lunes, 3 de abril de 2006

La noche es un viernes

Por Amílcar Barca

La noche a veces es un viernes con un trío de corazones. Una baza sencilla para pedir carta y ganarse a los presentes en una jugada larga y maestra. Con la barbilla pegada al lomo de la madera y gafas de sol, las yemas del intérprete inician un pizzicato. Las mismas yemas que se entrecruzarán, como el colibrí en sus ramas, en busca del insomnio en las cuerdas de un bajo. Las mismas -hinchadas pero hermosas- que azotan la piel del venado en una tumbadora virgen. La noche son estas corcheas que patinan en el borde de las copas: unas llenas de carmín, otras casi vacías por hablar demasiado de nosotros. En la puerta de atrás la hierba y el relato se funden... la noche avanza. Aparece la cerveza con la espuma firme y el verde de la lima, impío y brillante, grima en el cuello de las coronas. La clave y el ánimo están bajo el hervor de un jazz libre y estudiado. El merlot y el malbec descienden. Durante el intermedio, la calle ocho es un ágora improvisada de justa vanidad(es) y buen vivir, repleta de ceniza, blusas blancas ajustadas, bisutería de tobillo... repleta de besos de la amante, del amigo y la compañía que surge en cualquier mesa... repleta de croquetas por quebrarse y de dulces, de reencuentros y palmadas en el hombro. Bajo las notas de Sabor a mí, la seducción se cobra su primera víctima; la melodía en Yesterday sube el tono del concierto. Antes de cerrarlo, una mujer que obtiene los teen de sus rizos y su castigo en la mirada, contempla a un poeta que emula su inocencia con una guitarra envainada. Fuera, su musa le espita con el buen hacer de quien lo quiere, y un retoñar sencillo comienza en una ciudad que inicia su noche, cuando ya se hablaba de cerrarla. Un danzón despide aquellos ríos de tinta que no se escribieron y el café tiene su último sorbo para un regreso solitario hacia mi casa. El sábado ya está a pocos minutos de entrar y yo, mientras recopilo lo que no fui y deseaba, hago memoria de aquella noche donde el duende se posó en un living room adornado con libros de arte y revistas de la semana.

31 comentarios:

  1. Nota: Para que no haya malas interpretaciones de "autobombo" quiero aclarar que he "forzado" a que este blogoartículo se publicara porque, independientemente que Alfredo sea el editor de este blog, yo creo que el acontecimiento musical (formado por tres instrumentistas) fue un aporte lo suficiente importante para una ciudad que sigue ganando espacios de cultura y, como tal, hay que citarlo. ¿O es que este blog no se llama Tumiami?

    Amílcar

    ResponderEliminar
  2. Eso es la magia de Miami.
    La Cafeina

    ResponderEliminar
  3. Si se llama tumiami, pero hablar bien del moderador es a mi juicio, de mal gusto. Sea quien sea. En este caso, viniendo de uno de los colaboradores (AMilcar) se hace mas desagradable.
    Canta Claro

    ResponderEliminar
  4. Miami sigue siendo un _____ de campo

    ResponderEliminar
  5. Aqui hay peste a marijuana?

    ResponderEliminar
  6. Miami es un lugar donde la mayoría de las personas que hablan mal de la no-ciudad no son precisamente turistas de paso.

    ResponderEliminar
  7. Notas en Miami. Algunas flotan y otras tocan. Una noche de notas en Miami, que buena noche pasamos. Es facil criticar, es dificil construir o crear. Miami no es perfecto, ni lo es Paris, Nueva York, o cualquiera otra metropolis.
    Les felicito a tumiami por "hacer", es muy facil lo de criticar, pues, bueno criticos hagen algo, si pueden.

    ResponderEliminar
  8. Tres disfrutes simultáneos: este espléndido texto de Amílcar, el imponderable suceso musical que su contenido reseña y la posibilidad que me brinda tumiamiblog, no solo de descargar y comunicarme, sino de ser un poco más humano y ser amigo.
    Tumiami más que un blog en el concepto clásico que lo conciben algunos frívolos comemierdas, es un espacio cibernético de concurrencia de sensibilidades, comportamientos emancipados y fraternidad genuina.

    ResponderEliminar
  9. Jr... y de mucho pero mucho... AMOR!

    ResponderEliminar
  10. J.R.Coincido contigo,podria ser un lugar de ver las cosas desde puntos de vista diferentes.La diferencia.La libertad de expresarse,al estilo de buenos periodista en busca de VERDAD>

    Nina Hagen Return

    ResponderEliminar
  11. FELICIDADES ALCIDES!!! De verdad cumple anyos hoy? Que se reporte por el blog ...De hecho estaba el viernes en Tinta y Cafe pero no canto. Canto Odalis sola con el trio Triff: Que lujo!!! Nada fue maravilloso. Que gozadera caballeroooooo!!! MD

    ResponderEliminar
  12. Alcides, yo te deseo mucho dias de estos.

    ResponderEliminar
  13. Alcides,
    APIO VERDE TU YU!
    Que bueno lo pasamos en casa de Chuna-Bill la otra noche, y con Los Bloomers acabando.
    FELICIDADES!

    ResponderEliminar
  14. La gente de afuera que habla tanta m--- de Miami, pero no salen de aqui, apestan a croqueta de jamon.
    El Buti

    ResponderEliminar
  15. Es mas facil quejarse que hacer.

    ResponderEliminar
  16. FELICIDADES ALCIDES, INKIE, CONFESASTE TU AMOR.
    LA FEMI

    ResponderEliminar
  17. Bueno, Amílcar, desgraciadamente estoy un poco viejo para esas andanzas de viernes. Mi etapa bohemia ya pasó. Pero lo que quería comentar es que tumiami es para mi un lugar de encuentro con la cabeza, con las ideas. Y sí, hay también como una comunidad de gente pensante (relajo incluido) que lo estimula a uno. Miami no sería lo mismo sin esas visitas furtivas y esos comentarios sagaces. Eso hoy en día no se paga. No importa, hay gentes que van y otras que vienen. Es como un manantial que está ahí.
    Un ignorante de pacotilla

    ResponderEliminar
  18. Pedro, thanks for a wonderful picture, as always you excel.

    ResponderEliminar
  19. El periodo especial nos ha dejado tendencias negativas, malos hábitos y un relajamiento inadmisible en ciertos sectores administrativos que estamos obligados a resolver.

    ResponderEliminar
  20. Solo si exigimos que cada cual cumpla con su deber, desde el simple trabajador hasta el administrador o director pasando por los distintos niveles hasta llegar a los puestos de dirección territoriales o ministeriales, podremos subsanar todos los errores.

    ResponderEliminar
  21. La oreja peluda del desorden y el desaprovechamiento de la jornada de trabajo, por ejemplo, asoma cada día en centros de producción y servicios del país.

    ResponderEliminar
  22. Metafora: Suena y sigue

    ResponderEliminar
  23. No me sorprende nada. La cultura es un mar de problemas. Es mejor meterse a fisico. Ya estoy muy pero muy decepcionado de todo. Solo nos envidiamos. Nada es bueno. Hasta cuando nos vamos a mentir y decirle mango a la papaya ? Hasta cuando?
    Un decepcionado

    ResponderEliminar
  24. Cumpleaños feliz, Alcides! Saborea el incienso y, de paso, dopa un texto.

    ResponderEliminar
  25. Apio verde Alcides!!!

    ResponderEliminar
  26. nosotros no tenemos con quien dejar a los ninos pero ya ven que por aqui me entero y apoyo las cosas buenas que pasan.
    pero cuando cumplan los 15 vamo a ver quien nos coje en casa un viernes o un sabado.
    yo tambien vi una foto que se quito...con AMILCCAR y con la foto me quede con la idea de que fue una noche muy muy muy muy bohemiaaaaaa!
    ya compartiremos cuando tenga un chanse. boniatillo se la perdio

    ResponderEliminar