martes, 30 de noviembre de 2004

Miami, el nuevo hogar

Por Omaira Hernandez

Pienso en los millones de seres humanos que llegan a Miami sólo buscando una manera decente de vivir. Quizás no están buscando galerías, teatros, museos o bibliotecas de Babel, sino que sólo aspiran a no hacer una fila de tres cuadras para comprarse una libra de carne, o no quieren olvidar el sabor de los quesos y el jamón, o no quieren perder la vida en el intento de vivirla. Quizás sólo quieren la oportunidad de trabajar como seres humanos dignos para que su familia tenga opciones. No se trata de que Miami sea o no el centro mundial del arte y de la cultura, sino se trata de que ahora, en estos momentos críticos para muchas sociedades latinoamericanas (y de otras partes del mundo), nuestra Miami es una opción de vida. Si señores, de la vida cotidiana, de esa cosa tan sólida y necesaria como es el diario vivir. Una Miami que aunque al principio nos asusta, terminamos por entenderla y aprendemos a vivirla. Cada cual a su modo, pero que para todos se convierte en el espacio del nuevo hogar. Es el espacio que nos permite trabajar (y que no me vengan con el cuento de que aquí no hay trabajo); una Miami que brinda las posibilidades del pan, el jamón, la arepa, los jugos, el papel toilette, la leche, el carro, el vecino, los suegros, el vino, la tequila, la cerveza…¡En fin! Esa extraordinaria sensación de mercado que todos asociamos a nuestras querencias. Son miles los que llegan, quizás no los veremos compartiendo este nuestro blog…pero estoy segura de que están viviendo… estarán enviando a sus hijos a la escuela, lavando su ropa, ordenando sus casas, haciendo la cena, mirando televisión, regando el jardín, soñando posibilidades… nada que un intelectual (de esos intelectuales liberales pero aburguesados que tenemos de sobra) pudiera llamar heroico…pero amigos… ¡estamos viviendo! Y eso queridos bloggueros, en muchas partes del mundo, es un privilegio que sólo pocos llegan a tener.

13 comentarios:

  1. Omaira, la inmigracion latinoamericana es mayoritariamente economica, Venezuela, Cuba y Nicaragua fueron exepciones... pero la gente busca salir adelante.Eso no quita que se persiga la cultura, que es como la comida del alma. Creo que el asunto cultural tambien depende del nivel escolar de esas masas. No crees? Imaginate tanta gente distinta y encima sin asimilarse. PEro todo eso toma tiempo...
    El estudiante

    ResponderEliminar
  2. Omaira me gusta que la llames "una" en lugar de "uno" ver a Miami femenina es algo que le conviene a los machitos machotes de este blog.
    LA FEMINISTA DEL SW

    ResponderEliminar
  3. Omaira da en el clavo y “el estudiante” tambien. Vivir simplemente, conseguir el pan nuestro de cada dia, la oportunidad de competir, libertad y dignidad. Lo ambiguo es que mucho del dinero que ganamos va para nuestros paises, y es un progreso relativo. Seguimos alla y no estamos en ninguna parte. Digo como el estuiante, hay que participar. Ay salio libre Raul Rivero que alegria dios mio!!!! Quien entiende lo que pasa en esa islita? Isa

    ResponderEliminar
  4. Omaira,
    Leo en el ultimo parrafo de tu "post" que haces hincapie en la profundidad que encierran las simples actividades de la cotidianidad. Y es posible perder esto de vista en el camino de la sofisticacion intelectual.
    Cristi

    ResponderEliminar
  5. Ommaira,tus parrafos son refrescantes como el olor a tierra despues de una lluvia. Hablas de las necesidades
    humanas basicas, se oyen entre lineas las ansiedades que puede sentir un padre,una madre,un hermano cuando no tiene nada que darle de comer a un ser querido;de las ansiedades que se pueden sentir aqui o en cualquier parte del mundo cuando una abuela,un hijo o un amigo yace en una cama con una enfermedad incurable y nos sentimos culpables por no poder hacer nada. Cuando una mujer o un hombre sale a la calle en la Habana a como va a conseguir dinero para darle de comer a los suyos, eso es el arte de vivir. Repito tus palabras que aprecian lo que tenemos son positivas y huelen bien. Al contrario de los que se quejan por una eternidad porque tienen que ganarse la vida en una forma menial y no hacen nada por mejorar sino quejarse y llorar. Esos llantos dan dolor de oidos. Creo que el sistema comunista ha creado distintas personalidades, los que vienen y se asombran de lo que pueden ganar y comprar con lo que ganan, y otros que se han acostumbrado que solo es el gobierno el que les da o les quita y no pueden soportar el tener que pagar alquiler, o que no reparten pan por la libreta, y que no hay medicos gratis. A esa ultima queja me uno yo. Cuando las necesidades primordiales se han satisfecho aunque sea a medias y aquellos que no han perdido en las escuelas la necesidad de crear y son persistentes al extremo de la obsesion. Esos son verdaderos artistas. Esos no se preocupan por lo que gusta o por lo que se vende o lo que esta de moda. Esos tienen algo dentro, como un cancer o una maravilla que tienen que sacar porque si no, han de explotar a pedasos,o implotar consumiendose hasta ponese del tamanyo de un frijol seco. La Chuna

    ResponderEliminar
  6. Esa es la diferencia entre el exilio llamado economico y el politico de que habla el estudiante. Pero hay mas....hay exiliados cultos que se van de sus paises por miseria como es el caso de los argentinos que han llegado a Miami en los ultimos anios.Miami debe o puede llegar a ser esa capital para ellos. Pero comohacerlo?

    ResponderEliminar
  7. A que llamarias "exiliados cultos", o mejor aun... Que concepto de cultura se esta manejando?,., Quiza es solo eso que las elites han dado en llamar "alta cultura", en su intento de despreciar al hombre comun...

    ResponderEliminar
  8. Ahhhh...esa es una buena pregunta, pero yo tengo otra...
    Por que se enrollan con la vida simple?...Omaira solo habla de la vidita simple...la vidita buena...y la cultura es pa'los intelectualoides que se la tiran de que se las saben todas...No te conozco Omaira, pero se ve que eres de las buenas gentes que no se meten en "las discursiones de alto nivel"...(jaja) Es unchiste no se vaya ofender...(por eso de la etica cibernautica)

    El Pelao

    ResponderEliminar
  9. Oye caballero,
    Aqui se habla de alta cultura y que pasa con el corte y costura? Mi pureta trabaja en un factoria, de cortadora, donde confeccionan ropa para Calvin Klein, DNYK y otras maracas de alto nivel de corte y costura. Pero la pobrecita, ella no tiene nada que ver con la alta cultura. Rumberita por naturaleza y tremenda gente. Le pasa un baro a cualquiera que lo necesite, aunque ella tenga que compartir lo poquito que tiene. Ella es una de esas personas que Omaira menciona en este escrito, que a pesar de ser un poco largo, esta en talla. Aché pa' ti consortica Omaira. Asi que dejen la boberia pa'l parque y aprendan a ser mas humildes, sin tanta cosa intelectual, ni el artistaje ese que se traen aqui. Ayudar al projimo es lo que tienen que hacer!

    ResponderEliminar
  10. Conformarnos con una "vida cotidiana" (y mas que eso, glorificarla) me parece la anti-opcion. No olvidar el sabor del queso y el jamon...no comments...pobres vegetarianos que no tienen lugar en tu comentario. "Esa extraordinaria sensacion de mercado que todos asociamos a nuestras querencias..."hmmm... Extraordinaria en que sentido, Omaira, positivo o negativo? Por que desde todos los puntos de vista el consumismo y los mecanismos de mercado de este pais son la vergueza del mundo. Solo piensa que si en Cuba a la gente se le olvida el sabor deljamon y queso, hay otras partes del mundo que sufren de falta de agua!, de hambruna de verdad, de epidemias....Quiza si nos acostumbraramos a consumir menos y nos hicieramos conscientes de las necesidades del resto del mundo (hay un mundo mas alla de Cuba y Latinoamerica), no glorificariamos tanto nuestra cotidianidad consumista.

    ResponderEliminar
  11. !!!Buenasa esa Ambia!!! Me gusto lo del "artistaje" de eso abunda mucho por aqui....

    Un amigo

    ResponderEliminar
  12. Amigo, matar el hambre, como dice Omaira no es comsumerismo. Es necesidad. Consumerismo es ponerse obeso de comer demasiada propaganda y gastar el dinero a cuatro manos que uno no tiene y despues declarar banca rota. Aqui vivimos a fuerza de tarjetazos...

    ResponderEliminar
  13. que hay de malo en consumir? a mi me cuadra echarme una buena jamerka de camarones al ajillo ....con un bordeaux y despues emparrillar en un sofason del dorado fernicher partiendo un muvy en un vidrio plano de esos grandotes con cuadrafonia y to su palafernalia de la cambiadera por control sin tenerme que parar para pasar de canal.
    pa eso vinimos tambien .......lo lucho y lo tengo y megusta mas un hummer que nun transporteicion...........lo otro es parte del complejo de austeridad que estamos arrastrando desde cuba.......o es que vamos a meter la libreta de racionamientos aqui en la yuma?
    rata vieja

    ResponderEliminar