domingo, 15 de octubre de 2006

Aplastamiento de las gotas

Con el índice toco las gotas sobre el vidrio del parabrisas, detenidos ante la luz roja del semáforo. La luz ha quedado atrapada en las gotas de agua. Entonces el agua dispone de la luz púrpura y la desangra. Los niños entendemos ese drama silencioso, amarrados junto al chofer.-- Rosie Inguanzo

6 comentarios:

La Mano Poderosa dijo...

RI,
La obra del Argentino Julio Cortazar es buena (nacido en Bruselas, Belgica, de padres Argentinos)
Solo posteo su "Aplastamiento de las Gotas....
A leer el poema , las gotas nos caen sobre nuestra alma....

APLASTAMIENTO DE LAS GOTAS

Yo no sé, mirá, es terrible cómo llueve. Llueve todo el tiempo,
afuera tupido y gris, aquí contra el balcón con goterones cuajados y duros, que hacen plaf y se aplastan como bofetadas uno detrás de otro qué hastío. Ahora aparece una gotita en lo alto del marco de la ventana,
se queda temblequeando contra el cielo que la triza en mil brillos apagados, va creciendo y se tambalea,
ya va a caer y no se cae, todavía no se cae.
Está prendida con todas las uñas, no quiere caerse y se la ve que se agarra con los dientes mientras le crece la barriga, ya es una gotaza que cuelga majestuosa y de pronto zup ahí va, plaf, deshecha, nada,
una viscosidad en el mármol.
Pero las hay que se suicidan y se entregan en seguida,
brotan en el marco y ahí mismo se tiran,
me parece ver la vibración del salto, sus piernitas desprendiéndose y el grito que las emborracha en esa nada del caer y aniquilarse.
Tristes gotas, redondas inocentes gotas. Adiós gotas. Adiós.

La Mano Poderosa dijo...

AT, La musica en el video es de Piazzolla?

tumiami dijo...

Mano, si no es Piazzola es bien Piazzolesco.

jr dijo...

Siempre de niños hemos sido el testigo imprescindible

A.B dijo...

Cortázar me acaba de entristecer el día, pero yo me siento unido a la lágrima y a la lluvia. Sin ellas, no hay manera de seguir en el "aquí". Unas tienen la sal de dolor, las otras se mecen en las hojas de mi patio durante la tormenta.

Gracias Rossy

Amílcar

La Mano Poderosa dijo...

Si, A.B. Vivimos en la lluvia, y somos cada uno solo una gota en esa continua tormenta. Algunos, escojemos que nos lleve la lluvia, mientras pocos, con sus uñas, tienen al valor, de enfrentar, y pelear, dentro del diluvio, LA VIDA!