miércoles, 20 de diciembre de 2006

Antonio Gamoneda: Premio Cervantes

Amílcar Barca

Antonio Gamoneda fue un desconocido para el grupo de su generación, la generación de los cincuenta en España– Gil de Biedma, Ángel González , José Hierro, Goytisolo, José Angel Valente...- Nunca participó del glamour y fue a su aire por las tierras de León, entre el frío, lo yermo y sus montañas desnudas. En su poesía igual aparecen las manos de su madre que la culpabilidad que le produjo el día que vejó a una perra mientras robaba una carta a un soldado. A veces se adentra en la poesía irracional y dulcifica el dolor o lo nauseabundo con un tono lírico casi imperceptible. Nacido en Oviedo (Asturias), 1931, ha vivido la mayor parte en Castilla-León. Lo descubrí a través del poeta por excelencia en estos momentos en España: Luís García Montero. Él me refirió a Descripción de la mentira (1987), Blues Castellano (1982) y su obra maestra El libro del frío (1992), del cual hablaba como uno de sus maestros referentes. Algunos de los versos de este libro dicen así en el apartado "El vigilante de la nieve":

El vigilante fue herido por su madre;
Describió con sus manos la forma de la tristeza y acarició
cabellos que ya no amaba.
Todas las causas se aniquilaban en sus ojos

* * * * *

En la ebriedad le rodeaban mujeres, sombra, policía, viento.
Ponía venas en las urces cárdenas, vértigo en la pureza; la flor
furiosa de la escarcha era azul en su oído.
Rosas, serpientes y cucharas eran bellas mientras permanecían
en sus manos.

14 comentarios:

La Cafeina dijo...

No conocia a Gamoneda, pero ya eso cambiara.

machetico dijo...

La barca almibarada y culta atraca hoy con noticias que se empenan en ser desconocidas. En los horreos horribles del SW, atestados de ruidos de America te ve y viles biles sin pagar parece que no hay tiempo ni memoria para angeles o irons, giles o gonzalez. Si acaso se recuerdan nebulosos guillenes, de guilleten, mas por aquello de songoro cosongo que por la verdadera poesia. Se nos pega mas el cumbara quimbara, borondongo y cuchilanga y afines seudoafricanias de entertainment. Nuestro vapuleado catalan nos recuerda, paciente, que el idioma del sable y el mandoble nos trae tambien la libertad, segun dijo un calvito valenciano-canario, otro Pepe de hierro, blanco facil que fue en su caballo negro sobre el green de la grass en Two Rivers.

Inkieta dijo...

Linda poesia para un Miercoles gris y frio, Amilcar. Gracias.

Inkieta dijo...

AT, tell us about the upgrades to the blog!

tumiami dijo...

Machetico: Vas creando un estilo, ideograma'tico original envidiable. Lo digo por la renuncia al patron jera'rquico sociolingui'stico de la academia. Se que algunos diran que se trata de una mera improvisacio'n sicofone'mica. Otros diran que la hierba, que el sicofa'rmaco (los dos a la vez?) Que mas da', me apunto como lector.

A.B dijo...

Machetico veo que eres sagaz y culto y esto me gusta. Vayan a Google y busquen por este poeta y veran que maravilla irracional y que baile de palabras aparecen en sus versos, De verdad vayan a sus webs y no dejen de comprar el "libro del frío

Amílcar

machetico dijo...

Gracias, hermanito, se hace lo que se puede. Uno aprende siempre de los demas y lo mejor que tengo son mis amigos profesionales que no dejan de ensenar. En primer lugar, mi hermano estrangulador de Alhambra, CA y por supuesto las mentes, lenguas y bocas inteligentes de este solar de ambias. Mis mejores recursos no son mios, porque apelo y funciono solamente con la informacion, la ortografia, la cultura y el humor del que lee. Lo criptico se vuelve multiplexico (copyright Villegas), crece en lecturas, dura mas. Si laconico, breve, mas mejor. Tambien, como al Mercado, mi Walter Ego no debe ser tomado muy a pecho. Porque joder nos hara libres. Gracias de todo corazon.

machetico dijo...

Eliseo A. Diego, alcoholico de balcon, estirpero:
Siempre me preguntan qué va a pasar en Cuba cuando muera Fidel Castro. Más bien la pregunta debería ser qué va a pasar en Cuba cuando entierren a Fidel Castro.
Eso no se sabe. Ni en los centros espirituales ni los santeros ni los politólogos ni los revolucionarios ni los gusanos ni los cubanos. Son demasiados años en el poder, casi 50 como para prever qué puede pasar. Aunque, claro, uno puede especular desde la lógica más que desde la historia. Y entonces veremos que nada va a ser igual. Lo digo con un ejemplo: si en tu casa tu abuelo mandó por más de 50 años sobre tu papá, sobre ti y tus hijos; puso cuadros en la pared e hizo tantas cosas... cuando se muere tu abuelo casi siempre lo primero que pasa es que cambia tu casa; se quita el cuadro del Sagrado Corazón de Jesús, se cambia la sala, es decir, nada va a ser igual. Lo cual no quiere decir que no sea lo mismo.

jr dijo...

Bueno, finalmente puedo entrar. Has cumplido tu promesa agamonedada con este homenaje, Amilcar. De toda la generación los que más conozco son Pepe Hierro y Goytisolo, pero tu texto es buen comienzo con Gamoneda. Gracias, hermano.

Alex NY dijo...

De Gamoneda y bueno para hoy:

"Yo, sin ojos, te miro transparente.
En la música estás, de ella has nacido;
de este grito de luz, de este sonido
a mundo amado luminosamente.

Y yo escucho después —agua creciente—
a la música en ti: todo el latido,
todo el pulso del aire convertido
a tu belleza, a tu perfil viviente.

Tumba y madre recíproca, del canto
orientas a tus venas la agonía,
y tus ojos asumen su potencia.

Oh prisión de la luz, después de tanto,
ya veo en el silencio: la armonía
es tu cuerpo, tu amada consistencia."

Robby dijo...

En una entrevista, el poeta, ya conocido por su desarmante humildad, aseguró que este premio le sitúa a “una altura un poco vertiginosa”; una acertada metáfora para describir los mareos que llegan con la fama. Bajo esa humildad quijotesca respira uno de los poetas que mejor han captado el crepitar de los silencio y el irreversible caminar del tiempo. Gamoneda ha descubierto que existe otra caja de Pandora, la de las palabras con las que construye el hermoso desorden de sus versos.
Muy buen post!

La Mano Poderosa dijo...

a.b.
Gracias. Los poetas son escultores semanticos y merecen sus monumentos. El Premio Cervantes sirve como tal homenaje.

tumiami dijo...

Amilcar, veo ahora tu fuente gamonediana, y me hace incluso entender mas tu poetica. Gracias.

tumiami dijo...

Amilcar, mientras leía a Gamoneda sentí que de alguna manera se explicaba tu prosa y tu poesía. Hemos estado en el recinto donde se entrega el premio Cervantes, allá en la universidad de Alcalá de Henares (incluso nos hemos sentado donde se sienta el príncipe para otorgarlo) ...las placas a la entrada, entre ellos algunos cubanos (Dulce Maria Loynaz, Cabrera Infante).
Prestaré atención a Gamoneda. Cariños, RI