miércoles, 11 de octubre de 2006

El circo (segunda parte)


Tumiamiblog

Uno supone que la política (de acuerdo con los firmantes de la constitución) es “el arte del compromiso”, que es mejor gobernar por consenso que a la fuerza; uno supone que es lo mejor para la ciudad multicultural donde vivimos. No, estamos equivocados. En Miami se gobierna a golpe de gritos. No fue suficiente el circo de los 90... ¡se avecina el circo de los 2000!

9 comentarios:

La Cafeina dijo...

Que la ciudad de Miami es un circo lo sabuiamos hace tiempo, pero nosotros somos los payasos que votamos!

Inkieta dijo...

REPENT!
THE END IS NEAR.

Looks like North Korea is looking for a duel to the death, uh?!

La Mano Poderosa dijo...

Es la ciudad o el condado? Actuan a veces igual, pero tienen diferentes funciones. Como ciudad, Miami tiene su entrenador de leones Manny, y su payaso Regalado. Como condado Alvarez quiere centralizar las decisiones con un sistema de alcalde "fuerte" para acabar con las posibilidades de corrupcion, y mover mas rapido con sus planes de progreso para el condado. Si, es una batalla de poderes entre la comision y el alcalde. Muchas de las mayores ciudades tienen un sistema de un alcalde fuerte. El gran problema es el balance de los poderes, no es que Alvarez sea un alcalde corrupto, pero, el proximo alcalde quien sera? Si nos cae uno bien corrupto, y fuerte, la pelea solo la gana el tiburon que salpica...

Boniatillo dijo...

eso lo an echo antes...cuando a boniatillo le toco votar si fumamos o no en los restaurantes, lo que decia el boleto era que no le ibamos a echar el humo arriba a los viejitos y los ninos. resulta que prohibieron fumar y punto. era un boleto tramposo.

La Mano Poderosa dijo...

Inkieta, Ya lo he dicho anteriormente, estamos ya en la tercera guerra mundial....

tumiami dijo...

Inkie, no te busques la lengua a Mano.

Inkieta dijo...

No se si ponerme a reir o a llorar.

La Mano Poderosa dijo...

Inkieta,
Como el canto Mexicano, "Llorar y llorar, llorar y llorar..."

La Mano Poderosa dijo...

Ay tumiami, buscarme la lengua? Se encuentra entre mis dientes, no es tan dificil encontrarla!