sábado, 28 de marzo de 2009

Discutir es


Alfredo Triff (para JF e IdlN)

Discutir entre cubanos es también hablar de límites. Pero siempre compartimos algo -más allá del lenguaje- con la presencia. Cierto, hay algo de teatro en discutir (se trata también del juego de tantear personajes). Cierto, venimos a la mesa con puntos de vista encontrados. Cierto, hay una historia larga, algo siniestra y común que nos envuelve. Pero discutir no es resolver "el asunto".1 Acaso ponerlo en contexto, abordarlo desde ángulos nuevos. Por supuesto que no hay soluciones a-priori.2 Nos vemos las caras y planteamos el fundamento: Consentir en disentir.3 El tema de la discusión es sólo un juego a encontrar mejor ritmo entre acuerdo y desacuerdo.4 Discutir entre cubanos no tiene que emular un Pacto-de-Zanjón ni un Manifiesto-de-Montecristi ni una Asamblea Constituyente. Algo mucho menos grandielocuente: Arriesgar nuestros miedos al contagio, al ridículo, al replanteamiento de "nuestro cómodo acá".5 Nadie se contagia por discurtir. No hay tal "virus del bien y del mal". Las diferencias entre nos no deben -ni pueden- desaparecer. Sugiero mi punto de vista (incluso apasionadamente) y luego presto atención y escucho. ¿En desacuerdo? Siempre podré disparar de nuevo (quien discute una vez, discute dos). ¿El otro no cede? No tiene por qué hacerlo por ahora. Ya habrá otra ocasión. En este toma-y-daca se establece un puente entre lo universal y lo singular: Singular, porque se abraza un punto de vista relativo; universal, ya que se proclama la relatividad de cualquier punto de vista.6 ¿Y la meta? Improvisar, incluso equivocarse. El tópico mismo es una excusa para conocernos mejor. Lo que vale es lo inesperado (no hay nada en la discusión que se fundamente más allá de sí). Con todo esto no se niega ni el pasado ni la tradición ni la columnata de creencias político-fantasmagóricas. No se busque una representación específica, ni una unidad transparentemente absoluta, sino un resultado potencial. Algo por alcanzar, que entre nosotros se había olvidado.

_________
1El asunto es el pantanoso castrismo en que estamos todos metidos. 2Castrismo es por definición, establecer soluciones (a todo problema) transcendentalmente a priori. 3Disentir no es "dispararse a matar" desde nuestros cómodos límites (eso sería, por definición, el castrismo-de-la-discusión). A la discusión de que hablo se llega pensando que todo desacuerdo entraña en sí la posibilidad de acuerdos (en inglés decimos: agree to disagree). 4Digamos que discutir es tratar de bailar al compás de lo incómodo. 5Hablo de nuestro incesante "cacareo-de-trinchera" castrista. 6Aunque los puntos de vista son relativos, los hay mejores y peores. Para eso es la discusión, para desentrañar esas pequeñas -y a veces inadvertidas- diferencias.*
_________
*Jacques Derrida comenta en un pasaje interesante de
su De la gramatología sobre "los pliegues" de esa diferencia a la que me refiero: "la diferencia se da en la temporalización de la experiencia vivida... aparece entre los otros elementos que la producen de donde emerge para constituir la cadena y el sistema de otras marcas".

22 comentarios:

Anónimo dijo...

Cesar Reynel Aguilera en el blog Penultimos dias:

César Reynel Aguilera // Mar 27, 2009 at 8:59 pm

Ernesto,
Yo vi la última media hora, me encantó la pregunta que hizo alguien sobre las “salpicaduras”, me hizo reír la forma en que todos evitaron la respuesta, y estoy de acuerdo contigo en que, en general, reinó un ambiente cargado de medias verdades y acuerdos tácitos. El adjetivo que se me ocurre para describir ese diálogo es clínico. Jorge Ferrer y Rafael Rojas no me parecieron, en ningún momento, que estuvieran de plácemes o algo similar, todo lo contrario, me dieron la impresión de estar al borde de la risa o del “no puedo más con estos cretinos”. Cuando se acabó el tiempo lo que vi fue dos grupos separarse sin darse las manos, sin desearse nada bueno, como si fueran boxeadores caminando hacia sus respectivas esquinas. Si hubo confraternización, tapeo, y todas esas cosas que aquí se han estado diciendo, tiene que haber sido después, y me gustaría que alguien tuviera la decencia de probarlo, porque lo que es en las cámaras yo no vi nada de eso. El “diálogo” me recordó la infinita paciencia que hay que tener para practicar la psiquiatría, Rojas y Ferrer me recordaron a esos loqueros que escuchan y escuchan a sus pacientes con la esperanza de intercalar, cada vez que se pueda, una idea que podría ayudar al dañado, pero que ha de ser sumamente cautelosa para evitar que este se levante y lo envíe todo a la porra.
Tú tienes tu visión del asunto y yo la respeto, pero lo que sí me parece exagerado es el discurso que hilvanas a partir de esa visión. Bróder, afloja, tal parece que ahora Jorge Ferrer es la versión catalana del compañero Argirol, de hecho tengo la impresión de que, en general, tratas mucho mejor a ese gacetillero castrista. Tus descalificaciones llevan el hálito de las cosas inapelables, la certeza de los juicios finales. Me parecen injustas y excesivamente generalizadoras.

(me pregunto)

Soy feminista dijo...

Muy bien AT. Y de acuerdo. Hacen falta definir esas cosas en nuestro contexto. Me gusta esta parte: "En este toma-y-daca se establece un puente entre lo universal y lo singular: Singular, porque se abraza un punto de vista relativo; universal, ya que se proclama la relatividad de cualquier punto de vista."

ahr dijo...

Ademas, no se trata necesariamente de llegar a un acuerdo, a un punto medio -sino de aprender a coexistir, como se dice en ingles, de "agree to disagree." Eso es la semilla para un potencial democrático que ha de ser necesariamente plural.

Anónimo dijo...

El articulo debe llamarse"Lo que no sabe hacer un cubano" Excelente Alfredo.Anamaria

Guillermo Sakespeare dijo...

Discutir o no discutir, esa es la cuestión.

grettel j. singer dijo...

excelente alfredo. bella y acertadamente expuesto por un cubano, además.

un beso

Anónimo dijo...

Qué suerte tienen algunos. Yo no entendí lo que quiso decir Triff. Y en la parte de Derrida me hice un lío...

intransigente dijo...

La discusión tuya es otra manera de hablar mierda.

intransigente dijo...

Y me da mucha risa lo de inadvertidas diferencias. Para eso no tenías que citar a Derrida.

A.T. dijo...

Ano de las 5:07: Ni tan chino: No hay nada de diferente en lo mismo.

Gracias, Grettel.

Intransigente: Creo que se puede rehabilitar "mierda" como signo de posible éxito. De ahí que se diga "mucha mierda" entre actores.

Derrida puede ser -a veces- citable. Gracias por tu empeño.

Teresa Dovalpage dijo...

Me gustó mucho tu artículo. Y es curioso que no tengamos una frase hecha similar a "agree to disagree" en español y haya que usar perífrasis. A lo mejor es que nos faltan bases (semánticas, mentales, quién sabe) para llegar a ese potencial democrático que menciona ahr.

grettel j. singer dijo...

esta noche es earth day. de 8:30 a 9:30 necesitamos hacer un apagón. más detalles:

http://www.earthhourus.org/es/

Ana Maria dijo...

bien at. te apartas de la homogeneidad. hay que abrir caminos.

La Mano Poderosa dijo...

Gretel, quien te iba a decir que los apagones en Cuba son una especia de Earth day, o mejor dicho, Earth years, 50 years!

sonora y matancera dijo...

dices que dije pero sólo decía que dijeron lo que antes todos decíamos pero vino y dijo y entonces no dijimos nada. entonces, ¿qué dijiste? lo dicho, digo, que antes dijisteis… o ¿no lo habéis dicho antes? , digo, por sólo decirlo...

Fernando y Gaby dijo...

Alfredo sigue haciendo lo tuyo desde allá. Nosotros estamos acá espantados de la reacción negativa que ese evento tuvo en los blogs cubanos, casi siempre por gente que durante un momento apoyaron el sistema. Es como una especie de ceguera selectiva con el dedo acusador como una antena de cualquier cosa que ellos no son capaces de promover o auspiciar. Pero como no somos cubanos nos tildarían del consabido pro-comunista o de pro-castrista. En fin que es penoso ver como no podéis poneros de acuerdo. Nos criticamos mucho esa falta de consenso en las cosas, pero creo que nosotros los españoles, con esa historia tan complicada que tenemos, al menos hemos contruído una plataforma desde la cual discutir ciertas cosas. Un abrazo y hasta la próxima.

A.T. dijo...

Sonora: ¿decís?

Ana María: Unos abren, otros cierran.

F&G: Gracias, sigan visitando.

Anónimo dijo...

El que no entiende o no sabe leer o tiene catarro en el cerebro.

PCC dijo...

Queremos programar un ciclo de conferencias sobre el exilio directamente desde el Carlos Marx.

Anónimo dijo...

PCC jajajajajajaja. Funnyyyy!. Mira, este tema es crucial asere, mira que se dificulta afinar y share los parametros de un dialogo. A mi esto me interesa mas (osea la estructura y la disciplina de como dialogar) que el contenido mismo de un dialogo. Y yo en serio que no me puedo concentrar en una conversacion al no ser que las leyes de un intercambio libre de ideas, no sea aplicado. Es un pre-requisite fundamental. Cuando de militancia y de imponer ciertos puntos de vista super solidos se trata "hierro", y de echar competencia, sin animo de "Improvisar, incluso equivocarse." Es muy aburrido hablar asi, o hacer lo mas minimo. En casos asi, lo unico que me divierte es exponer puntos de vistas ilogicos y hasta inmorales si es preciso, con tal de destructurar y romper el esquema. sobre todo cuando son temas, reiteradamente sobre-entendidos y sin ningun punto de vista nuevo. Son conversaciones sin luz, no alcanzar a iluminar el "contenido" bajo observacion. Iluminar siendo logrando encontrar una nueva perspectiva o dimension, atraves de la adicion de una idea sobre la otra: entre los que que se hablan. Yo he podido notar que cuando finalmente encuentras una persona afin para el dialogo, lo mas comico es que uno esta mas en silencio y todo el mundo esta mas pensando. Es comico el caso!

Anónimo dijo...

Entre cubanos no puede haber nada que discutir.

Raysa dijo...

AT: Muy bueno e inspirador. No estoy de acuerdo, creo que podemos aprender y mejorar. El ser humano es un animal racional.