domingo, 6 de octubre de 2013

El camino del medio

Alcides Herrera

Priscilla Remington, recién convertida al budismo, fue arrestada en Hanover, Alemania, tras desnudarse frente al Vien Giac. El templo vietnamita estaba siendo visitado por el Dalai Lama, que a la sazón quería comprobar si es cierto que allí tienen el mejor arroz blanco acabadito de hacer del Viejo Continente. Priscilla, desnuda como Dios -según llaman al Gran Arquitecto en partes no budistas de Hanover- la trajo al mundo (Priscilla Remington, Miami Lakes, 1972), sencillamente se acostó y abrió sus piernas frente a las impresionantes puertas del templo, también abiertas, en espera de que Su Santidad saliera.

Cuando el policía Roberto Pérez, cubano nacionalizado alemán, le preguntó a Priscilla, mientras de paso le ponía las esposas, el móvil de tan sorprendente acto de desorden público, la ya arrestada devota respondió, en perfecto español: "Es para que el Dalai lama". Muchos cubanos no budistas de Miami Lakes se unieron -sin fiestar- y visitaron en la cárcel a su alcalde con la idea de pedirle consejo: quieren crear un fondo para ayudar a Priscilla Remington (Priscilla Remington, Miami Lakes, 1972-?) y necesitan estar claros con las cuentas. El abogado alemán que encontraron en Match.com está empecinado en cobrar en euros.

"Se trata de un caso difícil; en Hanover hay una ley que prohíbe expresamente a los turistas americanos mostrar sus genitales a esos pobres monjes budistas vietnamitas (tremendo arroz), y otra, aún más estricta, que impide a los abogados representar a alguien que nunca han visto; algo así encarece mi trabajo: si la quieren de vuelta, yo cobro en euros; si no, hasta la vista, baby", dijo en perfecto español Friedhelm Matthäus en tele conferiencia por cobrar con la cárcel privada Orange Inn, en el centro de Florida. Por su parte, el Dalai Lama expresó que no perdonará a Priscilla Remington hasta que ésta no aparezca, "preferiblemente vestida", y añadió que le intriga la misteriosa desaparición de la joven y simpática nudista budista.

El oficial Roberto Pérez no ha podido contribuir en la búsqueda, a pesar de ser famoso por su olfato en todo Alemania, pues tampoco ha sido visto desde entonces.

(Idea: Delio Regueral. Sonido: Omar Santana. Plomería: Alcides Herrera).

2 comentarios:

sonora y matancera dijo...

rico, como para que el Dalai lama...

Juancarlos Sanchez dijo...

Dios mio que pesado esta estoooo! que mala redaccion no se entiende ni papas.

Cuando estos personajes se daran cuenta que no son, ni comicos y tampoco originales. Este tal Acidez y el Delio photo-bofe ambos socotrocos por naturaleza hacen juntos hacen una pareja perfecta de bufones del medio evo. Lugo dicen por ahi que la mariguana no hace daño al cerebro.