo de 2007

El filósofo y el canciller


Tumiamiblog


Ludwig Wittgenstein y Adolf Hitler aparecen en la misma foto, posiblemente tomada en en el patio de la Realschule en Linz, a principio del siglo XX. Ambos nacen en 1889, en el mismo mes de abril (con sólo seis días de diferencia). Dos destinos del siglo XX: El primero anuncia una profunda transformación en la filosofía moderna; el segundo crea un partido y elabora una teoría política que transforma una Alemania de pos-guerra, empujándola con Europa a la segunda guerra mundial y al holocausto. El judío Wittgenstein viene de una de las familias más acaudaladas del imperio austro–húngaro. Hitler nace bastardo y viene de una familia pobre (su padre era oficial del ejército). Wittgenstein se cría rodeado de lo mejor del ambiente artístico e intelectual de la Viena del momento. La niñez de Hitler es una de abuso físico a manos de un padre alcohólico. Hitler no termina la secundaria y desde los 13 años vive como polizón. Wittgenstein viaja a Inglaterra y se matricula en la Universidad de Cambridge, donde estudia filosofía con Russell y Moore (en 1913 Wittgenstein hereda la fortuna de su padre). Mientras, el indigente de Hitler merodea las calles de Linz, frecuentando el barrio de la comunidad judía; es allí que desarrolla un odio aberrante (“¿Puede ese tipo narizón con bucles negros colgantes ser alemán?”). En años sucesivos, Wittgenstein escribiría su famoso Tractatus (revolucionando la filosofía del lenguaje); más tarde Hitler confeccionaría Mi lucha. Wittgenstein, quien pasó toda su vida como un famosísimo profesor en Cambridge instigó una segunda revuelta en la filosofía moderna con su célebre Investigaciones filosóficas; Hitler terminó como amo y señor de Alemania -aunque no por mucho tiempo.

29 comentarios:

Anónimo dijo...

Fellito Adolfo desde chiquito.

Anónimo dijo...

Inke todos los ninos son lindos, pero que foto mas loca Triff!

maggy dijo...

ajaaaaaaá ¿y estas son horas de levantarse?

Anónimo dijo...

Es increible. Yo le veo clarito el bigotico.
Gillette

Anónimo dijo...

La huelga de dedos caidos (o teclados dormidos) de hoy, parece responder al "Dia sin Tecnologia" que propugnan en El Ojo y la Luz (enlace aqui al lado a la izquierda).
machetico

Anónimo dijo...

Hoy si

Anónimo dijo...

Me llevo

Anónimo dijo...

El

Anónimo dijo...

Numero

Anónimo dijo...

10!

Anónimo dijo...

OJO: Wittgenstein se cría rodeado (DE) lo mejor del ambiente artístico

Quisquilloso

Anónimo dijo...

Gracias quisquilloso.

wikipedo dijo...

Ludwig Josef Johann Wittgenstein (*Viena, Austria, 26 de abril de 1889 — †Cambridge, Gran Bretaña, 29 de abril de 1951) Filósofo súbdito del Imperio Austro-Húngaro, luego nacionalizado súbdito británico. En vida publicó solamente un libro: el Tractatus logico-philosophicus, que influyó en gran medida a los positivistas lógicos del Círculo de Viena, movimiento del que nunca se consideró miembro. Tiempo después, el Tractatus fue severamente criticado por el propio Wittgenstein en Los cuadernos azul y marrón y en sus Investigaciones filosóficas, ambas obras póstumas. Fue discípulo de Bertrand Russell en el Trinity College de Cambridge, donde más tarde también él llegó a ser profesor. Murió cerca de Elizabeth Anscombe, quien se encargó de que recibiera los auxilios de la Iglesia.

wikipedo dijo...

Del otro no vale la pena

wikipedo dijo...

Ppptttrrrrrshhhhhhhhhhh...Perdón

Anónimo dijo...

wiki, tremendo caldo!

Anónimo dijo...

no no no, se cagó

Un ignorante de pacotilla dijo...

Es curioso, porque nunca oí hablar de Wittgenstein en La Habana de los 40 y 50. Estábamos metidos en el discurso de Ortega y Gasset o el existencialismo de Marcel. A mi me era difícil aceptar un existencialista católico (y recuerdo que tuve algunas discusiones con Carlos M. Luis en La Habana al respecto). Creo que el discurso de Ortega nos atrasó un poco. Pero eso se lo dejo a los filósofos. Fue después de veinte años que me vine a enterar de este filósofo que transformó la filosofía del lenguaje a una especie de sicología práctica. Lamentablemente no tengo libros de Wittgenstein, pero me gustaría empollarme uno de ellos. Es una curiosa comparación que se justifica al menos en al menos en términos de tiempo y lugar. Podría añadirse que Hitler era un artista frustrado. He visto sus dibujos y acuarelas y no son tan malas. Claro, es como una nota al pie de la página.

Ro dijo...

Donde estaba metido Wittgenstein durante la WWII? Cual era su posicion? Que hizo? Del otro se sabe la plasta que puso...

Anónimo dijo...

Savino: La historia de la familia Wittgenstein es complicada. Uno de sus hermanos se suicido, el otro era un pianista virtuoso (que perdio una mano) y termino tocando solo con la mano izquiera (Ravel le dedico su famoso concierto para la mano izquierda). Las hermanas que se quedaron en Viena (por ignorancia a lo que ya era obvio) tuvieron que pagar casi toda la fortuna, para no ser internadas en un campo de concentracion. Ya cuando eso Wittgenstein estaba de vuelta en Cambridge. Era ya muy famoso y se queda ahi hasta que termina la guerra. Murio de cancer en la prostata en 1951. Hay una biografia muy buena de el de Ray Monk (si te interesa).
AT

Anónimo dijo...

Ya regrese de la Mega Marcha en pro de los immigrantes.
Si vieran que mona me veia con mi camiseta blanca con letras verde rojo y colorado que decia:
VIVA MEXICO, CABRONES!

dolphinviajero dijo...

Lean esto:

En la prestigiosa revista de Psiquiatría, The American Journal of Psychiatry, Volume 159 (6) June 2002, fue publicada una reseña de James Merikangas, M. D., sobre el libro "Hitler: Diagnosis of a Destructive Prophet", de Fritz Redlich M. D., donde este psiquiatra –que vivió en Viena en el mismo momento que Hitler- intenta encontrar diagnósticos médicos y psicopatológicos que expliquen, en parte, las conductas destructoras y criminales de este siniestro personaje.
Redlich se lamenta que nada sabemos de la educación en la infancia y el contenido de sus sueños, pero formula la opinión difundida de que Hitler padecía una malformación congénita del pene (hipospadias) y espina bífida. Una autopsia hecha por los rusos encontró que tenía un solo testículo, hecho que no reportó ninguno de los profesionales que lo examinaron en vida. Claro que, como dice Merikangas, de una malformación genital a la invasión a Polonia hay un gigantesco salto.
Otros han desarrollado la teoría del “complejo del Mesías”, “síndrome del hijo mayor encapsulado”, “personalidad borderline” o que era -según la explicación psiquiátrica de Hershman y Lieb- una “persona paranoide, megalomaníaca maníaco depresiva, cuya enfermedad lo llevó a cometer los más monstruosos crímenes”.

Ro dijo...

Gracias, Alfredo, sumamente interesante... Esa epoca siempre me ha parecido compleja e inquietante. Mi abuelo estuvo preso en un campo de concentracion en Alemania. Fue hecho prisionero en Grecia, desde donde los alemanes le hicieron caminar, junto a otro grupo de italianos disidentes, hasta Polonia. Se que se sale un poco del tema de la foto, pero comparte lo de historia "complicada"... Saludos.

Anónimo dijo...

Roberto con la historia de tu abuelo acabas de tocar "material de post". Y tu lo sabes.
AT

Anónimo dijo...

Hitler era holguinero.

jr dijo...

¿Hitler estuvo entre los asaltantes al Moncada? Disculpen es que tengo esa duda histórica.

Anónimo dijo...

La comparación es super interesante aunque algunos pudieran sacar unas deducciones erróneas con los contenidos de base de la comparación.

Una abrazo Alfredo

Amílcar

dolphinviajero dijo...

Alfredo y Rosie, creo que en verdad a un filósofo que presuma de filósofo pero que no logra ser filósofo, luego de este post, le queda otra alternativa que es la vocación del infausto canciller. En fín, hay muchas formas de reconocimiento. Aunque no todas son encomiables.

Anónimo dijo...

El blog se mueve entre el comunismo y el nazismo.