sábado, 6 de febrero de 2010

Embarra-moi

Wendy Guerra
Ilustración: Chaïm Soutine

Tumbados contra el lienzo
Destilando azul en celo memorable
cumplimos del invierno sus deseos
Viendo pasar sobre los cuerpos las breves estaciones
Desvirgamos los lienzos que traías a casa para matar desnudos
Colgadas como reces manaban de tu estilo las mil hembras
De réplicas y torsos bebieron nuestros sexos
Extraños se compraron con goce el frenesí firmado
Manchados de óleo fresco y carboncillo se fueron los ochenta
Tu marca en mis sentidos es pasado descompuesto
Borrón que juzga y salpica al minotauro
Acorralada entre los potros de abismo y desacato
Reaviva la humedad de la resina en el antiguo abrevadero
Amenazas con pintura fresca como opio en mi cara
Exhibo el vestido negro interminable y liso
-Embarra-moi.

6 comentarios:

sonora y matancera dijo...

estupendo el sexual título, eso de embarra-mua...

Laberintos dijo...

Este poema es extraño, Wendy... pero sublime.

A.T. dijo...

Tu marca en mis sentidos es pasado descompuesto

Gracias, puedo oler el pasado.

Anónimo dijo...

sexy, animal, un poema/cuadro que es casi un crimen. RI

JR dijo...

Sí, ciertamente, hay una bestia agazapada en el poema. Proustiana, deliciosamente primitiva.

Anónimo dijo...

Que rico mima, todos embarrados de pintura. Los pinceles y los dibujos, los marcos la jodedera...eso lo vamos a recordar siempre.

Yo soy el que sala el bacalao