miércoles, 9 de noviembre de 2005

Cosas de mamá Carmita

Por La Chuna

En la Habana, en el tiempo de la depresión, allá por los 1930 y pico, la situación económica estaba muy apretada; en algunos hogares más que en otros. En la casa de mis padres no había dinero sino para lo esencial, se comía carne una vez al día, los cobradores siempre estaban tocando a la puerta. No había dinero para comprar ropa y zapatos, mucho menos para diversiones. Para aliviar la situación, mi hermano Héctor, el segundo, vivía con tío Oscar, hermano soltero de mamá. Yo había vivido con mis tías paternas desde los nueve meses. De mis hermanos quedaban con mis padres Cuco (Rafael), Raúl y mis dos hermanitas Margarita y Marirene. Yo era la mayor de las hembras y la menor de los varones. A pesar de las vicisitudes, mamá se las arreglaba para ir todos los domingos a misa y después al cine. Eso era mportantísimo pues además del noticiero y las dos películas, una de menor calidad y la principal, todas las semanas se ponía, comenzando los domingos un episodio de una serie, cowboys como de Tom Mix, etc. Mamá no podía perderse el episodio. La entrada al cine costaba 10 centavos para adultos y cinco para los niños mayores de 6 años. Pero eran diez o cinco centavos que no había. Todos los domingos, de tres y cinco a tres y veinte, se terminaba la matinée y diez minutos más tarde empezaba la primera tanda. Las luces se encendían en el teatro, se habrían las puertas de entrada para dejar salir a la multitud que había gozado de la matinée. Todos salían, excepto algunos que hubieren llegado tarde y quisieran completar la función. Mamá y las niñas, instruidas por ella, entraban al teatro mientras la muchedumbre salía, pero para no levantar sospechas, las tres perdidas entre la gente, entraban caminando de espaldas.

32 comentarios:

Anónimo dijo...

ChunaBill

Deberian enviar a AT unas fotos de Mama Carmita para ilustrar este excelente post

Rafelin

Anónimo dijo...

Cuha: Que bella semblanza! Que manera de recordar y decir las cosas y me llevaste a tu infancia y te veo con tu mami metiendote en el cine de espaldas.
La Cafeina

La Mano Poderosa dijo...

Saludos a todos,
Gracias a Wilma, no tuve electricidad por 2 semanas, y mi compu fallecio, pero regreso con orgullo. Chuna, el cine era esencial para los que vivieron la epoca de la depresion, por eso las peliculas de Fred y Ginger eran tan popular. El tema de la influencia del teatro americano sobre la identidad cubana es muy interesante, desde Tom Mix hasta Betty Davis y Hepburn. El cine servia para escapar la realidad y disfrutar unas horas de fantasia. Amiga Chuna, como me hiciste recordar de mi juventud! Yo no soy de la depresion de los 30's, soy de la depresion del exilio de los 60's. Me recuerdo como junto con mis amigos nos colabamos en el teatro sin pagar. Nosotros teniamos varias tecnicas;
(a) Entrar caminando alrevez mientras que salian del teatro los previos patrones.
(b) solo pagar uno y en la oscuridad del cine, abrir la puerta de atras.
(c) En los Drive-In theaters nos metiamos un grupo en el baul del auto y al entrar saliamos. No lo recomiendo, una vez se trabo el baul y no podiamos sacar los cuatro de adentro, al fin perdimos la pelicula por panico, y tuvimos que romper la cerradura del auto.
Gracias Chuna, todavia me hace reir esas memorias de mi juventud y pobresa miamiensa.

La Mano Poderosa

Anónimo dijo...

Metafora: El pasado es mejor que el presente.

Anónimo dijo...

Que pesao La Mano y Chuna tu cuento no hay quien se lo dispare,
prefiero ver el trio de Alfredo Triff...!!!!!!

Frankie Goes To Hollywood

Anónimo dijo...

Chuna, a mi me hiciste recordar mis paseos al cine con mis padres y mis tres hermanos. Tampoco habia mucho dinero. Teniamos que ir en autobus y compartir las palomitas de maiz y un par de refrescos entre los seis! Ay, pero como disfrutabamos. Bellos tiempos...

Anónimo dijo...

Si mientras mas pobre,mejor la alegria?

Frankie Goes to Hollywood

Anónimo dijo...

Ejem... mientras mas pobre, mas agradecido de las pequenias dichas.

Anónimo dijo...

Se ve que eres Mexicana

Frankie Goes to Hollywood

Anónimo dijo...

Relax don't do it
When you want to go to it
Relax don't do it
When you want to come
:)

Anónimo dijo...

Frankie, eres racista?
TIOTATO

Anónimo dijo...

wooohhh!!! Chuna que gusto me ha dado leer tu historia. a mi me llevaban a ver peliculas al ALMENDARES y alli daban chocolates. siempre le agradeci a mami y papi que me inculcaran el amor por el cine que es el amor por la ficcion, la literatura y la lectura verdad? boniatillo la saluda. todavia va al cine verdad?

La Mano Poderosa dijo...

Bien dicho Inkieta!

merluza dijo...

Chuna, lindo escrito. Me hizo recordar el tiempo maravilloso que pase viendo las peliculas de la Cinemateca de La Rampa en los 70 y 80 en Cuba. Era la oportunidad preciada de escapar la odiosa, sucia y caliente realidad de la calle "revolucionaria" con aire acondicionado, belleza, fantasia e imaginacion.
Desde esos tiempos soy cinefila empedernida. Pero me molesta la comedera de popcorn empapado de mantequilla y regado por todas partes, y la falta de buenos modales de las gentes aqui que encaraman los pies en el respaldo de la silla de alante sin importarle el espectaculo pestifero que estan imponiendo en los demas.

Anónimo dijo...

Y AHORA ERES ADULTO. QUE TE PRODUCE FELICIDAD O ALEGRIA?
CUANDO FUE LA ULTIMA VEZ QUE TE DIVERTISTE COMO CUANDO TENIAS DIEZ ANIOS?

EL PREGUNTON DE SEIS ANIOS

Anónimo dijo...

El Blogg parece la Mesa Redonda,Quien es Judas Castro?

Frankie Goes To Hollywood

Anónimo dijo...

Nosotros eramos mas pobres CHUNA. Pero tu post es muy hermoso y me trae otras memorias dulces como cuando comprabamos durofrio por 10 centavos, o merenguitos caseros. Boniatillo, que yo sepa en el el rio Almendares no hay ningun cine...Adonde es que ibas entonces? O en que epoca fue eso? MD

Anónimo dijo...

Chuna. lindo escrito. Me trae muchos recuerdos de cuando era pequena, pero no con las mismas peliculas. Que tal hablar de cine un dia?
Alicia en el pais

Anónimo dijo...

Hola, Mano! Hola a todos los que no tenian luz y se han vuelto a incorporar. Si, hay que hablar de cine!

Anónimo dijo...

hablar de cualquier cosa menos de la pobreza. que se pudran los ninios lombricientos de los paises pobres. o que le prendan fuego a las recidencias de los ricos como en paggii. mejor hablar de cine y toda la mierda trivial, que nos apendeja deliciosamente todos los dias, ahi esta el realismo magico, las mariconadas del flaubert, ah!!! el pelo de una munyeca. unos amantes virtuales que suenian con cocinar pescado y fornicar derramando vino para no suicidarse.

ME DAN ASCO

EL QUE SALE SOBRANDO.

Anónimo dijo...

WOW!
You need professional help.

Dr. Phil

Anónimo dijo...

El que sale: cojelo suave viejito, esto es un blog cultural, no FEMA.
Fumanchu

Anónimo dijo...

Chuna mi mamá hacía lo mismo conmigo. Yo llegué al punto de esconderme debajo del abrigo ancho de mi madre y agarrado a su sujetador, entre empujón y empujón, entraba en los pasillos del cine para ver a John Wayne. Gracias por traerme a este grato recuerdo.Te lo creas o no estaba haciendo un artículo sobre mi infancia y el cine_ una versiòn barata de mi propio Cinema Paradiso

Amílcar

Anónimo dijo...

Frankie, te vas para Hollywood? El de California verdad? Que bueno!
Es bueno que te descargues, que te saques del cuerpo la mala sangre, que te hagas una limpieza Es mejor que lo hagas en el banyo y ales la cadena rapidamendt para no infestar el ambiente.La Chuna

Anónimo dijo...

Mano Poderosa,
Sabes que el truco de entrar en el cine de espaldas se lo deben a Mama Carmita, pues ella fue la que lo invento. Fijense que lo hizo mucho antes que todos ustedes.Ese no fue su unico invento, algun dia les contare mas. Las otras formas que ustedes iventaron fueron tambien muy meritorias. La Chuna

Anónimo dijo...

Metefora,
Que problema tienes con lo mejor y lo peor? Goza de los recuerdos porque son reales, porque los has vivido y la vida es siempre bella cuando se goza,cuando se sufre. La alternativa, la muerte, no se como sera. La Chuna

Anónimo dijo...

Boniatillo,Yo tambien iba al cine Alnebdares que para la informacion de los demas creo que estba en la Vibora. La Chuna

Anónimo dijo...

Uno por uno, El que sale sobrando;
Si, sale de la asquerocidad, una limpieza y un purgante y despues comienza de nuevo, aprende que hay belleza en todo, hasta en ti mismo. La Chuna

Anónimo dijo...

Hola Chuna,
Me encanto to reduerdo. Me imagino que esos recuerdos tienen que haber ocurrido en Sancti-Spiritus. No se si sabes que yo tambien naci en la ciudad del Yayabo; Mi anecdota sobre el cine es la siguiente.
La casa donde yo y toda mi familia habian nacido era al lado del teatro/Cine "Renacimiento" frente a una de las esquinas del parque central de SS)esa casa ahora es un hotel. Mi tia Silvia me llevaba todas las noches al cine cuando yo era de meses. Aun hoy tengo memorias de imagenes semi-horrorosas de lo que yo veia y no comprendia. Nunca he olvidado esas imagenes y puedo decir que fui muchas veces al cine y desarrolle mi interes por el cinema mucho antes de caminar y hablar. Un abrazo, Felipe(sin permiso, La Chuna)

Anónimo dijo...

Boniatillo,
Perdoname por esa mala costumre de publicar sin editar, Fe de errata:
Almendares, estaba La Chuna

Anónimo dijo...

Al de seis anyos,
Porque no esperas a cumplir los siete antes de escribir. Dicen que a los siete es que se entra en la edad de la sabiduria. La Chuna

Anónimo dijo...

A mi denme cine. MD