domingo, 11 de septiembre de 2016

El guardabosques, alternativa informativa desde Cuba


Acusamos recibo de la Web El guardabosques: Una alternartiva en acción y comunicación ambiental.

En "Acerca de", El guardabosques declara sus objetivos:

*Generar de forma integral, equilibrada y continua información inédita o no, que constituya un aporte referencial sobre el tema de la protección al medio ambiente.
*Promover acciones de carácter cultural, medioambiental, científico y productivo generadas dentro o fuera del Proyecto, siempre a escala comunitaria.
*Favorecer la formación de valores identitarios que contribuyan a reforzar en la comunidad el sentido de responsabilidad y pertenencia hacia su entorno.
*Divulgar y apoyar acciones autónomas de personas o colectivos relacionadas con el ecologismo.
*Contribuir al empoderamiento de los ciudadanos estimulando la autogestión como principal mecanismo para enfrentar los retos de la protección ambiental.

Precisamente el tipo de activismo, desde Cuba, que da esperanza. Por ejemplo:


Calles de Alamar convertidas en basurero, de Jimmy Roque Martínez:
Aunque no es novedoso encontrar tales imágenes dispersas por toda la capital cubana, sorprende la situación generalizada en esta localidad del municipio Habana del Este, donde viven más de 90 mil habitantes. La situación es tal, que el Canal Habana, de la televisión cubana, dedicó un reportaje al tema, mostrando los contenedores colmados de despedicios, las aceras y parterres infestados de desechos, focos de vectores de enfermedades como mosquitos y roedores.
O Mugre post victoria, de Pedro Manuel González, quien articula con fina ironía:
Frente al combativo edificio donde vivimos, bloque entusiasta del realismo socialista (alberga hasta una vicepresidenta del gobierno), y que está plagado de informantes con periscopio, evasores fiscales y jugadores de bolita (quienes suelen coincicir en unos mismos seres) este “perro muerto” -nunca mejor dicho- aguarda porque alguien se apiade de sus restos u oficie la misa. (...) Auras tiñosas, gatos hambrientos, ratas más bravas que aquell@s vecin@s y hasta alguien sorprendido in fraganti abandonó su par de zapatos, componen el mosqueado/mosquiteado muestrario del horror… y de la peste más celebraticia.
O el post imformativo ¿Sabes cuánto tarda en desaparecer lo que tiras en el campo?

Las páginas de la Web salpicadas de collages fotográficos que no necesitan palabras.



¡Apoyemos a El guardabosques!