miércoles, 11 de septiembre de 2013

La vía catalana hacia la independencia

Amílcar Barca

Hoy, a estas horas, se estará celebrando en mi país, Catalunya, una cadena humana que traspasará el territorio de punta a punta. Desde El Perthus, la frontera con Francia, hasta Alcanar los límites con el País Valencià. Esta cadena humana que pretende abonar, a partir de unir las manos de todos los participantes, el sentir popular de la mayoría de los catalanes, sólo quiere dejar constancia al mundo y a España que queremos ser una nación y un estado más de la Europa. Pedimos, simplemente, el derecho a decidir nuestro futuro de una forma pacífica y democrática haciendo un referéndum el año que viene (2014). Hacerlo a favor de nuestros derechos y deberes como pueblo y el que nos otorga la Asamblea de la Naciones Unidas, ONU: el derecho internacional de autodeterminación.

Repito, lo que queremos hacer es a favor y no en contra de nadie. Y, menos, como algunos piensan, en contra de los pueblos del Estado Español. Es cierto, y tampoco vamos a negar la realidad, que hay una parte importante de los españoles que está en desacuerdo con esta postura y otra parte muy pequeña, a favor de decidir nuestro futuro. También lo es que, hoy por hoy, las negociaciones con el gobierno español no tienen resultados son más bien heridas. Y que ,desde Madrid (… al madrid político me refiero y no a sus ciudadanos, que admiro y quiero), se atiza el fuego de la discordia y el interrogatorio desde los medios de comunicación: llámese el diario el Mundo, ABC, La Razón o la Gaceta Ilustrada… y en contadas ocasiones desde el diario El País. Hoy los catalanes que pensamos que esto es posible, casi 2/3 de la población votante… que vemos que el cambio hacia nuestro sueño está más cerca: nos dirigimos al mundo bajo la enseña de nuestra bandera “La estelada” -inspirada, por cierto, en el modelo de la bandera de la república de Cuba- para decir que nuestro movimiento es ciudadano y no revolucionario.

Que no está basado en conceptos de superioridad, sangre o raza, sino en los de concordia, fraternización y diálogo con quienes componen nuestra sociedad. Hoy, los catalanes, son todos los que trabajan y viven en Catalunya, hablen catalán, castellano, árabe, mandarín, urdu o italiano: gente del sur y del norte de Europa, de los confines del Paquistán, o la propia China, africanos, palestinos, judíos y por supuesto las distintas comunidades que componen Latinoamérica. Por eso, hoy , les pedimos que a los que siempre hacen referencia a la Madre Patria sepan que, en la Península, hay más de una. Más de una nación, vascos y gallegos por ejemplo, que componen este conglomerado que llamamos hoy España, que piden el derecho a reivindicar su futuro.

España no se rompe …España simplemente debe de abrirse como lo hace El Reino Unido con Escocia o Canadá con Quebec. Abrirse a un referéndum… Abrirse a la realidad actual de una Europa de las naciones.

Catalunya no se va de ningún lugar, simplemente porque, Catalunya, está como España, en el continente. No nos vamos …sólo queremos emprender y gestionar nuestro propio camino con nuestros propios recursos codo con codo y contra nadie.
Visca Catalunya lliure i Independent!

5 comentarios:

A.B dijo...

Vayan a los periódico españoles para que vean la repercusión y la valoración de este acto allá y en el mundo. Un abrazo

Amílcar Bardca

Juancarlos Sanchez dijo...

Realmente no entiendo; los españoles suelen tener talento paras las artes, pero no son muy inteligente y prácticos que digamos. Me pregunto; con el hambre que hay en España estos personajes están enfocado en dividir el país. El hombre realmente piensa que la solución a sus problemas esta en picar el cake y coger una cuñita. De poder este estoy mas que seguro que serruchaban al planeta hasta despedazarlo. El hombre es loco!

Si alguna vez algunos de ustedes ha observado el mundo desde afuera, me refiero en una foto; podríamos observar que este no tiene una sola línea recta y mucho menos cuenta con ángulos de 45 y 90 grados. La naturaleza, la creación no hace líneas recta! Ahora bien; si, posteriormente observamos un mapa hecho por el hombre no daremos cuenta de la gran locura del ser humano, el planta parece una tela de encajes y no le cabe mas subdivisiones. Este piensa que la solución a sus problemas esta en dividir y aun peor, se cree el cuento de la patria y la identidad.

No puedo con ellos con el hombre y mucho menos con los catalanes!

J. Ferrer dijo...

Como trabajo de redacción de un escolar de seis o siete añitos, no estaría del todo mal. Bobalicón y con pésima sintaxis, cierto, pero para eso está la escuela. Eso sí, ¡no faltes a clase y ven todos los días con los dientecitos!

j. ferrer dijo...

...bien cepillados!, se comió esta pestaña...

Juancarlos Sanchez dijo...

Te dolio! eso era lo que yo buscaba y lo logre. porque se por donde cojean ustedes los españoles!

Gracias, y ahora vete a tirar tomates!