sábado, 9 de abril de 2005

La Feria

Por Amílcar Barca

Cuando el sol está en el cenit, un limón granizado y una mazorca alternan los deseos de sed y hambre de mi hija. Los muslos de los pavos crujen, la salsa barbecue es espesa y lánguida, los gyros y el kebab sueltan su primer humo, y al mismo tiempo, el gris de las sombras del público apenas se entrelazan en el piso. Las gorras y la paciencia aterrizan como un bostezo sobre la apertura. Entonces, la feria es amarilla y clara en sus veredas. Los rides nos ofrecen un paisaje limpio de Miami y, las voces y la actitud del público, adquieren un aire ciudadano. La luz del astro, se acerca ya a la sede de los Panthers, y el iris de la noria Estrella muestra sus watios con la misma felicidad que lo hace la alfombra mecánica de Aladino, la casa de la Familia Adam´s, o el tren eléctrico de las Brujas. A las ocho, la sesiòn de circo comienza y las nubes de algodón azucarado se esparcen y no paran hasta detenerse en las bocas de los muchachos. El funambulista, respira su lentitud por el hilo de acero sostenido. Un payaso zurce, como puede, el enfado de un padre autoritario... el niño se lo agradece y le regala una caricia en el pulgar. En el pabellón contiguo, los poneys, entre el hedor y la paja, se estiran somnolientos y taciturnos mientras que, las convulsiones de un conejo en su jaula, desequilibran la visita de un anciano. Ahora un vómito. Ahora un cáliz de gritos. Ahora mil mordidas a una elephant ear entre una misma familia. Ahora demasiadas barrigas obscenas, demasiadas manchas en las camisas, demasiadas libras juntas por pie cuadrado. Las luces bailan imparables y no hay ninguna Corona en mi cuerpo. “¡Papá, déjame subir al último ride!” ... ¡Ok! En la barca del pirata Barbarroja, cuando la proa apunta hacia el cielo, todas las manos de los marineros se alzan al unísono en un “¡Uuaauuuh!”. Bajo este movimiento pendular y su sonido, resumimos el goce de este día. La feria, una vez más, inauguró el equinoccio de primavera.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Amilcar: No hay nada como esas memorias con mi papa, llevandome de mano con mi hermanita a la feria.
La CAfeina

Anónimo dijo...

Yo conoci la Feria de Miami de mayor, pero el hecho de tener una hija me ha forzado a ir casi cada año. Si bien yo me mareo en los rides, el papel y el lápìz nunca falta para anotar del entorno algún que otro adjetivo. Esta feria, en cuanto a concepto, es igual como yo la veia de pequeño en las películas americanas.

Amílcar

Anónimo dijo...

Que bonito paseo por la feria. Amilcar tu siempre regalas tus vivencias, ahora de padre. Hace tanto tiempo que no voy a la feria, pero me encantaba la montana rusa, me encantaba subirme hasta 5 veces seguidas. Ahra manejando para aca vi que hay una en Flagler, pero antes tambien habia una en la 107 y Coral way. Ahrora si me monto n la montana rusa suelto la gandinga. jijijiji. boniatillo

La mujer adriática dijo...

Amilcar esperaba tu artículo. Una vez más me sorprendiste.Feria americana que rezuma olores y sabores que no son miamenses. Limón granizado y una mazorca, caliz de gritos, nubes de algodón azucarado....come mi recorda il mio paese! Io sempre aveva il desiderio de mangiare i dolci da zucchero....il sole, il colore....la mia mamma, ricordi, sono una strana in questo paese dal sole .. Amilcar provocaste en mí una nostalgia infinita.No puedes ser americano, ¿te acunaron en la dulce Europa?. Miente si es necesario.Oggi ho bisogno d'un uomo que capiscano il mio sentiero da donna che ha paura da lasciare un mare carino.
La mujer adriática

Anónimo dijo...

...Eres tu muy seductora "señora adriática". Pero le voy a confesar un secreto cuando apareció la metáfora "cáliz de gritos" apareció no sé porqué la imagen del Carnaval de Venecia.
A boniatillo. Una de las experiencias más importantes en mi vida ha sido, el sentir que traspasas algo de ti a alguién que forma parte de ti.

Amílcar.

Anónimo dijo...

Mi experiencia con la feria no fue muy buena que digamos porque me dio nausea despues de comer y estuve vomintando el perro caliente. Se acabo la fiesta,los ninos todavia me lo sacan en cara. Dos dias despues se cayeron tres muchachitos de un aparato que era defectuoso. Imaginate. Esos aparatos no deben ser muy seguros cuando los ponen en dos dias y los recogen en dos dias . JMD

Anónimo dijo...

"Capitaaaaaan, la tormenta se nos viene encima!"

"Arrien las velas, todos a cubiertaaaaa!"

No seria bueno tener un barco Vikingo que se moviera al compas de una tormenta y se vieran caer algunos infantes desde lo mas alto del barco, para ser ingeridos por tiburones mecanicos? Donde estan los ingenieros con capacidad,...que todavian no hayan inventado nada parecido!

Exequiel Esquiso Frenico

Anónimo dijo...

Me monte y no quiero bajar. Hay que rico Papi! Lo mas que monto, la mas que quiero !!

Demencia de la pequeña Habana

Anónimo dijo...

Eso de ser buen padre es muy sexy. Estoy contigo Demencia. azuquita turbinada

La Mano Poderosa dijo...

Demencia,
Tienes que ir mas a la Iglesia, y no tantas a la feria. Espero verte un dia. Sin temor, te puedes confesar conmigo. Hija yo te escucho.

La Mano Poderosa

Anónimo dijo...

A la mano se le fue la mano ahora suena como un cura. Que Amilcar sea un buen padre no me cabe duda. Solo un padre amoroso y dedicado se incursa en un viaje a la feria hoy en dia, como esta la cosa.

Anónimo dijo...

AlexB

La Mano Poderosa dijo...

Alex B,
Te quieres confesar? Me imagino que tienes mucho que contar.

La Mano Poderosa