jueves, 21 de abril de 2005

Operación Caballo de Troya

Por Carmen Díaz

La prensa trae historias sobre Mariel: “la generación exitosa”, “tropa de artistas e intelectuales que cambiaron el perfil cultural de Miami”, “grupo de exilados con high upperclass mobility”. Qué dulce suena veinticinco años después. Ya no tenemos la cara cortada. “En Cuba me llamaron escoria y aquí también. ¡Qué barbaridad!” , decía la canción de J. M. Cao en el décimo aniversario de la flotilla. Dos años después de Mariel el recelo y el carácter peyorativo del término marielita eran tan altos que escribí una columna en Palestra, del Herald. Mi nota terminaba con los versos de una carta rimada de José Martí a Néstor Ponce de León: “Quién con injurias convence? / ¿Quién con epítetos labra? / Vence el amor. La palabra, / sólo cuando justa, vence.” Quise suavizar la animadversión que en algunos círculos provocaba descubrir a uno de mis compañeros de viaje. Recuerdo que en el año 81 tenía un assistanchip en UM. Mis alumnos de premed me preguntaban azorados: “¡¿Usted vino en los botes?!” Disfrutaba sacarlos de la duda diciéndoles el nombre de “mi” camaronero, las peripecias en altamar...Pero “el tiempo pasa y algunos (no yo) se van poniendo viejos”, el tono de ahora es apologético y venció a la palabra justa. El recelo original fue exportado por el gobierno de la isla, que presa de la furia vociferó consignas, epítetos ofensivos contra los “hombres (y mujeres) nuevos” que salían en desbandada. Huíamos de la desesperanza y la mayoría ha conquistado el respeto de una ciudad con otra ciudad sobre los hombros. Hemos aprendido a amar a otra ciudad sin dejar de amar la otra, en la que pensamos cuando escribimos, creamos o soñamos. De estos 46 años pocos sucesos han resultado un gran tiro por la culata para el gobierno cubano. Sus servicios de inteligencia lo llamaron “Operación Caballo de Troya” en un intento de desestabilizar al vecino del norte, boicotear cualquier intento amigable de Carter, impedir su reelección y exportar sus miserias isleñas. Política de fines, que ni siquiera se abstuvo de lanzar al mar a la población más frágil de la sociedad, sus enfermos mentales (Cuba siempre ha tenido jueces en el Tribunal Internacional de La Haya. Me pregunto, cómo juzgarían esto.). El Caballo de Troya, Camaronero del Estrecho trajo miserias y esperanza. Veinticinco años después estamos aquí para contarlo.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Un tema escabroso porque hasta los que no somos marielitos fuimos afectados. A mi familia le llenaron el bote de enfermos mentales si, como bien dices Carmen, con la condicicon de que despues de un par de viajes nos dejarian ir a toda la familia. El Mariel termino y nos quedamos esperenado. Fue tambien un gran fraude como todas las patranas del gobierno. Pero nos quedan gente como tu, Reinaldo Arenas, Juan Abreu, Mirta Ojito, entre tantos otros valiosos "marielitos". Isabelita

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

ESCORIA!!!
KGB

Anónimo dijo...

Carmen,lindo post. Cuando llegamos eramos la "escoria". No fue facil lidiar con el estigma. Fueron dias dificiles. Tambien ese exilio tenia una historia negra de "actos de repudio". Ahora las cosas han cambiado. Mucha gente de alla no pudieron soportar el cuento y decidieron emigrar. Nosotros nos superamos y demostramos lo que podiamos dar como grupo. Despues de 25 anios, creo que el saldo ha sido positivo.
Ojo Pinta

Anónimo dijo...

Carmen: Como bien dices, en el campo artistico, por ejemplo, curadores y directores de museo ya admiten (publicamente)que el Mariel cambio --conceptualmente-- al exilio. Se lo he oido de la boca de Bonnie Clearwater (de MoCA) y de mi amigo Fred Snitzer. Pero como dice Ojo Pinta, eso tomo tiempo. Recuerdo la primera vez que vine a Miami de NY, con la Charanga, por el 81. Me parecio muy limpio, pero en los clubs latinos el ambiente era de coca bien fuerte. La playa estaba vacia. A cualquiera le metian un tiro si jodias mucho con el claxon. Hace 25 anyos... que es casi una vida.
AT

CD dijo...

AT: Cierto que habia violencia y cocaina por un tubo y siete llaves, pero el Mariel no fue la causa, (sin duda contribuyo). Hay un libro de Alejandro Portes y Alex Stepick: City on the Edge,1993, que merece la pena ser leido. Aunque hay mucho mas que decir y su tesis de que esta ciudad puede explotar en cualquier momento es discutible, es un estudio muy serio. Los marielitos le vinieron como anillo al dedo a los carteles de la droga y a sus contrapartidas en el mundo anglo.

Anónimo dijo...

"Isabelita" ya que hablas de Mirta Ojito, su analisis sobre el Mariel en su libro "Finding Manana" es un estudio serio sobre el tema. Segun lei (voy a salir a comparlo en cuanto pase por Books and Books) la escritora afrece datos importantes de como se dio el fenomeno. Te felicito Carmen por haber sobrevivido la tragedia. AlexB

La Mano Poderosa dijo...

Felicidades Mariel

Me recuerdo como ayer, el registro, las lagrimas de mi madre, "la pecera", el avion. Ya este año cumplo 44 años de mi salida. Cuantos aniversarios: los "Freedom Flights", los "Pedro Panes", "Camarioca", "Mariel", "Los Balseros de Guantanamo" y cuantos mas. Algunos tienen el “beneficio” de conmemorar en grupos, otros en soledad. Me pregunto, el dolor y el vacio es el mismo para todos?
Si, pienso que habran muchos que ni quieran o desean recordarse. No fue una buena experiencia. Dejarlo todo, la familia, las fotos de los abuelos, los amigos, y la Patria. Te haces un Americano, aprendes el idioma, entras en el "mainstream", haces carrera con familia, y todo lo posible para triunfar. Eres Americano? Cuando cuentas tu tragedia, y la de tantos, a otros que no son Cubanos, fijate en sus rostros. Tienen lastima de ti, o piensan que eres un loco o un exagerado? Si estas en Europa, y dices que tu eres Cubano, se sonrien! Si le dices tambien que eres de Miami, se alejan de ti, tal vez pensando que eres un "Mafioso". Si, otro aniversario, felicidades a todos! Mucha prensa, exhibiciones, libros, radio y television... Bravo!
Y despues que? Next year in Havana? Hablale al espejo, y cuentale todo! Fijate bien en su rostro...

La Mano Poderosa

Anónimo dijo...

De acuerdo. No digo que los marielitos fueron la causa. La cultura de la "coca" ya estaba de subida desde fines de los 70. Hubo mucho latinoamericano y cubano-americano que se metieron en el bote de la droga. Parecia una manera facil rapida y con relativamente poco riesgo de ganarse la vida. Todo antes del "zar dela droga" y gobernador de la Floridad. Dices "anillo al dedo" porque nuestra generacion (la que Fifo llamo "nueva") no tenia la mas minima idea de las reglas del juego en la yuma. Claro, examinar causas es muy complejo y yo ahora estoy tirando por la libre.
AT

Anónimo dijo...

nada volvio a ser lo mismo despues del Mariel. ni Cuba ni Miami.

La Mano Poderosa dijo...

En Miami fue mejor, en Cuba peor.

brother dijo...

asere yo me estoy echando SCARFACE con mis amigos raperos y el ambia de overtown
el bro

Anónimo dijo...

Tremendo peliculon! Yo vine por el Mariel y en Miami no habian niches Cubanos en multitud, hace 25 años atra. Pero consorte, tampoco habia rumba y muy poco bembe. Lo unico que no me gusto de la pelicula es la falta de niches! Despues de todo, pusimos la cultura Afro-Cubana en alto. Gracia a mi ambia asereko, Adalberto, la rumba se puso buena en JJ. El y el Negro Reymart, (mis consortico y primo de Pancho Quinto,) armaron el primer rumbon en un lugar nocturno (ese blanquito siempre se ha ocupao de mantener la rumba en alto y por eso le pusieron "El Sacerdote de la Rumba") Mientras los blanquitos Marielitas estaban inundando la ciudad con "perico" y fuma, nosotros nos ocupabamos de otras cosas mas importantes. Si, hubieron unos cuantos Marielitos que se habian educao en Cuba, que la pusieron. Pero en realidad, les tomo trabajo la aceptacion a esta sociedad y se dieron cuenta de lo que hemos pasao los niches por muchos siglos! Nadie habla de como nos descriminaron desde que llegamos a este pueblo. Yo conoci unas negronas que me llevaron pa' su casa en Overtown y me enseñaron Ingle a la fuerza. Tremendo bele bele!

Anónimo dijo...

Se me olvido firmar...El Ambia de Overtown!