lunes, 25 de abril de 2016

Los sueños truncados de la nueva ola de cubanos...


Aquí tienen tres jóvenes de la nueva ola de cubanos.

Para Juliet Estrada Pérez, Jesús Enrique González Torres y Luis Rivera García la nueva vida en la Yuma consistiría, no en aprender inglés y continuar sus estudios o buscar un trabajo honesto, sino instalar dispositivos en las máquinas de tarjetas de crédito de las gasolineras, capaces de capturar los números de las tarjetas de clientes desprevenidos.

Después de haber sido vistos sospechosamente recorriendo las máquinas de dispensar crédito en diversas gasolineras, fueron capturados en New Orleans, como parte de una red de seis delincuentes.

Habrían sido puestos bajo fianza.

Calcularían estos jóvenes cómo volver a Cuba. Estaría claro que los sueños codiciados en la Yuma no habrían sido más que puro espejismo. Puntualizarían a Estados Unidos como un país duro e inhóspito.

Totalmente desesperados navegarían en un bote inseguro rumbo sur, a su país natal. Empero, sin apenas conocer los peligros del estrecho terminarían a la deriva. Serían hallados a 40 millas de Cuba, exhaustos y famélicos, nada menos que por un crucero de Disney repleto de turistas.

(podrían haber pasado por balseros navegando al norte, pero no, su destino era el sur).

Imaginen la sorpresa de los tres jóvenes con esa mezcla de tristeza y alegría del náufrago. Mucha más tristeza al conocer que volverían a Estados Unidos, país de sus sueños no realizados, ahora como delincuentes.

¡Cuántos sueños destrozados!

2 comentarios:

Ernesto dijo...

HOLA ALFRED, YO DIRÍA MÁS OBJETIVAMENTE: "LOS SUEÑOS TRUNCADOS DE CIERTOS MIEMBROS DE LA NUEVA OLA DE CUBANOS" ABRAZOS

atRifF dijo...

estás muy claro, ernesto. es la hipérbola que se contagia. :)