domingo, 23 de marzo de 2008

Amor a primer "click"


Roberto Savino

Nos conocimos en su blog. Ella llevaba un post de verbos encendidos, ceñido a la altura del tercer párrafo y explayándose, a medida que iba cayendo, hasta abrirse por completo con unos irresistibles puntos suspensivos. Se protegía del frío con la fotografía surrealista de un sol que, en su ocaso, iba cayendo dentro de una boca de amplios labios rojos y dientes blancos. Demasiado blancos, recuerdo. Me quedé viendo su trasfondo celeste, ocupado con su Century Gothic de negritas subrayadas, itálicas perfectas y comillas traviesas que voloteaban entre sus tildes, aún jóvenes y puntiagudas. Sólo luego reparé, con cierto sonrojo, en el contador que había delatado mi presencia: número 2666. Llegué allí por casualidad; conducía el ratón con el descuido de un jueves por la tarde luego del trabajo. Me detenía con desgano en la intersección de cada hyperlink y, con unos pocos golpes de dedos, cambiaba de rumbo para visitar esos lugares comunes donde de vez en cuando me siento a conversar con los amigos. Llovía y no tenía que dejarme alcanzar por las gotas que golpeaban suavemente el vidrio para saber que era una lluvia desmenuzada y fría. Me cansé de andar. Pero justo cuando aceleraba el cursor y giraba hacia home, vi, en el fondo de un párrafo poco transitado, un nombre que brillaba como un local de azul neón en lo negro de la noche. Era la Embajada de un País Desconocido; entré sin tocar antes la puerta. Le hablé. Le dije, superando cualquier asomo de vergüenza, que me gustaba y que quería que nos viéramos de nuevo. "Eres mi favorita", le aseguré. Ella permaneció en silencio, pero yo presentía que había alguien más en la Embajada, ese amplio aposento de historias y habitaciones, muy distintas una de otra y decoradas sin escrúpulo. La noche se fue llenado de más noche y en cierto momento me dije basta, es hora de regresar. Escogí una pared limpia y alta de lo que parecía la sala principal para dejarle un mensaje citándola con mi dirección. En el camino a home decidí detenerme en el Miami para ver qué se hablaba de la vida. Confirmé que la vida seguía siendo la misma, urgente y desolada, y regresé a lo mío, con el corazón ardiendo, esperando que ella viniera pronto a encontrarme con sus palabras. Sigo aquí, desde entonces, en la esquina de siempre, esperando Entre el Lenguaje y La Anécdota, mientras se acumulan la intriga y los voquibles, el combustible de esta inmensa esperanza.

34 comentarios:

Anónimo dijo...

CLICK!CLICK!CLICK!CLICK!CLICK!CLICK!CLICK!CLICK!CLICK!CLICK!CLICK!CLICK!CLICK!CLICK!CLICK!CLICK!CLICK!CLICK!CLICK!CLICK!CLICK!CLICK!CLICK!CLICK!CLICK!CLICK!CLICK!CLICK!CLICK!CLICK!CLICK!CLICK!CLICK!CLICK!CLICK!

AHHHH!

Master Bates

Anónimo dijo...

Asi mismo fue ......

Isis dijo...

Bello, Roberto.
Y mis mejores deseos a Chuna.

A.T. dijo...

Historia de amor bloguistica imposible. Buenisimo Roberto.

La cafeina dijo...

Estupendo tu post Roberto. Ese amor digital de que hablas es como una nueva manera de vivir y ver las cosas....pero como es el diario, no nos damos cuenta.

Juan dijo...

Muy bueno y actual

Raysa dijo...

eso es como le dicen aqui: amor a primer blogaso.

Anónimo dijo...

Jeje

Anónimo dijo...

La pasion que pueden desparetar unas palabras escritas; ese es el tema. Felicidades por tan buen escrito Roberto.
E.

El gramatico y otras cosas dijo...

"Ella llevaba un post de verbos encendidos, ceñido a la altura del tercer párrafo y explayándose, a medida que iba cayendo, hasta abrirse por completo con unos irresistibles puntos suspensivos."

Cien puntos.

JR dijo...

Muy bien, Roberto. Usted es un blogerromántico como yo. Y esto de bloguear se parece tanto a la vida.

El chamo dijo...

Muy bueno Roberto. El escrito nos lleva hacia la fantasia del amor virtual. Eso existe y lo he comprobado. Cuantas veces no se emete uno en un chatroom y termina acalambrado y afiebrado con una persona que ni siquiera conoce. Eso si...miedo a nada, ningun miedo a experimentar siempre que sea mi propia eleccion.

JR dijo...

Com permiso de los escarceos... Deseo denunciar desde Tumiami el arbitrario amordazamiento que le han impuesto en la red cibernética interna de Cuba a Generación Y y Potro Salvaje, dos audaces blogs que contribuyen a romper la falta de flujo de pensamiento y comunicación libre entre los residentes de la Isla. Sabemos de donde proviene la vergonzosa censura, una acción que deja públicamente a los gendarmes internautas en calzones rotos y cagados. Del castrismo están emergiendo los primeros blogoprisioneros de conciencia y no dudo que estarían dispuestos a intentar cometer el definitivo blogocidio.

Ro dijo...

Me alegro que les haya gustado el escrito. Espero hayan captado el guiño cuando hablo de “el Miami”, que son ustedes.
El amor virtual no solo se refiere a otra persona sino tambien al fervor que uno le puede llegar a profesar a un blog al que uno llega de repente, sin proponerselo, al azar, e inmediatamente se agrega a "My Favorites". Pero, por supuesto, detras de cada blog hay siempre alguien, unas manos, una voz, un cuello, y ese es el juego.
Un abrazo.

A.T. dijo...

JR: El blogocidio era de esperarse.

A.T. dijo...

Gracias Roberto, sabes que esta es tu casa.

Anónimo dijo...

Felicitaciones.

Son de la loma

el cabron dijo...

Rioberto: Estoy contigo en esa esquina, esperando por el Godot virtual.

RI dijo...

Robertico, cuando te refieres a los "irresistibles puntos suspensivos", yo imagino sus ojos, su deliciosa mirada; "las comillas traviesas" han de ser sus maldades femeninas, guiño sensual; y en "entre sus tildes" leí sus cabellos...nada que esta chica cibernética se las trae. Nunca sé si es real o metáfora.

La Mano Poderosa dijo...

Roberto, te quedo muy bueno!
JR, Que tu esperabas? No pensaste que la "Y" solo fue utilizada como un red rojo, para alcanzar los camaroncitos dormidos de todas las orillas, adentro y afuera del Gulag Caribeño?

Nilo dijo...

Roberto, tu cuento me trae a un Cortzar que hubiera alcanzado la era del blog y a la vez tiene un giro propio. Felicidades.

click dijo...

..."Por el sendero de mi vida triste halle... muchas enseñanzas y si regreso flor de los tiempos a la entrega del alma cual aprehender,siento que debemos reir con alegria por lo conocido y por lo conocer,un comico modo de crecer,dejando la atencion en lo que hacemos u observamos desde la perdida del ego por identificacion recibimos mensajes del divino.En mi ser danza lo que percibo como bello amar a Dios y me con...vierte.com en lo amado.

la mordida dijo...

La virtualidad es nociva.
Lo sabremos cuando no podamos pensar sin la ayuda del ordenador.

Ro dijo...

Gracias, Alfredo.

Metafora, Rosie, como (casi) siempre, jeje.

Nilo, tantas gracias...

Mordida, en parte te entiendo, pero esto es indetenible. Aqui estas, no es cierto?

De nuevo, mis saludos a todos en este Miami virtual, desde esta esquina.

JR dijo...

Felicitaciones, Daína. Aprovecha la alineación de los astros. Tráenos un poco de polvo cósmico que eso sirve de resguardo contra el mal de ojo.

Anónimo dijo...

Well deserved and congrats Lady D,
I was planning on being there, Paris in May. Unfortunately my treatment during April may hamper my physical appearance.
I leave it to fate...

Anónimo dijo...

"Het eiland van de oneindige liefdes"
Tot ziens,

Piet Heyn

Daína Chaviano dijo...

I will, JR.
Anonymous of 12:58, I know who you are and I hope your treatment go smooth. Best of luck. Are you also de Anonymous of 1:06 who knows the Dutch translation of the title?

Anónimo dijo...

La escritora cubana más traducida es Zoé Valdés, lo prueba en su página web: www.zoevaldes.com.fr. A 34 idiomas La nada cotidiana solamente, sin contar sus otras novelas
Anne-Marie Vallat, agente de Zoé Valdés.

cortazariana dijo...

Por esos amores a primer click vale la pena colarse en tumiami..y ahí dejo mis puntos suspensivos.

Daína, no te olvido desde tu fotonovela: Los mundos que amo. Te leo desde niña y me alegra cada libro tuyo. Te mando un fuerte abrazo y toda mi admiración, ahora desde España.

Anónimo dijo...

"La nada cotidiana" solo está traducida a 13 idiomas, como lo prueba la página de Anne Marie Vallat, agente de ZV, y también el propio Web de esa escritora. Aunque aparecen 24 portadas en el Web de ZV, sólo hay 13 idiomas porque hay más de una edición en cinco de ellos. No deben confundirse ediciones con idiomas. En estos momentos, la novela más traducida en la historia de la literatura cubana es "La isla de los amores infinitos", de Daína Chaviano (20 idiomas). Le sigue Pedro Juan Gutierrez (Trilogía sucia de la Habana) con 18 idiomas. Y en tercer lugar está “La nada cotidiana” con 13. En ningún caso he contado el idioma español.

Anónimo dijo...

Daina,
"JA!"

La Mano Poderosa dijo...

Bueno amiga,
Sabes que lo que me espera no es bueno, pero, la vida solo sirve para pelear por ella,
Tot ziens,
Piet
P.D. como buen pirata, hasta tengo una pata de palo. :)

Atrack dijo...

felicidades Daína.
Con mucha modestia y cordialidad te has puesto en el number one. Ah! y con buena pluma también. Ya eras grande en Cuba, no me extraña entonces.