jueves, 27 de septiembre de 2007

El otro Miami




Daína Chaviano
(Del capítulo “Habana de mi amor”, La isla de los amores infinitos)

La belleza es el comienzo del terror que somos capaces de soportar, recordó. Sí, la verdadera belleza aterra y nos deja en una actitud de absoluto desamparo. Hipnotiza a través de los sentidos. A veces un aroma mínimo —como la fragancia que brota del sexo de una flor— puede obligarnos a cerrar los ojos y dejarnos sin respiración. En ese instante, la voluntad queda atrapada en un estímulo tan intenso que no logra escapar de él sino hasta después de varios segundos. Y si la belleza llega a través de la música o de una imagen... ¡Ah! Entonces la vida queda en suspenso, detenida ante esos sonidos sobrenaturales o ante la potencia infinita de una visión. Sentimos el inicio de ese terror. Sólo que a veces pasa tan fugazmente que no nos percatamos. La mente borra de inmediato el suceso traumático y sólo nos deja una sensación de ineludible poder frente a lo que pudo arrastrarnos y hacernos traicionar el raciocinio. La belleza es un golpe que paraliza. Es la certeza de hallarse ante un hecho que, pese a su aparente temporalidad, va a trascendernos... como aquel paisaje que Cecilia contemplaba ahora. Allí estaba su ciudad, vista desde el helicóptero que navegaba sobre la curva voluptuosa del malecón […] Por su mente seguían desfilando las estatuas ecuestres de los parques, las fuentes secas y las azoteas destrozadas de los edificios. ¿Por qué las ruinas eran siempre hermosas? ¿Y por qué las ruinas de una ciudad, otrora bella, lo eran aún más? Su corazón se debatía entre dos sentimientos: el amor y el horror. No supo qué debía sentir hacia su ciudad. Sospechó que había sido bueno alejarse para vislumbrar con mayor claridad un paisaje que nunca logró percibir debido a su cercanía. Un país es como una pintura. De lejos, se distingue mejor. Y la distancia le había permitido conocer muchas cosas. De pronto reconoció cuánto le debía a Miami. Allí había aprendido historias y decires, costumbres y sabores, formas de hablar y trabajar: tesoros de una tradición perdida en su isla. Miami podía ser una ciudad incomprensible hasta para quienes la habitaban, porque mostraba la imagen racional y potente del mundo anglosajón mientras su espíritu bullía con la huracanada pasión latina; pero en aquel sitio febril y contradictorio, los cubanos guardaban su cultura como si se tratara de las joyas de la corona británica. Desde allí, la isla era tan palpable como los gritos de la gente que clamaba desde la pantalla Cuba para Cristo, Cuba para Cristo... En la isla flotaba un espectro, o quizás una mística, que ella no había notado antes —algo que sólo había descubierto en Miami.

32 comentarios:

Amilcar dijo...

Bienvenida... se respira el olor del cuarto donde escribes. Yo ya deseaba que salieras de él para coger aire fresco de la bahía, este lugar tan recogido que se llama Tumiami, del cual, ya sé que eres una asidua y silenciosa visitante según me confirmaste de tus propios labios. Ser cubano es un privilegio en esta ciudad... no serlo son todos los posibles. Veros a través del exilio interior que lleváis dentro me permite comprender por qué Cecilia revive el recuerdo de los parques y sus estátuas ecuestres de su niñez.
La belleza convulsa de este lugar está en las aceras solitarias que la pueblan o en la luz de las farolas del downtown... son como "boleros perdidos" en busca de un amante.
A veces pienso que, lo mejor que nos ofrece Miami a los que amamos la escritura, es la posibilidad de encerrarnos sin sentir culpabilidad. Cuando ésta aparece cojo mi bicicleta y paseo por Coral Gables, me adentro en el Grove visitando las fachadas de las casas de la bahía, o salgo al Versalles a pedir una crema catalana que, por cierto, es la mejor de Miami.

... que tengas un buen día madrugadora.

Amílcar

La cafeina dijo...

Wow....Daina que bueno tenerte por aca. Sabes que sigo tus cosas... primero El hombre la hembra y el hambre, que me parece excelente que te vi leer por cierto, y tus cuentos paranormales. Se que tienes ahora una nueva novela La isla de los amores infinitos y estoy por leerla. Te admiro como mujer por el estilo que te has forjado y lo gran escritora que eres!
Claro que cuanto le debemos a Miami!

JR dijo...

Bueno, bueno, ya era hora que Tumiami estrenara literatura proveniente de otras galaxias. Por lo que puedo apreciar desde temprano, algunos corazoncitos masculinos palpitarán aceleradamente en el día de hoy. No dejen de tomar la pildorita, please, con los respectivos cocimientos de manzanilla. Bienvenida, Daína, a caminar por este barrio virtual. Espero que con el tiempo te sientas como pececito en mar amable. Eso sí, mi niña, cuídate de los mulatones que están haciendo media en la esquina.

JR dijo...

Oye, AT, le dejaste a la prima extraterrestre una frase incompleta: "De lejos se distingue con mejor" ? Mira que RI te ha pedido que cuando edites solo tomes Seven UP

A.T. dijo...

Gracias, JR y gracias que no llego Machetico.

Soy feminista dijo...

¡Bienvenida Daína!

el cabron dijo...

Miami de mi amor: Daina me gusta como escribes y la voz que usas. Bueno.., cuando llegamos aca esto se quedaba como chiquito pero con el tiempo se ha hecho muy mio.
Ahora mismo te juro que no dejaria mi Miami por nada en el mundo.

Adal dijo...

hubo otro miami. el otro miami contenia un "parque de las palomas, una biblioteca de marbol, un museo cubano de arte y cultura (no confundir con corte y costura) se podia ver el oceano entrando desde brickel a biscayne. habia un downtown funcionando y un mini-zoo en crandon park, con un trencito para ninios. ademas, una pequenia habana genuina y no fabricada. la paloma, el yumuri, westchester para los mas pudientes y un coral gables de primera, sin edificios altos. un fair island, populada por una familia hippie en una islita a lo robinson crusoe. una ciudad con pocos autos, drive-in theatres y tambien drive-in restaurantes, como el pizza palace y el jamaica inn. coconut grove, una aldea llena de creativos. estudios de arte, cinematecas, coffee houses, comida organica y los hari khrichnas. el billar bola ocho, si, en la calle ocho y la 36 ave, frente al versailles. un evil people dicoteque, tambien en la ocho y la 36, donde hoy existe un banco. the state of heaven, the image (si lo adivinaron, hay se hicieron famosos los blues image,) un fronton jai-alai, que presentaba conciertos en temporada off. una sola gente y buena, la gente de miami. los anglos, en realidad no se fueron por los cubanos. hicieron lo que en todos los estados de sur, "whiteflight." si no, miren como todavia coconut grove y coral gables estan llenos de americanos. notece tambien, que los afro-americanos, no han cruzado las fronteras de sus barrios en estas areas. no lo entonen racista, solamente proveo un punto real. otra realidad, desde nuestra llegada a miami (los cubanos,) nuestros vecinos afro-americanos no nos pueden ver ni en pintura. siempre pensaron que veniamos a quitarles sus trabajos. los anglos, nos usaron a su conveniencia, hasta que la realidad politica cambio y conseguimos poder politico (cosa que por otro lado, ha sido uno de los mayores desastres para esta ciudad...cubanos en el poder! el actor y escritor cubano, rene ariza, nos dice en el documental de nestor almendros y orlandito jimenez leal (conducta impropia) "existe un fidel dentro de todos nosotros."

pero nosotros eramos ajenos a todo aquello, solamente nos interesaba el rock & roll, verdolaga, la paloma y de vez en cuando una rumba. nuestro miami!

Raysa dijo...

Daina bienvenida. Tu escrito me hizo pensar por un momento en las ruinas de Miami, un Miami en el futuro.

Anónimo dijo...

Daina, me gusto eso de "la huracanada pasión latina".

Bienvenida!

Nilo dijo...

Alfredo, impresionante asimilación; bordas con las influencias una historia que desborda lo familiar, el aquí y el allá. Tu inspiración me anima. ¿Qué tal una literatura DJ? El autor como un mezclador estelar al centro de la plataforma, con miles de historias y estilos a la mano para mezclar oportunamente, al ritmo de las sensibilidades que saltan en torno.

A.T. dijo...

Nilo, creo que tu comentario debio aparecer en el post de ayer (sin tema). A propos, ya tenemos fecha en el Tower: ultimo viernes de octubre. Creo que seria bueno comunicrselo a Pepito el del "mv".

Mulato en la esquina dijo...

Dama sobre escaque negro, a sus pies despliego este rectángulo de terciopelo rojo virtual interminable para suavizarle los pasos entre las lenguas rosas que la comentan.

Medea dijo...

Gracias Rosie y Alfredo, los leo mucho, me gusta mucho este blog emblematico. Ojala nos veamos pronto. Gracias por ponerme entre sus amigos.Un abrazo.

Nilo dijo...

a.t., el comentario sobre tu texto se me ocurrió después de leer lo de Daína hoy, ya que ayer fue uno de esos días que saltan y quizá algo así le hubiera dicho a ella en otro planeta.


"La fecha suena bien, no siempre es 26", le diré a Pepito el del "mv".

Mulato en la esquina azul dijo...

j.r, j.r, j.r, siempre tan veloz, siempre tan atento policía del barrio virtual. Parece que los mulatos fueron amarrados a la pata de lo inmediato con la media gigante que hicieron y seguro que a un ave así prefieren verla volar que correrle detrás.

El chamo dijo...

L a insistencia por defender a Miami a toda costa me molesta.... y creanme no lo digo por este espacio. Yo sigo prefiriendo a Caracas, pero no quiero vivir alli.

Chaviano bienvenida.

A.T. dijo...

Bienvenida Medea. Esta es tu casa.

A.T. dijo...

Chamo no hay insistencia. Pincha aqui para que veas. Hay muchos colaboradores de este espacio que no resisten a Miami.

Nilo dijo...

El chamo, Miami solita se defiende y se da cabezazos. Mira todos esos ojos mirando para acá con ganas de llegar. Nada nos defiende de la mirada del deseo. Este espacio parece defender al Miami posible, al de las calles por echar y sobre todo al de las mentes por expandirse. Yo también prefiero Caracas (o Madagascar) si me pongo paradójico y no quiero vivir allí.
Dale un chance al pantano, drena tu poquito, pon tu granito concreto. Luego mira el paisaje y me cuentas qué hiciste con lo que escogiste.


Adal, todos llevamos un Fausto adentro.

Adal dijo...

nilo, mi consortiviri, donde estabas metio asere? ya se te estaba extrañando por aqui mi ambia.

ayer lloriqueo en el blog, hoy nostalgia (aparte de at y jr y otros mandandose recaditos) hasta donde vamos a parar!

bienvenida dania, me gusta tu estilo.

bueno los veo, que "la completa" me espera y si no jamo, la anemia me ataca! (no es que yo sea un jamaliche empedernido ni nada de eso..."

PepitoMv dijo...

Bienvenida Daína a la familia tumiamense. Lindo texto sobre La Habana recordada desde Miami, como su correlato...

AT y Nilo copio la fecha en mi calendario. By the way, el MV de Pepito viene de Maravilla, que es el apodo de uno de los personajes más memorables de la literatura cubana aun por estudiar en las correspondientes cátedras.

boniato dijo...

un boniato extraterrestre piensa.......que una ciudad COMO MIAMI y un blog como TUMIAMIBLOG se adorna con escritoras tan bonitas como DAINA CHAVIANO.....piensa que una ciudad toma tiempooo.

metáfora dijo...

hembra + hambre + hombre = daína

Carmen dijo...

Daina: Esto es una de esas cosas que a uno le hubiera gustado escribir. El contrapunto entre entre labana y la otra que caminamos todos los dias parece habitar en las almas de los blogueros y aun de los otros. De cierta manera, aprendemos a amar a una, en y a traves de aquella. Bienvenida.

Un ignorante de pacotilla dijo...

Bueno, pues quisiera unierme a ese sentimiento de bienvenida a Daína Chaviano. Hace ya un tiempo en una de mis caminatas por Miracle Mlie, me encontré con un bello libro en Barnes ans Noble que comencé a hojear. Me llamó mucho la atención que su autora era una cubana joven de acuerdo con la publicidad del mismo. No lo compré en esa ocasión y luego no lo vi ya más. Ahora me encuentro que esa misma Daína ha publicado esta encantadora viñeta en tumiamiblog. Quisiera disculparme no haberlo comprando aquella ocasión. Soy un viejo un poco salido del mundo y a vees me entero de las cosas a través de éste espacio. Pero pregunto inocentemente, ¿dónde puedo conseguir ese libro en Miami?

Daína Chaviano dijo...

Hola, chicos y chicas:
Voy a vencer mi pavor a escribir en un blog (no sé por qué esto me hace sentir desnuda) para darles las gracias a todos, no sólo por esas palabras de amistad y bienvenida, sino para agradecerles el hecho de que sus voces (sin que muchos lo sepan) me acompañen en mis madrugadas solitarias, cuando quiero "escuchar" conversaciones inteligentes, desafiantes, rabiosas, surrealistas, y otros muchos etcétera. Apenas conozco algunos de los rostros que hay detrás de los imaginativos (y a veces cómicos) seudónimos. Ojalá algún día pueda saludarlos a todos en persona. Los quiero y me quedo corta.
Daína

Adal dijo...

aprovecho este espacio que se me brinda libremente, para anunciarles que maniana me monto en el trolley de ponce, continuando asi con mi pieza transporte publico miamense. comenzare el viaje alrededor de las once. todos aquellos con animo de participacion, pueden venir a esa hora, a la parada del trolley que queda donde esta peresosa bakery (o lo que queda de ella) espero no tener que cancelar por lluvia.

patricio lubumba dijo...

Que quieres decir con eso de los mulatones? habla claro o la bromita racial te puede costar cara, pa'que lo sepas. Si, jr, tu mismo.

Esta jeva esta super en talla. me cuadra un mazo su vola. Y parece que esta bien prepara, porque segun he leido aqui, tiene ache.

Mumbara ecue eco mumbira pa'ti mi nina.

dolphinviajero dijo...

"La fragancia que brota del sexo de una flor". Me hubiese gustado escuchar tu respiraçión cuando escribías eso, Daína. Bienvenida... ven, pósate suavemente.

EL ICONOCLASTA dijo...

Si Daina, bienvenida. Muy a tiempo porque me faltaba inspiracion. Mi esposa se fue apresurada para su trabajo...y no me puedo quejar,tu escrito me salvo el dia.

mantilla dijo...

bienvenida daína!