miércoles, 4 de mayo de 2011

El arte de idear pirámides

AtRifF

Una pregunta capciosa, ¿era el orinal de Duchamp arte antes de ser "Fuente"? Se diría que no. Lo que lo hace arte es una investidura: la firma en este caso. Mas no todo lo que se firma es -automáticamente- arte. ¿Acaso la firma del artista? Puede ser, pero no siempre que un artista firma produce arte. Puede firmar un cheque. La firma debe acompañar un hacer específico, dirigido a un objeto en particular. Debe tener intencionalidad. Sí, pero la intencionalidad no es algo visible. El único vestigio de intencionalidad de "Fuente" es la firma: "R. Mutt", que por cierto no es el nombre de Duchamp, sino la marca misma del orinal. Duchamp ha firmado con la firma de otro; una falsificación -como si la intencionalidad apuntara a un vacío. Vericueto conceptual que para 1917 es todo un acontecimiento. Es acaso el paradigma genial del ready-made duchampiano, que el arte puede ser arte al instante.

Generalicemos: Imaginemos a un artista conceptual X, internacionalmente conocido. La próxima obra de X se titulará "Giza". Consiste en aprehender la esencia de la pirámide de Giza, incluyendo la Esfinge.


¿Qué tipo de autoría podría reclamar X para "Giza"? La obra es suya en tanto la origine.* ¿Podría venderse? Ciertamente, tal y como se vende cualquier idea.  ¿Podría coleccionarse? Con un poco de trabajo definicional. Recuerden, no se trata de la pirámide real en Egipto, ni siquiera una foto de la misma, como la de arriba, que usamos ahora solo para ilustrar de qué se trata el asunto. La noche de la muestra, las paredes de la galería estarán absolutamente vacías.

Lo difícil del asunto no es imaginar Giza, sino "Giza".

X desea explorar lo esencial sin más ayuda que la idea en sí. Busca eso sin lo cual, Giza no puede dejar de ser lo que es. Se habla del substrato mismo, que no tiene que ser la pirámide que lleva ese nombre -el nombre no es lo fundamental, pudo haber tenido otro (pudo haberse nombrado Eiptis, solo que fue renombrada Giza por el faraón siguiente).  

Por ejemplo, imaginemos a Giza con solo tres pisos y la construcción se paraliza. ¿No hay "Giza" acaso? El arquitecto general tiene una idea de Giza, no ejecutada (lo cual no implica que la pirámide material sea una mera copia de la idea). Ahora tenemos un punto difícil, la posibilidad que el arquitecto general tuviese la idea de Giza simplemente porque "Giza" siempre existió. La esencia de Giza = "Giza" no consiste en -tan solo- pensarla. Veamos, desde el punto de vista ideacional, Giza puede pensarse por más de una persona. ¿Hay alguien que sea dueño de la idea de pirámide? Entonces podría concluirse que "Giza" está más allá de la manifestación de Giza. 

Por supuesto, hay algo aparentemente absurdo en todo esto: "Giza" es coextensiva con cualquier posibilidad -o no- de manifestación. Aún más problemático, ¿cómo es posible que el pensamiento pueda aprehender la emergencia de tal manifestación sin ser manifestada? Para llevarlo al límite, "Giza" (al igual que "pirámide") no son porque hayan sido pensadas por alguien. Existen en sí mismas, inpensadas o en potencia, en tanto que posibilidad de ser pensadas. ¿Y si no son pensadas nunca?

¿Hay en todo esto una "cañona" conceptual? Sí y no. Lo que descubrimos mediante el ejercicio metódico es que "Giza" es un "como si fuera...", una metodología del pensamiento para llegar a lo inabarcable -sin jamás reducir su manifestación.

¿No es eso suficientemente arte?
_____________
* ¿Qué significa "originar" en la era de la apropiación y el cut-and-paste? La pregunta debiera reformularse: ¿Existe algo realmente original? Si "Giza" existe independientemente de su ideación, entonces ni el arquitecto general de Giza podría haberla originado (la ideación de Giza "por primera vez" es una posibilidad a considerar, aunque inútil en el contexto de nuestro análisis pues no es verificable). Habrá que conformarse con la idea de que somos propensos a repetir ciertas ideas "a la deriva".

11 comentarios:

Impuro dijo...

No sólo la firma es la investidura en el caso de Fuente. Tenemos también el contexto de un concurso artístico y todas las propiedades de una escultura en el objeto en cuestión...
Veamos: Un maestro me pide estudiar En el ademán de dirigir nubes de Thomas Mc Evelly (también conocido como El artículo de los contenidos) si quiero argumentar mi trabajo de convalidación de la a s i g n a t u r a Pintura. Yo tomo el folleto y luego de examinarlo concluyo-y así lo expongo en el examen- que el propio folleto es susceptible de ser percibido como objeto artístico en virtud de sus propiedades formales y del eco de legitimación que emana del mismo en cada uno de los puntos que explora. ¿Qué ha pasado ahí? Acaso he timado a mi profesor de pintura. Acaso he aportado a la expansión de los límites didácticos del objeto y a la visión de maestro y condiscípulos. o las dos.
Cinco+ y pa casita a pintar y mejores menesteres. Comenzaban los 90'.

Anónimo dijo...

Bueno, pero Giza es una broma pesada.

La Mano Poderosa dijo...

The concept of a pyramid a religious structure or aesthetic representation is universal. From the Pre- Columbian Americas, to ancieant Asia, even in paleolithic mounds (which seem to be the origin of pyramids), we are still attracted to their bic and complex design. It was, and for some, still is, a way of creating an elevation of space to ascertain closeness to God or Gods, be they celestial or reflections of our own being. There appears to exist is a collective consciousness throughout the history of mankind, which still evokes within the pyramid's design a sense of power and mysticism, as well as the representation of true example of a mathematical and structural acheivement. Alas, the pyramid is a sculptural representation our history. Perhaps, that is why even in this day of technology and global communication, we are still drawn to the perfection that the pyramid inspires.

Anónimo dijo...

la gran construccion no es el arte , sino el dinero en si mismo, el sistema monetario, es capaz incluso de poner trampas a la imaginacion

Anónimo dijo...

Coño Triff, que difícil se la pusiste al artista.

B.

La Mano Poderosa dijo...

Sorry about the typos, my keyboard is shot... A pyramid fell on it. BTW, what about the phallic obelisk with it's little pyramid hat?

A.T. dijo...

Yo tomo el folleto y luego de examinarlo concluyo-y así lo expongo en el examen- que el propio folleto es susceptible de ser percibido como objeto artístico en virtud de sus propiedades formales y del eco de legitimación que emana del mismo en cada uno de los puntos que explora. ¿Qué ha pasado ahí? Acaso he timado a mi profesor de pintura. Acaso he aportado a la expansión de los límites didácticos del objeto y a la visión de maestro y condiscípulos. O las dos.

Buen punto, Ano.

Ano, 5:29pm. Giza no es una broma, es una pirámide.

There appears to exist is a collective consciousness throughout the history of mankind, which still evokes within the pyramid's design a sense of power and mysticism, as well as the representation of true example of a mathematical and structural acheivement.

I copy you, Mano. The Jungian a priori.

...el sistema monetario, es capaz incluso de poner trampas a la imaginación.

Muy cierto, ano.

Anónimo dijo...

El orinal quizás solo es arte cuando deja de cumplir su “función y valor ” social como artefacto “útil”. El fabricante tal vez hizo miles de estos orinales. El diseñador a lo mejor pensó en crear un recipiente para que fuera llenado por un portentoso o débil chorro de orine y eventualmente un vomito de borracho, el hecho de que su diseño es bello tiene un valor secundario y quizás hasta fortuito. Al apropiarse Duchamp de este objeto y firmarlo como propio da un vuelco a toda valoración que se tiene del objeto y del acto mismo como creación. Un diagrama arbóreo, que bien puede ser orgánico y orgásmico, sembrado dentro del orinal de Ducham dará semas muy diferentes después de su consagración museística, semas con otros significados que apuntan a otro tipo de utilidad, entre otras: orinal para ser contemplado y consumido durante siglos por multitudes ; orinal cuyo precio es de millones lo cual da respetabilidad al propietario o museo; orinal para romperle los cojones a los críticos de arte del 17 y de la actualidad y de los siglos venideros, etc . Con Duchamp lo bello del orinal es intencional y asume un valor primordial. En fin, es un tema lindo, lindo, como para sentrase a largar un grueso chorro fuera, dentro y por los lados del orinal.
Hey Atriff entiendo poco hacia donde apuntas con lo de Giza, espero que las ideas las retomes en otro arti-culo..
Saludos. Judith G.

La Mano Poderosa dijo...

The theological motivation of mound building, and pyramid building, as a form of reaching the heavens, is also apparent in european cathedral building. Not only the largest and highest cathedral was an achievement of a cohesive unified city, but also brought about economic gains from pilgrimages.

A.T. dijo...

El orinal quizás solo es arte cuando deja de cumplir su “función y valor ” social como artefacto “útil”.

Me cuadran tus obervaciones, Judith. Gracias por seguir la locura conceptual.

Thanks, Mano.

Feminista dijo...

Atriff: Muy bueno. Sin Duchamp el arte no fuera lo mismo.