lunes, 6 de junio de 2016

Los dobleces políticos en el arte de Geandy Pavón


Alfredo Triff

Arriba pueden ver la obra de Geandy Pavón titulada Wrinkled Liberty ("Libertad estrujada"). A primera vista, resalta que la pintura "pinta" al título. Esta mímica ha sido explorada en la corriente llamada Arte conceptual. Lo que caracteriza esta vertiente es que la idea es lo que prima en la obra de arte.

Por lo tanto,

One and Three Chairs, Joseph Kosuth, 1965

El título Una y tres sillas del artista conceptual Kosuth expresa lo que vemos.  

"Estrujar" es la acción de retorcer hasta deformar. ¿Para qué deformar una imagen? Pintar el "estrujo" es acentuarlo: inscribirlo en la historia de otros "estrujos" en la pintura. Por ejemplo:
  
 Jan Davidsz de Heem, Naturaleza muerta con libros, 1628

El "estrujo" de Davidsz es distinto. En pleno barroco holandés, Davidsz busca reproducir la realidad –y derivar de ella una enseñanza sobre la futilidad de la vida (el género también se conoce como Vanitas).

Apuntemos que Wrinkled Liberty es también metapintura. No necesariamente en función conceptual. Por ejemplo, Bedroom (1982) de Lichtenstein es una (meta)pintura pop que apropia una pintura conocida de Van Gogh.
 
Roy Lichtenstein, Bedroom, 1982

Dijimos que Wrinkled Liberty reproduce una realidad (la famosa pintura de Eugene Delacroix) y estruja la imagen para sugerir una idea específica. "Estrujar" a Delacroix nos lleva ideológicamente a la siguiente declaración:

"La libertad está estrujada".

Como en Una y tres sillas de Kosuth, Wrinkled Liberty de Pavón describe lo que vemos. Y lo que vemos se presenta como una declaración explícita sobre la libertad.

Eugene Delacroix, La libertad guiando al pueblo el 28 de julio 1830

"Estrujar" a Delacroix, sin embargo, presenta un reto. Cuando Delacroix pinta La libertad guiando al pueblo (considerado uno de los cuadros de mayor mensaje político de la historia de la pintura) no está haciendo lo que en el jargón político del siglo XX –por venir– se llamará propaganda.

La historiadora Dorothy Johnson en su The Rise of Romantic Mythology, analiza a la figura de Marianne (el símbolo de la república francesa), que con sus pechos desnudos recuerda a Medea, la hembra feroz capaz de matar impunemente a sus hijos. Para Johnson, Delacroix se propuso destacar la vulnerabilidad de pueblo (los niños) en las garras de su fiera madre. La patria (¿o debía ser la matria?) es matricida. Es decir, la obra política cumbre del romanticismo problematiza la idea de la libertad.

Resulta sorprendente que estrujar la libertad es de cierto modo estrujarnos todos nosotros incuídos en el corpus politicus. La libertad no es cosa de juego. 

Geandy Pavón, Chained Liberty

Como variación al tema, Geandy Pavón introduce otro aspecto problemático de la libertad. Chained Liberty representa la libertad encadenada. No es mi propósito leer más de lo necesario. Geandy no apura respuestas, solo preguntas. Siguiendo el hilo sugerido, me atrevo a plantear dos: ¿Está la libertad encadenada, en cuyo caso la libertad ha perdido la libertad? o ¿es la libertad una imbricación –con las cadenas– en cuyo caso la libertad se conjuga con aspectos deterministas? Pero no confundamos libertades. Hay libertad sicológica (me siento o no libre), existencial (me siento libre aunque estoy preso si mi causa es justa).

No, la libertad que explora Geandy Pavón es una libertad política.

"Political Fold" en Mindy Solomon Gallery le viene como anillo al dedo a esta polémica que nunca termina.

¿Cuál es alcance de la libertad política?

Estimo que Pavón se adentra a la discusión política desde la ideología de la resistencia. No es la primera vez que Pavón denuncia al status quo. De ahí sus conocidas proyecciones de Weiwei y Orlando Zapata Tamayo en edificios icónicos de NY.


Las dos figuras representan la resistencia contra el poder desmesurado.


Lo que me trae a Empty Marx:


Con Marx vacío Geandy no repite exactamente el giro conceptual de las piezas anteriores. Sí, vemos la caja vacía, pero en el fondo está la cara de Marx.

La caja vacía, pero la cara de Marx presente.

¿"Vacía" porque el marxismo se agotó? En efecto, desaparecieron las versiones del marxismo más connotadas. Pero no creo que la caja vacía de Marx es un vacío simpliciter, sino una exploración del vacío mismo. Ya Hegel decía en su Libro primero  #133 de su Lógica que La nada ("nada", no olvidemos, equivale al "vacío") es el mismo ser puro.

Geandy problematiza a Marx de la misma manera que lo hizo con Marianne en Wrinkled Liberty. Y en una manera parecida a la de Jacques Derrida en su Espectros de Marx.

La tesis de Derrida es que la filosofía de Marx es víctima de lo que él llama Metafísica de la presencia (punto que ahora no vale la pena explorar, pero que básicamente implica que el discurso marxista filosóficamente se contradice a sí mismo). Lo importante ahora es que la idea de "presencia" derrideana está en el Empty Marx de Pavón.

"Vaciar" a Marx no es más que traerlo de nuevo: Convertirlo en fantasma. Derrida y Pavón admiten que Marx ya no existe, y sin embargo "aparece" de nuevo con su cara-de-caja vacía.

He querido dilucidar hasta qué punto Geandy insinúa y presenta la pregunta. No pretendo llevar el tema más allá de lo que "Political Fold" anuncia.

En efecto ¿qué significa la cara-de-caja-vacía de Marx? es una pregunta de no poca importancia. 

1 comentario:

Blanca Arregoitia dijo...

From outside the box, literally outside the box...Marx's ideology is the box..."la caja" donde muchos viven todavia