viernes, 16 de febrero de 2007

Amores in/temporales


Amílcar Barca

Nuestros amores tienen, como buenos que son, la pátina del desasosiego y el brillo de lo imprevisible. Queman. Ponen huevos en la hiel de la oración cuando los declaramos abiertamente... y se dulcifican a la luz de la noche entre el humo del tabaco y el humo de la memoria. Se mecen. Entre la pasión por la noticia de última hora y el chisme, flotan en la voz de los teléfonos. Se pierden en las preguntas. Abrigan la respuesta convenida. Son amores imposibles y a veces rozan la traición serena del cuchillo. Un día se levantan con la prisa de la carne y a la mañana siguiente se escinden en el desayuno. Tenemos amores religiosos que guardan la belleza con un dios a la medida y amores literarios que persiguen, como Don Juan, la vanidad. Con la barriga orgullosa, hay amores palpables de mujer que sostienen el fruto de la carne en sus entrañas. Amores de corazón tan blanco que llevan el color de la sangre en la culpa. Amores a una cama que no existe y amores de cama que no se dan al llamar la puerta en una cena. Hay amores poéticos (“Me puso sus dos ojos sobre mis dos ojos. Y todo lo vi ya negro".- J.R. Jiménez). Amores a los zapatos de una ciudad. Amores perros. Amores tibios que lucen su mejor vestido durante los fines de semana. Desnudos. Amores libres de ataduras. Secretos...que se esconden junto al frío diminuto de febrero. Amores por un país que ya no existe y a una infancia de Alicia. Amores viejos con el jugo de la adolescencia en la camisa. En fin, así son nuestros amores: magistrales como la medida del tiempo que los rige y los deshace. Amores.

13 comentarios:

La Cafeina dijo...

Que bello Amilcar! Como siempre, unico tu.

Anónimo dijo...

Bueni Amilcar,
Hay amores y amores, pero hay amores que hacen bien y amores que hacen mucho dano. Tambien hay amor bueno y mal amor. Si amamos mal y despues nos quejamos siendo los culpables, si una ama mucho y ni lo aprecian ese si que que es un amor desgraciado.
MD

Anónimo dijo...

QUE VIVA EL AMOR.
Narciso

jr dijo...

Bellísimo, Amilcar. Prosa en alambique hasta sublimar.

Anónimo dijo...

Me encanta Alfredo la imagen que la representa. Miró siempre fue un individuo que mostró el abanico del amor en lo más nimio y sencillo. Y yo amo lo mismo en las pequeñas cosas que nos rodean.Si no fuera por este sentimiento, yo no sé si aperaría en la próxima estación.

Amílcar

Alex NY dijo...

Muy bien por Amilcar. Este parrafo en particular aplica en mi caso: "Ponen huevos en la hiel de la oración cuando los declaramos abiertamente... y se dulcifican a la luz de la noche entre el humo del tabaco y el humo de la memoria".

El Buti dijo...

Ojala yo tuviera esa labia.

Inkieta dijo...

(suspiro profundo)

Anónimo dijo...

Amilcar mmmmmmmmuuuuuuuuaaaaaaaaaaahhhhhh

lahembraconhambre dijo...

¿me vas a dejar así, almibar de mi alma?

Anónimo dijo...

Eduard,
Koi wa nesshi yasuku
same yasui.

Momoko

Anónimo dijo...

Amilcar, que hay para hacer este fin de semana en Miami?

Anónimo dijo...

Eduard,
Koi wa nesshi yasuku
same yasui.
"Love becomes deep easily,
but cools down soon."

NoMomoko