lunes, 12 de febrero de 2007

La crux y ficción según Alejandro


Ramón Williams

"La Muerte de Maceo" de Menocal (1906) desliza la caída del general mambí por el conducto de los descendimientos, desde la "Lamentación sobre el Cristo muerto" de El Giotto, hasta "La piedad" de Buonarroti. El "Retrato de Martí" de J. Arche, conjuga todo "Corazón Sagrado de Jesús" (invisibles aquí la víscera espinada y el fulgor) con la atmósfera metafísica y el trompe-l’oeil de los surrealistas. Ambas pinturas rodean, hablan de maneras de pintar sobre lo sagrado, de constituir el mito. Lo épico en ellas funciona como excusa para el puente entre lo religioso y lo estético. Sobre ese puente se desplazan las figuras del titán y del apóstol en dirección del museo y de los textos escolares de historia, instrumentos básicos de perpetuación y control de la cultura. Con sus cruces, Alejandro Mendoza se sirve de las distorsiones de espacio y tiempo históricos, sus curvaturas; viaja por vórtices al grado cero de la era, se desembaraza de unas alegorías y preña otras, conquista con lo directo de su retórica, de su lengua lapidaria. Alejandro inventa objetos encontrados (o los compra antes que se pierdan) y los incrusta en el fetiche resucitándolo insaciablemente en cada obra. Sobresalen bloques escalonados, remaches, candados, barrotes y sogas bajando desde los barrotes. Hay hélices y corazas. Objetos de pared, casi muros en sí mismos, portan en sus extremidades semánticas los estigmas (resistencias espirales de cocina eléctrica y no lirios) que tal vez pertenezcan también a quien ha elegido repensar el credo de la apropiación, el otro uso de los signos y las cosas. Las cruces de Alejandro se levantan de lo plano a lo volumétrico con soltura gestual y cautela de arquitecto. Las formas, zombis multifacéticos, se alzan de lo euclidiano y estimulan la glándula de la divergencia que nos estira la Z. Las del fondo del estudio llevan quizás un embrujo mayor; de buena madera, cuelgan llenas de nudos y huesos, cadenas, resinas y sustancias pingües por descifrar. Todas simulan, seducen e ilusionan con acabado semejante al del referente multívoco que las suscitó, sin esconder ni por asomo su ingeniería de atrezzo.

10 comentarios:

La Cafeina dijo...

Esas cruces son fascinantes!

Anónimo dijo...

RAMON WILLIANS, el se las encuentra y las pinta????
son de madera o de metal????
donde las estan exhibiendo????
la verdad que MIAMI esta medio mundo y hay burujones de abuenos artistas.....

a boniatillo le gusta la manana asi lluviosa. con cafe con leche claro.

jr dijo...

Alejandro Mendoza
Born in Havana, Cuba, Alejandro Mendoza was educated at the Nation School of Art and Graphic Design and was a visual arts faculty member at the Superior Institute of Teaching. He has displayed his work in solo exhibitions in Cuba, Mexico, and Miami. His work has been included in group exhibitions throughout Cuba, as well as in Canada, the United States, Panama and Spain.

Mendoza utilizes the cruciform as though it were a blank canvas. He sees the cross as a symbol of his culture, as well as a foundation for the familiar. As a symbol, it is associated with a long period of world history. The shape is also connected specifically to Cuban history, heralding the arrival of Columbus, Castro’s rebels and Pope John Paul II. The cross in Mendoza’s work is universal, Cuban and occasionally unimportant to the central themes of the individual work. According to the artist, "the cross has become an ever-present vice that rules my creative visions".

The artist explores the symbol in works on paper, exploring intricate Celtic and wrought iron themes. Working in wood, sometimes mimicking iron, copper or other metals, Mendoza inserts figures and objects into the field of the cruciform, confounding simple meaning. By their deviation, the artist’s work establishes an importance of its own.

Mendoza’s work is included in numerous private and public collections, including the Spanish Embassy and the church of the Holy Virgin in Cuba, The Carrollo Gil Museum of Art and the Museum of Modern Art in Mexico. Among his accolades are the High Standard of Excellence at the Spiritual VII International Exhibition in 2004. The artist currently resides in Miami, Florida.

jr dijo...

Gracias, Williams. Texto muy original e información valiosísima. No pierdas el hábito.

Inkieta dijo...

Mmm... Que interesante.

Y bueno, que tal el Sabado, AT? Se puso bueno?!

La Mano Poderosa dijo...

Muy buen trabajo y escrito. Como es lunes no les escribo mucho hoy. JR, y Ramon, la cruz de una capillita en donde San Francisco de Assisi fue a meditar (Chrystus Triumphus, en la iglesita a las afuera de Assisi, San Damiano con cruz italo-bizantina del siglo 12), abrio las puertas hacia el renascimiento, con un Cristo humano, y lanzo a los artistas como Giotto, Lippi, Cimabue, etc., para traernos el humanismo dentro de la muerte y pasion de Jesus , y su relacion indentificada en nuestra vida cotidiana. This is a very lengthy viewpoint so I'll leave it here for now, not to bore the blog. But, just dwell on it.

Anónimo dijo...

Donde puede verse la obra de Alejandro?

Anónimo dijo...

Amigos!!!! lean a Eliseo Cardona sobre el Trio de Triff en noche de Sabado en el MAC.


http://www.ecbluemonk.blogspot.com/

Saludos PP

Anónimo dijo...

ecbluemonk

jr dijo...

Pues sí, PP tiene razón. En su blog Eliseo Cardona hace una crónica de lo acontecido con el Trio con mucho feeling, muy agradablemente gráfica y con mucha buena vibra. Repito el sitio:
http://www.ecbluemonk.blogspot.com/
En el cual se puede encontrar, según el mismo Eliseo, notas, comentarios, reseñas, pajas mentales sobre música, arte y cultura. No lo conocía y fue grato recorrerlo porque está concenbido con gusto y es muy miamense