sábado, 12 de abril de 2008

Can you hear me Major Tom?


Alfredo Triff

Ground Control to Major Tom/ Ground Control to Major Tom/ Take your protein pills and put your helmet on/ Ground Control to Major Tom/ Commencing countdown, engines on. Con Space Oddity, lanzada en 1969 (se dice, para coincidir con el viaje del Apolo 11) David Bowie capta un momento congelado de la historia; impass de crisis en segunda lectura (bajo del efecto de la tecata), de evasión sideral kubrikiana: There’s nothing I can do, Though I’m past one hundred thousand miles, I’m feeling very still. La década cierra pataleando la resaca: Los asesinatos de Martin Luther King y Robert Kennedy coinciden con los suicidios de Jimi Hendrix, Brian Jones, Janis Joplin y más tarde Jim Morrison (¿no es el "overdose" una forma de suicidio social?). Para muchos encerrados en esa generación, el viaje del Apolo es alfa y omega. Major Tom tipifica la metáfora clarkeana de transformación sicoexistencial ante la crisis de la Guerra Fría y el temor del holocausto nuclear. Aunque no lo parezca, somos nosotros los body snatchers (oigo a Space Oddity como música de fondo para Solaris de Tarkovski). Para ponerlo en contexto: "Caballero, no hay más remedio que la nota sideral", habría pensado de seguro el Ziggy de Bowie en 1969, con sus ojos azules y el pelo teñido de rojo y rociado de gomina, empapado en sudor, mientras caminaba Rampa arriba, oyendo LA VOZ despotricada y estruendosa del susodicho (rajando autoparlantes a lo largo de la avenida) profetizar la zafra millonaria de 1970. Volviendo a Major Tom: Una vez fuera de la nave, en la paz plena y silenciosa de la matriz cósmica... ¿para qué regresar? I’m stepping through the door/ And I’m floating in a most peculiar way/ And the stars look very different today/ For here/ Am I sitting in a tin can/ Far above the World. ¿Hay algo más abstracto que el espacio astral? Más que "nota", el estado sicosomático de Major Tom (en su capullo galáctico) puede verse como la sinestesia entre la mente y el espacio mismo (problema ineludible en un párrafo del último libro de Edmund Husserl escrito 33 años antes: “¿Cuál es el último reducto espacial de la conciencia?”). My spaceship knows which way to go ... Can you hear me Major Tom?/Can you hear me Major Tom?/ Can you hear me Major Tom?

11 comentarios:

Adal dijo...

apretastes con ground control, major tom!

Anónimo dijo...

Qué buen video.

Son de la loma

JR dijo...

Me pudieran poner este Bowie de fondo en el artículo sobre Fabiancito? Ya es hora de hacer un nuevo tipo de periodismo. Texto impreso con soundtrack.

Anónimo dijo...

tremenda pepillada..............piensa boniatillo mientra se mira la entrada de canas.

enemigorumor dijo...

AT, me cuadra mucho esa onda de analizar la historia sin renunciar a la nostalgia, estas en algo.

Mucha gente no entendio lo que dijiste en la conferencia, quiza por el inglish , o porque la idea que tu expresaste estaba permeada de una multipolaridad muy extrana en el arte cubano.

Juan dijo...

Novedoso el enfoque.

Anónimo dijo...

No me gusta bowie.

dolphinviajero dijo...

Anónimo, para el gusto se han hecho bowies.

el cabron dijo...

De David Bowie solo conociamos su musica de los 80. Fue aqui que me presentaron otro Bowie anterior. Mis respetos al maestro.

Alex en NY dijo...

Buenisimo, anything de Bowie me encanta.

A.T. dijo...

Gracias Enemigo. No puede abandonarse la esencia. En los 70 conociamos a Bowie, pero era demasiado alternativo para la radio. El primer LP de Ziggy que vi en mi vida fue en casa de Chano el guitarrista de los Dada.