domingo, 29 de octubre de 2006

Jineteras

1- Mi suegro, que es más comunista que Lenin y Marx juntos, se llenaba la bocaza diciendo que no había droga que eso era un cuento, yo me río bajito... si él supiera que la carne que se come se la debe a que su hijita linda hace de perchero, le da un infarto. [...] ¿Perchero? Simple, llevamos la droga escondida en la ropa, siempre ropa de gente seria, decente, para que nadie sospeche. [...]Somos ingenieros, estudiamos en la URSS y nos moriríamos de hambre. Ya vivimos como reyes. Y ahora, cuando al fin reconocieron que había droga en Cuba mi suegro se pone más serio que una tumba. 2- ¿En qué mundo tú vives, socio? La vida es una mierda en todas partes. Tú sabes porqué no me fui p’al Norte en una balsa, porque allá hay que pinchar. [...] De todos modos yo cobro por lo que hago. Las cuido como si sus bollitos fueran míos. Eso se paga. Si te pones a buscar te cuentan un montón de casos de tipas con las tetas picadas de cuajo, con las nalgas hechas tiritas, con la nariz arrancada, por buscarse los pesos sin nadie que las represente. Yo no las metí a putas. Yo nada más que las cuido y cobro por eso. 3- ¿Desvíos sexuales? Yo digo que toda persona tiene un diablo adentro cuando le toca estar encueros con alguien. Patricia, una vez se topó con un canadiense que se cagaba cuando se venía, y el olor a mierda le ponía durísima la mandarria. [...] A Manuela la salvé una vez, ahí, en el segundo cuarto, de un alemán que le gustaba clavar por el culo y dar piñazos en la espalda a la que clavaba. [...] Un español, dueño de una firma discográfica en la Habana, es enfermo a conectarse un poquito de electricidad en el rabo cuando tiempla [...] Ramona perdió a una muchachita de 15 años hace siete meses, porque un inglés, que se veía muy fino el tipo, le arrancó el clítoris de una mordida, y la pobre se fue en sangre. ¿Y la policía? Bien, ¿y tú? Mira niño, en este país cuando las cosas no quieren verse no se ven.-- Jineteras, Amir Valle, Planeta, 2006.

6 comentarios:

Alex NY dijo...

Historias tragicomicas y conmovedoras. La industria del sexo siempre existio, pero en Cuba es una bofetada al paraiso socialista y el hombre nuevo. Gracias por la sugerencia. Voy a ordenar el libro de Valle.

Boniatillo dijo...

esta fuerte fuerte fuertisimo masquefuerte, pero asi nos criaron alla, como animales cogidos por el pescuezo.
donde no hay ley, espiritualidad, derecho ni nada nada denadanadisima...

jr dijo...

El testimonio como género retórico, tan manipulado por los ideólogos castristas, se vuelve ahora boomerang en la pluma y la perseverancia de Amir Valle. Pregunto: ¿a qué no tienen cojones y ovarios para aceptar en los concursitos David, Casa de la Américas o 26 de Julio un documento literario como Jineteras?

La Mano Poderosa dijo...

Otro gran logro de la revolucion. Mientras develan la cabeza del comierdante en Nueva York, cerca del Marti en Central Park, por ser un "gran humanitario", la carne del pueblo se vende por placer y dolor. Entre la esclavitud exportada y las jineteras y jineteros, Fidel sale por tele anunciando su buen estado de salud. Todos sabemos que la muerte es segura, nadie la escapa. En lo que no estamos seguros es para donde iremos despues de esta etapa mortal. Las jineteras iran al cielo? No se, mas proable que si, pero, les aseguro que si existe algo peor que el infierno, fuera que la existencia en Cuba, ahi estara el comierdante cubano. Es si esta asegurado!

tumiami dijo...

Un trabajo investigativo como ese seria publicado en cualquier otra parte, JR. Al menos se lo publicaron en Espana.

Un ignorante de pacotilla dijo...

Tumiami, gracias por la información. ¿Dónde puedo comprar el libro en Miami? Recuerdo las prostitutas de la calle Zanja iniciándome en los misterios del sexo. Eran las incursiones juveniles en ese mundo otro que nadie se atrevía a comentar, pero en la noche, todos deseábamos. Luego, cuando crecí, guardaba esa memoria de un capítulo íntimo de mi vida en esas calles húmedas y perdidas. El olor a vicio puede tener un perfume. Es la condición humana... su libertad. Fue Castro quien lo presentó como un pecado social, la lacra del imperialismo. ¿Qué país del mundo por desarrollado que sea no tiene prostitución? Un fenómeno social muy complejo aunque no es menos doliente.