martes, 7 de febrero de 2006

Tres árboles


Por Alejandro Robles

Según la leyenda, un antiguo emperador chino, a quien los médicos habían aconsejado tomar enormes tazas de agua caliente para aliviar sus problemas digestivos, se sentó una tarde con su enorme tazón humeante bajo un árbol de té. Sin que el emperador lo notara, unas hojas del árbol de té cayeron al agua caliente. El físico y matemático ingles Isaac Newton meditaba bajo un árbol y le cayó una manzana en la cabeza. A principios del siglo XVI, Paracelso, médico y alquimista, pasó toda una noche encerrado en su gabinete leyendo antiguos manuscritos. Al amanecer, se acostó bajo un árbol y unas gotas de rocío le cayeron en los ojos. El emperador chino descubrió el té que se difundió después por todas las cortes orientales. Isaac Newton descubrió la Ley universal de la gravedad y, según se dice, aquella mañana de 1512, Paracelso inventó el colirio.

53 comentarios:

Anónimo dijo...

Paracelso, o mi abuela invento el colirio?
Peter Pan

Anónimo dijo...

"Hay razones del corazon, que la propia razon desconoce"...Que lastima tu suerte de bufon de un tubloc en Miami, tu eres mejor que esto, tu eres mejor que tus errores, tu eres mejor, aunque la inercia de la irresponsabilidad te haga volverte ego de tus verdugos.
Suerte Brother!!!

Anónimo dijo...

Lindo Alejandro, como siempre. Val;en las coincidencias.
Cafeina

Anónimo dijo...

Este poema de Gabriela Mistral le viene bien al post de hoy, aunque no hay una relación directa. Disfrútenlo.

"Tres árboles caídos
quedaron a la orilla del sendero.
El leñador los olvidó, y conversan
apretados de amor, como tres ciegos.

El sol de ocaso pone
su sangre viva en los hendidos leños
¡y se llevan los vientos la fragancia
de su costado abierto!

Uno torcido, tiende
su brazo inmenso y de follaje trémulo
hacia el otro, y sus heridas
como dos ojos son, llenos de ruego.

El leñador los olvidó. La noche
vendrá. Estaré con ellos.

Recibiré en mi corazón sus mansas
resinas. Me serán como de fuego.
¡Y mudos y ceñidos,
nos halle el día en un montón de duelo!"
Un ignorante de pacotilla

Anónimo dijo...

Tres tristes tortugas?

Anónimo dijo...

Oye Robles no le hagas caso a esa Machenka sonsa con su "suerte brother" para despues tirarte a matar. Me gusta tu estilo y forma de escribir y resolver los asuntos. Y que viva la tortuga!
El Buti

La Mano Poderosa dijo...

Fontainebleau (Three Trees)
by - Gilbert Munger (1837-1903)
28 x 36, oil on canvas.
Tweed Museum of Art,
Univ. of Minnesota Duluth.

Anónimo dijo...

Debian ser tres robles, asi tendria sentido los juegos de tejer historias de Robles.

Anónimo dijo...

Tres Tristes Robles?

Anónimo dijo...

Robles el ingenioso, Robles que nace torcido jamas su tronco endereza

Anónimo dijo...

Creo que Robles se retirara pronto del Blog, al pobre nadie lo deja en paz y es lo mejor de este Blog de M...

Anónimo dijo...

Un día mientras cocinaba una tortilla a la francesa, en el batido del huevo, me cayeron unas cuantas hojas de orégano de una ensalada que estaba aliñando. Desde aquel día cada vez que hago una tortilla a la francesa le añado la misma especie. El resultado ... compruébenlo ustedes mismos. Mi nombre es Amílcar Barca. No lo olviden cuando lo lean en la Biblia de la Cocina y pongan que el inventor de la tortilla de orégano soy yo. Gracias Alejandro por hacerme sentir importante a través del descuido.

Amílcar

Anónimo dijo...

Habra que probar tu tortilla Amilcar. Otra casualidad culinaria es el arroz con mango. De acuerdo, el post de Robles (hay otro por ahi de Luis Soler) le apuesta a eso.

Anónimo dijo...

Hoy va a haber clase de cocina?!
Me voy.
:)

Anónimo dijo...

Vizcaino,
Ya que pintas como un niño, tendras que pasarte una vida para intentar a dibujar como Rafael.

El Critico de Arte

Anónimo dijo...

Me gusta el tema: Estoy seguro que la acción de la levadura es pura casualidad. Lo mismo con el fuego. ¿Quién lo inventó? Nadie. Un relámpago una astilla o un tipo con dos piedras jugando. Hay quienes dicen que lo mejor de la ciencia nace así.
Un ignorante de pacotilla

Anónimo dijo...

"Yo, Galileo Galilei, hijo del difunto Vincenzo Galilei, florentino, comparezco ante este Santo Tribunal y de rodillas ante Vuestras Eminencias...juro que siempre he creido, creo y con la ayuda de Dios creere en el futuro todo lo que sostine, predica y ensena la santa Iglesia Catolica apostolica y romana...tras una prohicion absoluta que me fue impuesta judicialmente por este Santo Oficio, para que abandonara por completo la falsa opinion de que el Sol es el centro del mundo y permanece inmovil, mientras que la Tierra no se haya en el centro y se mueve y para que no sostuviera, defendiera ni ensenara de ningun modo ni de palabra ni por escrito dicha doctrina y tras serme notificado que esa doctrina era contraria a las Sagradas Escrituras, yo escribi e hice imprimir un libro en el que discuto esa doctrina ya condenada y aduzco en su favor argumentos de mucha fuerza, sin ofrecer a la vez refutacion y por esta causa el Santo Oficio me ha declarado vehemente sospechosos de herejia, es decir de haber sostenido y creido que el Sol esta en el centro del universo e inmovil y que la Tierra no esta en el centro y se mueve. Por eso como deseo borrar de las mentes de Vuestras Eminencias y de todos los cristianos creyentes esta grave sospecha, que razonablemente habeis concebido contra mi, con sincero corazon y no fingida fe, abjuro de los errores y herejias dichos, y los maldigo y los detesto..."

Anónimo dijo...

Galileo era un genio, da risa como repite su verdad una y otra vez, mientras "abjura". Conocedor de que alguien leeria esos documentos del Vaticano y la Inquisicion y entonces tendria el verdadero perdon eterno.

Anónimo dijo...

A proposito de Colirios, el Bascom Palmer Institute, (reconocido centro de Oftalmologia de este estado), esta distribuyendo unos papelitos para que no se use Visine, a saber exactamente la razon.

Anónimo dijo...

Bravo Robles.
Alejandro Ferreira de NY

La Mano Poderosa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

la historia esta llena de azares maravillosos, que robles escriba en el blog sera un de ellos?

Anónimo dijo...

Buenas Tardes, Mano, muy interesante, as usual.

La Mano Poderosa dijo...

Muchas de las cartas privadas de Galileo a su hija (una monja) fueron desaparecidas y proablemente quemadas al morirse su hija. Su hija fue una monja, Maria Celeste (Virginia) Galilei (1600-1634). En su correspondencia con su padre muchos temas surgieron sobre el genio del renascimiento y sus pensamientos privados. Solo existen unas 120 cartas de las inumerables escritas. Solo con esas pocas, nos ilustra en que Galileo fue una persona, cual sufrio, amo, y al morirse penso que fue un fracaso. Que ironia, los que dan mas, siempre mueren pensando que no han dado suficiente, mientras que los que cojen mas, piensan que han sido un gran exito.

Anónimo dijo...

Robles el rocio y el colirio, buen final. Pero pienso en el rocio y las lagrimas, lagrimas de cocodrilo, lagrimas de tortuga. Y la tortuga donde esta?

Anónimo dijo...

Robles, donde escribiste eso? en un "jacuzzi"? estas muuuyy relajado. Donde estan tus angustias, tus deseos contenidos, tus misterios...?

Anónimo dijo...

Robles lo escribio bajo un arbol o bajo su propia sombra, al fin y al cabo el tambien tiene apellido de arbol.

Anónimo dijo...

Robles es un arbol o una ramita de Roble, es bien flaco, asi que yo creo que es una rama.

Anónimo dijo...

Buen cierre, siento que el azar que ha guiado mi vida no es gratuito, esto me hace sentir mejor...

Anónimo dijo...

Que divertido sera para Robles leer todo esto.

Anónimo dijo...

Inkie, me ha confesado que se rie de lo lindo de nuestras locuras. Cocinas? Hay frio en Chicago?

Anónimo dijo...

Alfredo, yo lo unico que se hacer para cenar son: reservaciones!

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Ay, creo que la regue. Aqui son bien mal pensados, mejor borro lo anterior!

Anónimo dijo...

No creo, Inkie, aqui la gente te quiere.

Anónimo dijo...

No todos, Alfredo.
Para aclarar, no cocino pero:
se bordar, hago arreglos florales, bailo Hawaiano y declamo muy bonito.
JAJAJAJAJAJAJAJA

Anónimo dijo...

Todos ganamos con el té, la gravedad y los colirios, pero ¿cuánto nos hemos perdido? ¿En qué maravillosa obra pensaba Esquilo cuando le cayó la tortuga en la cabeza? ¿El vulcanólogo que estaba a punto de inventar un aparato para predecir las erupciones cuando un chorrito accidental de lava se le escurrió entre el frontal y un parietal? La suerte influye, caballeros. La experiencia de la gran mayoría de nosotros bajo las ramas de un árbol es una cagadita de un pajarito majadero.
Bassethound

Anónimo dijo...

boniatillo no sabe por ejemplo, por que existen tantas casualidades sospechosas. por eso creo que ROBLES escribe sobre lo que no es dicernible...

Anónimo dijo...

Mi te (con acento en la e) es el Earl Grey.

Anónimo dijo...

Escribiría más, pero mejor me voy pa’ fuera a ver qué carrizo me cae encima y así entrar, yo también, en las páginas de la Historia... o, en el peor de los casos, en un blog.

Helen Tusiasta

Anónimo dijo...

Confirmo que Alfredo es un gran alquimista de los fogones. Lo atestiguo sin paliativos :tiene el don de la idoneidad y el completo conocimiento de la técnica culinaria.

Amilcar

La Mano Poderosa dijo...

Alfredo,
Cual es tu receta para la sopa de tortuga?

Anónimo dijo...

Viste Ale como te dejé tranquilo todo el dia. Pero dime; y el premio qué?
Lucio.

Anónimo dijo...

Si LUCIO le dice Ale es porque lo conoce, no se dan cuenta que lo conoce, pero lo terrible es que lo envidia y siempre lo envidio, toda su vida lo ha odiado porque es cojo y amargado y Robles le quito la jeva y ademas tiene talento y el no.

Anónimo dijo...

Adoro los textos de Robles y detesto a los envidiosos, pero Robles metele sexo al asunto, queremos sexo.

Anónimo dijo...

Mano, soy conservacionista.

Anónimo dijo...

Dicen que cuando Robles nacio se cayo de un arbol.

Anónimo dijo...

Me rei con tu texto, ers ocurrente, pero se que lo de Paraceslo es mentira Robles, mentira. el coliro tiene que ser posterior.

Anónimo dijo...

Azar y coincidencias, todo es coincidencia. La historia esta llena de esos espejos que se reflejan

Anónimo dijo...

No creo que los filosofos del determinismo estuvieran de acuerdo con eso de que todo es azar y coincidencia, el texto es gracioso y ese es su unico objetivo, creo yo.

Anónimo dijo...

Hay Robles tu y tus juegos, este texto te lo dicto tu tortuga... Por que no haces uno que se llame las tres tortugas...

Anónimo dijo...

Alfredo hace pensar que los tres arboles estaban en el mismo lugar y en el mismo momento: buena ilustracion...

Anónimo dijo...

A Robles le faltas aui muchos arboles, el arbol de navidad, el arbol de familia, el arbol de la vida y el Roble. Esta bueno Robles, sigue asi.