jueves, 17 de septiembre de 2009

Se acerca un tiempo de descuento


 Ramón Williams
(Ilustraciones del autor)


Atravieso la avenida y llego al malecón.
Miro el mar sin ti.
Dibujo con mis dedos sobre la piedra, conjuro a los maestros invisibles y ellos me hablan desde la espuma en las rocas:
Estás allí, en algún lugar del darse cuenta donde a todo esclavo le llega un premio supremo de libertad:
La desaparición absoluta.

Nadie me asegura que un Dios auténtico te acoge en su cielo.
Sólo sé
que usted
respira
fuera de mis manos y
que hasta lo eterno diera
por
vencer el miedo
de seguirlo
a usted.

8 comentarios:

Raysa dijo...

Bello Ramon.

Anónimo dijo...

Poema visual: la soledad del amor, la isla, el desencuentro, el inxilio, la muerte, dios....

JR dijo...

Un mensaje que muchos adeudamos en las sucesivas orillas. ¿Las ilustraciones, Ramoncito? Elegantes. Venerables. Manipuladamente logradas. Todavía -con Antuán, Adita de por medio- te sigo saludando desde el carro.

R.L.R. dijo...

Narrativa poética -narrasía o poetiva. Artista visual o artista total, usted está en talla Don Ramón.

R.W dijo...

Bella Raysa.

Buena síntesis, Anónimo. Luego de los suspensivos te imagino comentando las secretas alegrías, las que hacen soportable las tristezas.

JR, la deuda es el mensaje.
Salu dos, salu tres…Todavía me giran en los ojos las luces de la fiana mientras te saludaba en el desfile de Wynwood. Las ilustraciones son de Alfredo, los dibujos casi míos.

Rafa, en talla, largando las astillas o pedacitos de mármol de carrera.

Sí, Alfredo, ya trinan los canarios y yo pensando en los abismos del Atlántico.

Gracias.

Anónimo dijo...

AT,
SACA LA FULA PA' PAGAR TU SEGURO.

Ernesto Menéndez-Conde dijo...

Que fuerte. Bill O'Really apoya la Public Option. Tremendo baro que la pasaron, supongo.

A.T. dijo...

Afloja, Ernesto.
LOL