jueves, 6 de noviembre de 2008

Una hora con Toni López


Cristina Fernández

El nombre lo propuso María Tuma, y no es que estuviese errada pero las impresiones sobrepasaron las expectativas. Al llegar a su estudio en el northwest, muy cerca del nuevo circuito del arte, me impactó el mundo que rodea al escultor. Como cuando me contaron que Lenardo da Vinci, pintor de madonas, hizo colgar un chivo desollado en la puerta de un enemigo. Compartían un almuerzo de congrí y puerco, Esperanza, su mujer, él, y un gallo blanco. Esperanza le deslizaba la carne al gallo. Mientras, hacíamos un tour visual por el espacio: moldes de yeso, estatuillas de aspecto mordaz, rampantes gallos, bustos de celebridades, ángeles erguidos, vírgenes opacas de polvo, un Martí en pie, libros, kafkianas cucarachas y un catre donde Esperanza posesionó sus huesos para su siesta con el ave. Entre el homenaje descompuesto al horror vacuo la conversación comenzó a gotear, incesante y lúcida. Toni López, dueño de un humor gozosamente cubano, describe el periplo de una vida que ha conocido todos los altibajos posibles. Desde escultor a cargo de los bustos con que Batista poblara la biblioteca de su finca Cuquine, perseguido luego por la policía del mismo general y salvado de ella por un pariente del mismo, se refugia en Miami tempranamente. Los gallos de la calle 8 llevan su rúbrica y una gallería de próceres desperdigados por la ciudad también- uno de ellos frente al Bass Museum en Miami Beach. De una cosa me voy convenciendo acá: Toni López ha hecho más por el mundo de lo tridimensional que lo que pudiera contarse. Su visión de la realidad política y humana es abierta, sin fronteras ni absolutismos. Bien dado al hacer. Las paradojas de la vida son incesantes, como el arte de Toni de producir y reproducir. Cuando caminé cientos de veces frente al Mella emplazado en la Colina Universitaria, en la Habana, no imaginé que conocería al hombre que le dio vida (mucho menos pude imaginar la locación del encuentro). El mismo Mella que manos invisibles profanaron en el año del Cincuentenario del Apóstol, cuando María Mantilla, la niña de Martí, iba llegando a Cuba a entregar el grillete, las cartas y los diarios de su padre con esta advertencia: “…espero que estas reliquias sirvan para unir a los cubanos.”

18 comentarios:

Lisette Bustamante dijo...

Y sí Cristina, tu nota me emociona sobre en esta noche un tanto fría en Miami, ua ciudad o un pueblo, como quieran llamarlo, donde viven hombres y mujeres que como bien dices han vivido "las paradojas de la vida" de manera incesante...
Me arrastraste al recuerdo de María Mantilla, sobre todo a ese pedido inmenso de "unir a los cubanos"... Cuánto necesitamos rescatar el entendimiento y la tolerancia...
Será un sueño?
Será una utopía?
No me niego a creerlo... Quedan hombres u mujeres como Toni López...

Un abrazo

Lissette B.

Anónimo dijo...

lindo post
excelente artista

RI dijo...

Muy lindo escrito Cristina. Tony es historia viva y y una de las personas mAs afables de esta ciudad.

Ingeborg Portales dijo...

linda experiencia Cris,
de las q hacen recuperar la fe y sobrellevar la nostalgia,

un abrazo

Anónimo dijo...

Y quien es tony>?

Soy feminista dijo...

Toni es como el parque del dominó. Tiene que estar ahí.
Gracias Cristina.

Anónimo dijo...

Cuando me pedías recordar una anécdota de Leonardo que describiera un aspecto de su sociabilidad, no imaginé que planearas estas líneas sobre Tony. Como cómplice de la esperiencia, ambas, la reunión con el artista y el escrito, solo lamento una distracción mia. Haber olvidado que el autor de aquella fábula, "el escorpión que pica en medio de la corriente a la rana que ha accedido a salvarlo", y que Tony nos revelara le había sido contada por Batista en los días que cumplía con los encargos escultóricos para la finca, que el autor de esa fábula era Leonardo da Vinci.
Y por otra parte, Lissette Bustamente, no somos pocos los que aspiramos al "sueño y la utopía" de unir a los cubanos. Si existimos, no importa en qué número, es porque ya es una realidad no "sin-lugar", ni "inconsciente".
besos
Roberto

el cabron dijo...

Todo un veterano de las ligas de Miami...

Anónimo dijo...

Hey mira Zoe menciona a tumiami y a mi en un analisis obre las elecciones presidenciales en ecodiario.es aqui:

http://ecodiario.eleconomista.es/elecciones-usa-2008/noticias/846553/11/08/Viaje-al-pais-de-Obama-las-expectativas-de-los-cubanos.html

A.T. dijo...

Cristina: Muy oportuna tu memoria de Toni. Es una mina de cuentos y de vivencias. Conoce muy bien su profesión.

Anónimo dijo...

Me encanta la viejita surnando en el catre. En la foto se ve un poco. E

JR dijo...

Buena incursión, Cristina. No hay nada como el artista en su taller. Se siente fuera de jaula y se desborda en locuacidad. Como diría Pogolotti se funde en barro y voz. A dos pasos está la buhardilla de Gay García. Sugerencia: un buen tabaco, media pinta de Johnny Walker y ahí tienes tres horas más de bohemia y memoria.

Anónimo dijo...

Oye esta caliente eso en Miami hoy. Vayan y cuenten que aqui no llegan mas que ecos.
El socio de Barcelona

Anónimo dijo...

Ask not what your country can do for you, but what you can do for your country.

JFK?

I think this is the time to apply this method of thinking. It's always a good time to think this way. I wish I see Obama to tell him. Tell me now, what do I have to do to make it better. Count on me!!!

Anónimo dijo...

FELICIDADES ZOERETA! 1 friend....LOVE

Anónimo dijo...

NO COUNTRIES, NO FRONTERAS, NO PRESIDENTS. 1 WORLD!!!

That's where we should be heading to!!! That's where I am going!!! That's what I want! That's what I need! That's my expectation! Please. How long more do we need?

Anónimo dijo...

What all of us must do to make this a better country is leave and give it back to the Native Americans.

Sitting Bull

enemigorumor dijo...

Que mal acostumbrados estan, el peor de los esteriotipos nos toco...estamos bien jodidos..el artista bohemio y sin un fula viejo y hecho mierda en su taller ,ahi,listo para deleitar mentes melodramaticas y vacias con sus propias y pintorescas tragedias...si cada suspiro hipocrita y cada palmadita alentadora fuera un billete de 20 Toni estaria mucho mejor, pero porque? es mas "puro asi" ademas seria un mal precedente para la funesta tradicion burguesa, pues ese es el precio que hay que pagar por atreverse a dedicar la vida a el arte...no me hace ninguna gracia que un maestro viejo cubano viva tan mala vida mientras los Cernudas se frotan las manos como tinosas esperando el dia en que el buen Toni vaya "por el camino de la ballena"...