sábado, 24 de diciembre de 2005

Jugada inoportuna

Por Amílcar Barca

La muerte vino clásica como siempre, es decir, de negro y con rubíes en el espectro. Yo salía de mi casa despacio con la mugre de llovizna en los zapatos y una bulería flamenca salpicando mis labios. Iba a trabajar y era modestamente feliz aquella mañana. La luz del astro se levantaba lenta, un pedazo de luna en el oeste me indicaba que aún el día podría salvarse en cualquier jardín. De repente, este mismo adverbio se tradujo en una red frente a mí: los cristales crujieron y el blanco terroso del air-bag me advirtió que aún mis sentidos se sostenían. Huí hacia la acera. Me abracé a una señora mayor y, visto que el vehículo que había colisionado frontalmente contra mí permanecía en silencio… temí lo peor. Al abrir la puerta, una mujer afroamericana temblaba mientras sus lágrimas se deslizaban hasta la camisa. La acuné y le advertí que hasta que no llegara la ambulancia mis brazos seguirían junto a los suyos. La ambulancia llegó. La policía unos minutos más tarde. Cuando el ruido de sirenas cesó le pedí al agente de ambulancias el nombre y la dirección de la víctima. El hombre me advirtió que no daba datos de identificación a nadie. La muerte se había ido esta vez con el registro del formulario vacío. Yo, que le había aclarado que escogiera mi lugar antes que aquel cuerpo joven y oscuro, la maldije. Una jugada poco oportuna del inconsciente apareció más tarde. Había perdido el papel del policía, con el nombre y el teléfono de aquella mujer. Peor que la muerte fue la aparición de su hermana la culpa. Dos días más tarde en un registro de llamadas se oyó una voz que especificó muy abiertamente una necesidad: I need the phone number of your lawyer. Plesase call me. De hecho, lo que se había llevado por delante la muerte, fue a su hermana. Ahora sólo inquieto por la gestión de la clínica de multas, espero celebrar la vida en el último brindis del año en Roma. Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo.

8 comentarios:

machetico dijo...

Confusa narracion la de Amilcar. O no leo bien ya o no esta claro como fue el accidente ni quien fue el muerto o si hubo muerto en realidad. Pero bueno, es literatura. Si le paso algo parecido en la realidad o no, no tiene importancia. Es un relato y da lo mismo que sea confuso o no. Hay quien encuentra confusa la abstraccion en pintura, por ejemplo, y quien le cuestiona su derecho al abstractero de pintar como le de la gana. Podria haber sido igual un relato escrito solamente con Y o X o Z o K u otras letras exoticas. La cuestion es que hoy es Nochebuena y quiero felicitar a Amilcar y a los otros amigos de tumiami. Cuidense y no se jarten. Un abrazo.

Padre Luigi dijo...

Amilcar, haberte conocido fue una de esas cosas muy buenas que pasaron este año que termina. Quiera Dios que esos encuentros de tapas y copas reunidos de buenos amigos se prologuen y los disfrutemos con buena salud. ¡Que el señor te bendiga!

A.T. dijo...

Lo mismo: Felicidades para todos!!

Vizcaino dijo...

El mejor puerco,lo comi ayer en casa de Luis Soler.Parece que a los intelectuales de Miami le ha dado por ser grandes cocineros,.

machetico dijo...

Una entrevista a un artista angolano, Fernando Alvim:

CH: Para el proyecto "memórias íntimas marcas" invitaste a otros artistas a crear obras en Cuito Cuanavale, uno de los más sangrientos campos de batalla angoleños, para después organizar una exposición que recogía todos estos trabajos. ¿Podrías explicar como desarrollaste el proyecto?

FA: En primer lugar, en 1996, como en cualquier otro proyecto, monté una pequeña oficina con cinco colaboradores, y la primera fase era la de encontrarnos con políticos, como también hice para la Trienal. Tenía la idea de "memórias íntimas marcas" desde 1992, pero todavía no era un buen momento para llevarlo a cabo. Simplemente era demasiado pronto. En 1996 me pasé casi todo el año intentando convencer a los políticos para instalar la infraestructura en Luanda, y esa es la razón por la que la primera parte del proyecto estuvo financiada por compañías e instituciones angoleñas. Después también tuvimos el apoyo de la Unión Europea. Tras un año en Luanda, empezamos a trabajar en 1997 con el artista cubano Carlos Garaicoa, y el sudafricano Gavin Younge, además de dos comisarios e historiadores de arte de Cuba. Nos acompañaba también un equipo de la Televisión de Angola y un pequeño equipo de gestión. Antes de empezar en los trabajos que serían mostrados en la exposición, fuimos al sur de Angola, en Cuito Cuanavale, y nos quedamos ahí doce días. No teníamos ningún planteamiento previo de cómo trabajaríamos, era todo muy libre. De hecho, el artista cubano empezó a desarrollar la idea de su proyecto allí mismo, trayendo un videoartista cubano que había sido soldado en Angola cuando tenía dieciocho años. Así pues, se trataba de quedarnos en Cuito Cuanavale y encararnos con la realidad, mirando el espacio, pensando en los proyectos...
La gente estaba bastante preocupada. Hice entrevistas con los artistas de Cuba y de Sudáfrica. El sudafricano tenía realmente miedo de ser reconocido como un antiguo soldado de Sudáfrica, y eso es lo que se puede escuchar en el video. El artista cubano estaba muy afectado por todos los cubanos asesinados en la zona -de hecho fueron muchos- y no podía comprender por qué fueron allí, como por ejemplo algunos de sus antiguos compañeros de colegio.

machetico dijo...

Europa Press, 19 de octubre de 2005.

El artista plástico cubano afincado en Lisboa, Norge Arostica Arechea inaugura el jueves 20 de octubre la exposición 'Entre dos aguas"', en el Café Habana de Cáceres. Según informa el artista a Europa Press, la inauguración comenzarán a las 21.00 horas en el Café Habana y posteriormente se celebrará una fiesta cubana.

Norge Arostica se graduó en la Escuela Profesional de Artes Plásticas Óscar Fernández Morera, de Cuba, en 1994, en las especialidades de escultura, pintura y joyería, y pertenece a la Asociación de Jóvenes Artistas Cubanos AHS, y al fondo cubano de bienes culturales.

El anonimo dijo...

Wao, Man dats hevy Amilcar, he kilt un ladi wif de maquina. En crissmas, k triste, carojo!

La Mujer Maravilla dijo...

Me encanta la manera de escribir de Amilcar.
Felicidades a todos!!