domingo, 29 de marzo de 2009

Traveling to Cuba: between good intentions and poor taste


Teresa Dovalpage

People who say: “I’d like to go to Cuba before it changes” do not mean to be insulting. They may even have good intentions. They only want to see 50’s Buicks and Fords that seem right out of a Twilight Zone episode, as a retired professor who wore a black beret à la Che Guevara told me. They want to swim in (allegedly) unpolluted waters. And in most cases, they are willing to help the natives. I have sent my mother, who still lives in Havana, numerous packages with Americans friends. Sweet, well-meaning Americans who wouldn’t dream of saying things like: “I’d like to go to Gitmo before it closes down” or “Wish I had gone to Auschwitz before the liberation.” Indeed, I am exaggerating. One can’t rightly compare a whole country, no matter how repressive its government, to a prison or a concentration camp. And yet Cuba, prisons and concentration camps have some characteristics in common: their residents can’t leave the place without authorization, eat their food of choice, speak their minds or practice their religion freely, to mention only a few. When my American friends tell me they are visiting Cuba—illegally in most cases—I say, “Fine, go and see how things really are.” I hope that, while enjoying their rides in archaic cars, they will also notice the decrepit buildings, the crowded buses called camels, the empty grocery stores and the monotone travesty of the official discourse. But will they? Not easy to peek through the sanitized curtain that envelops foreign tourists as soon as they set foot on the island. Tourists stay in hotels where until 2008 Cubans were not allowed to spend a night. (Now they are, supposing they can pay for their stay with hard currency.) Tourists travel in air-conditioned buses instead of smelly camels. They dine at El Floridita, La Bodeguita del Medio and other dollar-only restaurants where most Cubans fear to tread. And they have no way to know that, for example, Cuban children lose their right to buy a liter of fresh milk when they turn seven years old. Of course, the same happens when foreigners travel to Haiti, Jamaica and even to some areas in Brazil. They don’t stay at Port-au-Prince huts on in Brazilian favelas like those featured in City of Gods. Right, but I have never heard any of these globetrotters say: “I want to go to Haiti (Jamaica, Brazil) before it changes.” That is, before the above-mentioned huts and favelas disappear. It wouldn’t sound nice, would it? It would be politically incorrect and no doubt in poor taste.

22 comentarios:

RI dijo...

Claro Te, no hay postal que valga, “…se tapan un ojo para no ver las uñas sucias de la miseria.”-decía un poema de Mario Benedetti.

¿Cómo está ese frío?

Anónimo dijo...

Pero Beltran esta mudo. Que tiene que ver todo ese pietaje de la Habana?

A.B dijo...

Muy gordito esta mi amiguito "macehtico" que me llamaba Almibar. Pero bueno realidad y obra parecen que se superponen y esto da a entender que como mínimo hay sustancia sobre lo que se habla

Un abrazo de parte de mi "lata de almibar"

Amílcar

A.T. dijo...

“I want to go to Haiti (Jamaica, Brazil) before it changes.”

Teresa, hilarious!

JR dijo...

Están desapolillando archivos. Este material sobre Beltrán, A.B., ya tiene unos cuantos años. Es la época de la pareja Richard-Elsita explorando el entorno cubanomiamense a través de imágenes. Elsita sigue abriéndose camino, muy apoyada por su Costa-Peuser. Y Richard es una lástima que insista en colgar su talento en el picaporte interior.

Anónimo dijo...

Este Beltran es un diseniador del DOR-al o un procer de la disidencia DESDE el exilio? No me queda claro de que va la cosa um um... sera un batistianista???

Anónimo dijo...

El machetuqui historico.... :+) Asere que obra mas linda. :+) Kisssssss

A.T. dijo...

Ese show de posters de superimposiciones batistiano/castrista le valió a Beltrán un ataque semi-terrorista por elementos pro-castristas miamenses.

enemigorumor dijo...

Bien Cesar!

LT dijo...

Bien dicho Teresa!

Anónimo dijo...

yo quiero ir a china antes que cambie
quiero ir a la india antes de que haya justicia social

etc.
teresa, asi me dijo un amigo argentino hace unos dias, artista de miami, quiere ir antes que se derrumbe su suen~o de toda la vida. le dije ve bien rapido, no dejes que se escape. asi van las cosas.

HLR

Anónimo dijo...

Inside Cesar Beltran?

Dr. Colonoscopi

Fuera de Foco dijo...

Si, sobre Richard, tienes toda la razón JR es una pena que no siga intentándolo, lo conozco, se lo que pudiera ofrecer. En cuanto Elsita, hoy la vi en Art América, sigue siendo la misma. Bien por ella!!! Tenia que desempolvar el corto de Cesar y compartirlo, que hago con el en una caja. Un abrazo a todos. Víctor Jimenez

Rosa dijo...

Thank you Tere for expressing my feelings and those of many of us.

Es increíble, pero en España también hay quien me ha dicho la misma frase: quiero ir a Cuba antes que "aquello" cambie. No quieren herirte, pero te hieren. Es como si fuéramos monos de feria, es divertido vernos dentro de la jaula.

Hope your American friends understand what you mean, and at least them stop saying that outrageous statement.

Anónimo dijo...

exacto Teresa y Rosa, asi me decia un amigo en Cuba, el fin de esto sera una gran cerca alrededor de toda la isla para q el mundo entero pueda venir a observarnos. a su vez a medio dia nos tocaran una gran campana y todos saldremos a observar como el presidente almuerza.

triste realidad q no tiene fin,

saludos
inge

Viajero dijo...

También la gente asiste para que no se lo cuenten, para que lo que la Historia escribe ahora con dudosos criterios de selectividad no se coma luego esos detalles vivenciales directos donde se escondes las grandes verdades del individuo histórico. No hay que ir, se va si se quiere, si se puede, si se tiene agallas para soportar lo insoportable de una flor mustia y aprender algo sobre un tipo de supervivencia que tampoco es final.

La Mano Poderosa dijo...

Bueno, para mi me suena como decir,"quiero ir al infierno antes que aquello cambie". Por que el infierno realmente cambiara cuando entre The "F"!

Teresa Dovalpage dijo...

¡Hola! Muchas gracias por sus respuestas. Por cierto que Benedetti también se tapó los dos ojos bien tapaditos cuando el Mariel. En su novela Primavera con una esquina rota, un libro magnífico por otra parte, presenta un retrato bastante distorsionado de los hechos. En fin...el mar y los peces de colores.
¡Gracias de nuevo por sus comentarios! No es éste el tipo de artículos que suelo escribir pero me salió del alma.

Karin Aldrey dijo...

"Antes de que aquello cambie"... qué extraño pensamiento. ¿A qué tipo de cambio se refieren? ¿Un "cambio" para mejorar, o simplemente para el hundimiento total de la Isla? A mi me parece una frase frívola e insustancial, frase de mentalidad limitada. Primeramente, si un "cambio" se avecinara en Cuba, no sería un cambio radical y precipitado, llevaría un proceso lento, agotador, titánico, que cumpliría su ciclo quizás en varios años. Reconstruir la infraestructura social y económica de un país es hacer magia, pero magia de tiempo, no de esas que sacas como conejo del sombrero.
Me gustaría visualizar cómo la gente se imagina ese cambio, porque yo que soy cubana, que no me pierdo una noticia de Cuba, dudo de cambios inmediatos, y menos si necesariamente tienen que ser radicales.
Nada, que si quieren saber de cambios en Cuba, que hagan algo muy simple, se alquilan una película de los años cincuentas sobre Cuba, y después Los Dioses Rotos... y eso sí que es CAMBIO, uno de verdad.
Cambios llegarán, no lo duden... y sería bueno el cambio personal para que cuando eso suceda, estemos a la altura de las circunstancias.
Por otra parte, los que viajan a Cuba y se regocijan con las jineteras, las camisetas del Che, los guetos turísticos, la destrucción de las ciudades que ven como folklóricas, los carros antiguos que los ciudadanos han mantenido en las calles gracias a la imaginación inherente a las necesidades perentorias, en fin, ver y dejar pasar haciendo uso y abuso de la inconsciencia, son cómplices de un régimen totalitario que ha destruido a una nación sin misericordia alguna. Aunque esto no es nuevo en el Mundo, por desgracia...

Henry Louis Gomez dijo...

The BIGGEST irony about such naive attitudes is that they feel that they want to visit Cuba before the capitalists "spoil" it. Then they go and they take pictures of most impressive sites in Cuba which are:

Artifacts of the capitalist pre-revolution era!

The only things of value in Cuba were either:

Created by God

Built during the colonial era

or Built by capitalists.

Nobody goes to Cuba to photograph UMAP camps or soviet era apartment blocks, etc.

Ernesto G. dijo...

Muy bueno el post, Teresa. Con tu humor caracteristico.

ahr dijo...

Me encantó el post de Teresa, y me encantó la selección del poster. Siempre que alguien me dice eso mismo, quedo at a loss of words. Le echo la culpa a la pelicula de Wenders, Buena Vista Social Club.