domingo, 18 de octubre de 2009

El Oso - Jean Jacques Annaud



Jesús Rosado

Conocido por su éxito con La Victoria en Chantant (Oscar a la mejor película extranjera en 1976) y su adaptación al cine de la novela de Umberto Eco, El nombre de la rosa (1986), el realizador Jean-Jacques Annaud se hace de fama como preciosista a partir del estreno del El Oso, en 1988. El filme, rodado en su mayor parte en Canadá, es una versión de Gerard Brach sobre la novela The Grizzly King del autor ecologista James O. Curwood, la cual relata la historia de la amistad de un oso huérfano con otro oso adulto. La película, finalmente, estuvo tan excelentemente lograda, que los enemigos de Annaud le acusaron de haber impostado el carácter natural de las escenas. El cineasta francés se defendió alegando que, muy al contrario de las imputaciones, la clave artesanal de la realización consistía en haber trabajado para asumir la perspectiva de los animales, una cualidad que también caracterizara el punto de vista disneyano, pero que en este caso Annaud lo diferencia guardando apreciable distancia hacia los clichés hollywoodenses en el tratamiento de los temas naturistas. El francés no se mostró, en realidad, interesado en humanizar la conducta de las bestias como era común entre los cultores del animal movie, sino que más bien intentó identificar los detonadores instintivos del espectador con el comportamiento animal dentro de la trama. Todo el trucaje de esta cinta estribó más en la edición conseguida con la pulcritud de un relojero - tanto en imagen como en sonido-, la magistralidad que muestra la labor de fotografía y la cosecha de tomas tras mucha paciencia y espera en los rodajes. Colección de escenas que fueron tan imprescindibles al resultado definitivo, como la habilidad y el talento para seleccionarlas y procesarlas con eficacia de entre el abundante pietaje.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Love it. RI

mantilla dijo...

Que bien hecho!Como pudieron lograrlo?

A.T. dijo...

Interesante trabajo.

Anónimo dijo...

Tengo ganas de comerme un buen churrOSOco, estilo a la Palin.

Chef Poopon