domingo, 2 de agosto de 2015

El genio humorístico de Alejandro Aguilera

Sin título, Alejandro Aguilera

aLfRedO tRifF

Si algo bueno puede ofrecer Facebook es asomarnos al trabajo de un buen artista. Es así como he descubierto otro lado de Alejandro Aguilera. No hablo de Aguilera el conocido escultor cubano/americano. Antes de llegar a ese otro lado quisiera examinar el dibujo de Aguliera. Es de esperar que un buen escultor tenga un sentido "escultórico" del dibujo.

(Los tres dibujos que siguen tomados de la exhibición "Black Drawings, About the Modern Spirit" de 2012).  

Young B. de las Casas (2011)

¿Por qué el dibujo? Es el trazo primario del arte, sea pincelada, viruta o pedimento. Cada elemento material es un dibujo intelectivo implícito.

Aguilera ha desarrollado un dibujo muy original, de impronta modernista, particularmente futurista/vorticista, tridimensional, muy gráfico, y permeado de rigor historicista.

 Mondrian at Work (2011)

Honor a las influencias: el trazo del Picasso postcubista (muy en el estilo de Dominique Ingres), la poética de los muralistas mexicanos, la marca sardónica de un dadaísta como Otto Dix. Está también la marca del diseño gráfico comercial de entreguerras del siglo XX.

Frank Lloyd Wright (2011)

Hasta aquí destaco al dibujante original para comentar otro lado menos conocido: el Aguilera humorista.

Abajo tenemos un limpiador de alfombras que no se percata (no puede) que el calentamiento global lo incluye, lo que el ensayista Timothy Morton ha llamado "hiperobjeto", ente omnímodo que lo "aspira" todo mientras él despreocupado usa su aspiradora. 

 Sin título

Aguilera le da duro al humor social y político. Presento algunos ejemplos:

La casa de modas populistas que es el chavismo,

Sin título

Las intrigas del vaticano y el Papa Francisco (a la usanza de el dibujo cáustico de ese maestro de la sátira política, Otto Dix). 

Sin título

La fuga fantástica del "chapo" Guzmám (con bandera mexicana incluída en la carreta de construcción).

Sin título

El payaso de Trump como algún felino familiar de Looney Toons.

Sin título

La realidad constante del balsero que nos toca (sea en el estrecho de la Florida o cruzando la frontera). En un futuro casi inmediato serán recogidos por Carnival Cruises y devueltos a la Habana.

Sin título
Poco a poco realizamos que Aguilera puede jugar al humor del ilustrador maduro. Por ejemplo, el destape racista confederado del sur de Estados Unidos, ahora como obra didáctica teatral.

 Sin título

O el león Cecil, el felino célebre cazado por el dentista americano Walter Palmer, en el cielo con angelitos negros,  novedad que le ha dado la vuelta al mundo.

Sin título

O este "Monumento a los huesos", más codificado, elegante y cerebral.

Sin título

No bromeo, Aguilera pudiera encontrar empleo en una revista como The New Yorker (contra todos los pronósticos advierto que el género que nos toca discutir aquí no desaparecerá por el momento).

Lo he conversado con el artista. Es hora de una exhibición de ese otro lado prometedor de Aguilera. 

3 comentarios:

OPINION dijo...

...el trazo del Picasso postcubista?

Sr. Triff el trazo no define la forma. El trazo se refiere al gesto y calidad de la linea, la forma la define su estructura del dibujo.
la estructura del dibujo es la define su característica bidimensional. Es su estructura la que define su caracteristica cubista y no el trazo. Miami!

"...el trazo del Picasso postcubista", Suena poetico pero es un disparate. Denota que nunca a sostenido un lapiz en su mano y que no sabel loque habla. Los escritores siempre se van con la bola de trapo.

Recuerde,
QUIEN MUCHO ABARCA POCO APRIETA

Giselle dijo...

Este Alejandro Aguilera es sorprendentemente bueno y lo que más me sorprende es su versatilidad.
Detrás de su obra se trasluce su personalidad. ¡Que personaje encantador!

atRifF dijo...

gracias "opinion", para el futuro tendré en cuenta su observación.

gracias giselle. es cierto que aguilera es muy versátil.