lunes, 12 de octubre de 2009

misiles a la luna



Rosie Inguanzo

Tiene que haber manera menos violenta de alcanzar la luna. Estoy mortificada con eso de que la NASA ha lanzado dos misiles al satélite. Celebrando están el éxito de la misión. La luna es lo femenino. Nuestro ciclo de fertilidad es lunar y preciso, secreto como el astro que no tiene luz propia, pero es capaz de imponer la reflexión de la lumbre ajena, en blanco y en inolvidable. A la luna llena le cantan los lobos en los bosques cerrados ingleses; las fieras se dilatan en la estepa nevada rusa. El efecto gravitacional hace que los océanos sigan a la luna. La marea sube y baja por su solemne majestad. Y toda el agua que somos, se sabe es mucha, se empina a los antojos de sus pasiones, su menguar, su creciente y sus ocultamientos. Las brujas blancas sacan a lunear sus metales fríos desde hace siglos. “Mírala bien, puede ser la última”, anticipaba Borges cuando invitaba a contemplar la noche, con la sospecha de que tal vez, en la otra existencia (en caso que la haya), puede que no se repita un espectáculo como este con el que nos bendicen las tinieblas. Pero qué sería mi cielo raso sin ella. Nací frente al mar, me he ido dormir con ella hasta entrada la adolescencia, la luna entrándome por los ojos, hipnotizada y serena, protegida como una liebre en su madriguera. Ahora el poder, masculino siempre, y su “prurito de ano”, no me ha pedido permiso para agredirla. Buscan agua, que es vida. Pero cualquier tipo de existencia allí debe estar horrorizada con los cohetes que le lanzaron. Y es cierto que Hawking (sí, aquél genio que nos educó sobre los black holes y que aún sonríe a las metáforas celestes, sin poder hablar propiamente, con su voz larinjosa computarizada) nos advierte que el paradigma de nuestra especie pide a gritos buscar posibilidades de vida en otro lugar, fuera de nuestro planeta azul al que pronto alguien detonará inmisericorde (debe rectificar: un “alguien” del “sexo masculino” apretará el infame botoncito). Pero los machos de la (in)cultura no se percatan de cómo estos medios violentos de buscar vida allí ya nos hacen bastante daño aquí abajo. Tiene que haber forma menos agresiva de alcanzar la luna. A modo de no aniquilarnos. La energía no tiene por que ser violenta y prepotente, puede ser gentil aún firme. Maldigo a la industria armamentista (masculina). Esa energía testoterónica suelta y sin vacunar está haciendo horrores: guerras desastrosas (¿alguna guerra no lo es?), y la amenaza nuclear que pesa sobre nuestros sueños, avasallan todo lo pasivo, imponiéndose sobre lo tácito, lo dócil, lo hermoso allá arriba. ¡Le están lanzando misiles a la luna por Dios! Ay me da algo. Tiene que haber una revolución femenina (como bien solicita la querida Ileana Fuentes) o nos vamos todos a la mierda. Una revolución no-violenta a la que se adscriban a la sexuación femenina –que es madre protectora, el elemento creador de la naturaleza- adeptos, seducidos y convencidos. Ni una pistolita de agua más, ni un soldadito, ni espadas de madera, ni un juego de violencias sangrientas computarizadas. Hay que revertir la receta al macho y criar hijos que borden y jueguen a las muñecas, barones sin permiso para causar destrozos físicos ni emocionales. La luna no es nuestra, siéndolo. Con qué derecho.
__________
La sonda LCROSS de la NASA y su cohete Centauro hicieron hoy un doble impacto en el fondo del cráter Cabeus en el polo sur de la Luna, en una operación que busca confirmar la presencia de agua en el satélite natural de la Tierra. El primer impacto lo produjo el cohete vacío de más de dos toneladas, que causó una columna de polvo que se elevó sobre la cima del cráter, a más de seis kilómetros de altura.

25 comentarios:

Anónimo dijo...

muy lindo rosie ver el planeta como una mujer que le doliera.

Anónimo dijo...

bello post Rosita...algo así pensé pero sin el ataque amazonico...

LS

grettel j. singer dijo...

me apunto para criar hijos que borden y jueguen a las muñecas.
besotes rosie bella

Cristina dijo...

No sabía de esta noticia. Como que vivo también en la luna. Pero es un desgarro, un impacto que duele. Entiendo y siento la razón de tu post. Los poetas entienden mejor estas cosas. Seguro que el que pensó en lanzarle misiles está a mil distancias kármicas de ese poeta chino, Li Tai Po, que dicen murió ahogado por intentar coger la luna en el agua. Juan Ramón Jímenez y Zenobia en su exilio habanero le compraron más de una vez juguetes a unos niños con tal que no jugaran con pistolitas.No eran ricos pero sí lúcidos, sensibles.
No sé qué decirle a mi hijo Camilo si se entera de esto; uno de su libros preferidos para dormir es el de "Darío y la noche", que cuenta de un niño que se roba a la luna para dormir con ella. Pero luego de tener a la tierra en vela por muchos días comprende que la luna es de todos. Y así es, conmigo que tampoco cuenten para profanarla.

Inkieta dijo...

Aaaauuuuuuuuuuu!!!!!!!

Anónimo dijo...

La luna es buena. Los hombres son malos. Hay que jugar a las muñecas.

El Lunático

moonsoon dijo...

no se si creerles a estas mamis lunaticas quejandose de sus machimbes agresivos, de su fuerza ignorante y bruta... acaso ese olor a animal en celo no es lo que las atrae a sus fornidos brazos???? pero pobrecita la luna lunita cascabelera que hasta los toritos con cuernitos de ella se enamoran ellos tan negros y animalescoides de cuatro patas y ella tan blanca voluptuosa y misteriosa recibiendo sus misibalas falicas y agudas. nada, que el sexo vende, no importa la lechada con que lo pinten antes de ponerle precio.

sonora y matancera dijo...

estaría bueno ahora que desde la Luna nos manden los misiles de vuelta, pero cargados de alguna enfermedad exótica y rimbombante... i.e. el FLING (Flu Lunático Incubado en Nanocurios Gafes) o la ESCARmiento2 (Enfermedad pseudoSexual Contraida AposteRiori de las múltiples mentiras entre dos o más humanos)

así no se quejen, no lloren, no pregunten el por qué... todo lo que venga, lo hemos sembrado, desmembrado, rajado, disparado... los hombres y sus hembras.

Anónimo dijo...

Rosie, estas exagerando un poco. Estoy seguro que hay mujeres en la Nasa. Tambien hay muchas mujeres mandonas. HLM

Willi Trapiche dijo...

muy bueno!!!!!!

ahmed dijo...

yo bordo, juego a las munecas, y la luna me pone un poco mal...

JR dijo...

No entiendes, Rosie querida. Lamentablemente, careces de criterio de contemporaneidad. Se trata de dar los primeros pasos para conquistar, colonizar, tiranizar, hijeputear, construir tribunas, prisiones y un mercado especulativo de acciones extraplanetarias.

Abel dijo...

JR,ja,ja, que bien. Rossi me gusto tu post,lindo! hace falta mas sensibilidad y amor en este mundo!
Aunque es una manera mas bien romantica de ver las cosas, la realidad nos rebaza!

Ingeborg Portales dijo...

Rosi, Cris, mi hija mayor, q tambien vive en la luna, y que cuando le pregunto -Mae cuando piensas bajar de ahi? me responde, -nunca pq ahi se esta muy bien. Ante la noticia se quedo muy preocupada,-y que le va a pasar a la luna? la estan estudiando por dentro? yo creo que si siguen haciendo eso le van a hacer daño a la luna. Dicen que los niños son sabios.

R.L.R. dijo...

Situación paradójica esa de ir a buscar agua al satélite natural que controla el agua en la Tierra (las mareas, el nivel de agua en el cuerpo humano, etc), además nuestro planeta debería llamarse Agua, pues su territorio está mayormente ocupado por H2O. Lo que tienen que hacer es no seguir cagándola.

Ahmed, acabas de confesar públicamente lo que hace rato sospechábamos...

A.B dijo...

La penetración es un acto femenino...nadie puede entrar de una manera más directa a un hombre que desea que una mujer en celo, ni nadie puede sentir una emoción más abierta a la salida de un túnel que una dama ciega de cariño, ni tampoco hurgar mejor el sexo femenino... que otro sexo femenino que cuide las yemas de sus dedos al rozarlo.
Las otras "penetraciones" son juguetes de ficción de los hombres...taladros épicos que destruyen historias por contar... pingas de toro que encubren sueños de amuleto, arena y sangre en el ruedo.

Me gusta tu luna de río y yerbabuena, espejo de preguntas y de días, solaz, mineral, lychee de lobos, gitana y mía desde mi patio. Tu luna desposee al hombre del machete y la vistes de negro una vez al mes...cuando tu le escribes sobre su primera herida.

Astrológicamente soy doble cáncer...déjenme a mi luna en paz.

No al bombardeo lunar...gracias

Amílcar

Willi Trapiche dijo...

armegol eso termina cuando se terminen los politicos del mundo....y creo que eso va a tardar un pokito...llueve sobre lo mojado

Willi Trapiche dijo...

no hay una escena de una pelicula que ponian en el programa 24 por segundo que aparece una luna que le suenan un cohete????

Willi Trapiche dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=ndQ0FKa92J8&feature=player_embedded

Anónimo dijo...

el dolarazo del exilio

J-Sí dijo...

Hermoso post Rosie, llevas toda la razón, siempre tras la gloria lejana, buscando afuera/lejos por el imposible = a record/poder… pero jodidos en lo cercano, adentro. Ya no basta la tierra, ya le envenenamos sus aguas, ahora necesitamos la luna y luego…

Debían caparlos a todos esos machangos uniformados y ponerlos a menstrual.

Anónimo dijo...

RI,
;) GREAT!!!

La Mano

Anónimo dijo...

Con el dinero que invirtieron en atacar la luna, resolverian la falta de H2O del continente africano.

mantilla dijo...

La luna está llena de crateres pero esas son las cicatrices de los golpes naturales.Es como la lógica de su exsitencia.Pero estos cohetes son cuchillazos en su carita.Estoy contigo,Rosi.

Un alumno en Miami High dijo...

Los hombres debiesemos aprender otro cualidad: la femineidad.