martes, 31 de marzo de 2015

multicidio, responsabilidad y absurdo

parece inofensivo, pero es solo una apariencia

aTR

miami bourbaki explora el multicidio de andreas lubitz. 

la dra. en siquiatría anne skomorowski de la universidad de columbia problematiza los efectos de la depresión en el caso de lubitz. su conclusión es que ser "depresivo" no justifica el multicidio.

solo basta que seas andreas lubitz.

de dicha posibilidad ahora actualizada, queda colgando la enorme reparación, que lubitz se va sin pagar. a diferencia del jihadista que comete multicidio por principios religiosos radicales, lubitz es simplemente un depre que se mata con 150 a bordo de un avión.

si es cierto que era depresivo (incluso con una historia de tendencia suicida) lubitz entonces reúne las condiciones del enfermo. ¿y puede la enfermedad mental de lubitz eximirlo de su responsabilidad? la respuesta no tiene sentido frente a la magnitud de la reparación de lubitz por destruir 150 vidas.

empero, no hay respuesta desde la justicia.

es entonces que chocamos --irremediablemente-- con la pared del absurdo.