jueves, 13 de agosto de 2020

¿es el identatarianismo una corriente marxista?

La pirámide del sistema capitalista, 1911.
 

Racial identity politics utilizes racial consciousness -or the group's collective memory and experiences- as the essential framework for interpreting the actions and interests of all other social groups.--James Jennings, "Building Coalitions." 

alFredoTriFf

Vivimos tiempos de cambios, pero no hay cambio (en lo externo) sin corrientes de fondo (en lo interno). Lo que prima facie parecía absolutamente espontáneo, se viene cocinando hace más de tres décadas a nivel académico, en Europa y los EE.UU (desde trincheras como el post-estructuralismo, el post-colonialismo y la tercera ola feminista). 

La explosión del identatarianismo como corriente del momento se debe a una base teórica que ya conocemos (en particular los cubanos exiliados). Valga la sutileza, en lo que sigue no afirmo que todo partidario del identatarianismo sea marxista declarado. 

¡Es un asunto de aposterioridad! 

El identatarianismo es producto del marxismo porque sus figuras cimeras: Hommi Babha, Gayatri Spivak, Amar Achieraou, Dorothy Smith, Kimberle Crenshaw, Barbara Smith y Linda Nicholson, entre otros, son todos marxistas declarados. 

La feminista chicana Gloria Andalzúa lo explica en su libro La nueva mestiza (1987): 

“Tu lealtad es para La Raza, el movimiento chicano”, dicen los miembros de mi raza. “Tu lealtad es para el Tercer Mundo”, dicen mis amigos negros y asiáticos. “Tu lealtad es para tu género, para las mujeres”, dicen las feministas. Luego está mi lealtad al movimiento Gay, a la revolución socialista, a la magia y lo oculto. ¿Qué soy yo? Una lesbiana feminista del tercer mundo con inclinaciones marxistas y místicas. Es como si me cortaran en pequeños fragmentos y marcaran cada pieza con una etiqueta. 

La activista Patricia Hill Collins (defensora de la interseccionalidad) en el libro Black Feminist Thought: Knowledge, Consciousness, and the Politics of Empowerment. (2000), declara: 

He analizado los proyectos filosóficos y teóricos de la teoría social occidental que forman parte del panorama académico de la interseccionalidad. La teoría social marxista, la teoría crítica de la escuela de Frankfurt, el existencialismo, la teoría de la liberación y los estudios culturales británicos tienen un ímpetu crítico en su núcleo. A pesar de esta heterogeneidad, proyectos de conocimiento como estos aportan ideas a la investigación crítica.  

El marxismo vive en el ADN del identatarianismo. 

A continuación presento un marxismo identatario "de bolsillo" en tres puntos:  

1. EN LO ECONÓMICO. La tesis central marxista se mantiene incólume: El capitalismo es un sistema de explotación en quiebra que conduce al socialismo como vía anterior al comunismo. El agente de cambio entre el capitalismo y el socialismo es LA REVOLUCIÓN en cualquiera de sus manifestaciones. El experimento revolucionario ha cambiado desde el siglo XXI, con el Chavismo y el Evoísmo (caballos de Troya por la vía democrática que desmontan el sistema desde dentro). ¿Por qué hacer una guerra desde fuera, cuando puede ganarse desde dentro? Esa es la meta identataria en EE. UU. y Europa (en 2020 aparece una nueva forma de método revolucionario mediático: la llamada cultura de la cancelación).

2. EN LO POLÍTICO/SOCIAL. La tesis social marxista de alienación/explotación de clases es ahora sustituida por la de racismo sistémico, producto de la llamada "matriz de dominación"(racismo, misoginismo, homofobia, sexismo, xenofobia, capacitismo, etc). 

Es de capital importancia mantener esta bandera: La cultura occidental está fundamentada en un sistema racista. Tanto Grecia como Roma responden a sistemas esclavistas. 

3. EN LO HISTÓRICO. Para el marxismo tradicional la historia es de corte determinista (se explica desde el materialismo histórico). La interpretación histórica marxista es descriptiva, NO NORMATIVA. La tesis histórica identataria preserva el determinismo y el concepto de explotación marxista, sin embargo el saldo histórico es NORMATIVO. El viejo término "explotación" deviene ahora particularidad de la categoría "discriminación"(léase: explotación = discriminación = racismo).

La historia identataria es una larga progresión de la lucha grupos discriminados hasta el PRESENTE. La lucha por la historia se da en el presente; la lucha contra la discriminación SISTÉMICA. 

A esa lucha por el presente de la historia la hemos llamado presentismo. Busca busca emanciparse de la MALDAD INSUFRIBLE DEL PASADO. No basta con decir, a tenor del determinismo marxista, que cada grupo de humanos carga con los males de su época. No. Ahora la historia se muestra a sí misma como una larga crónica de maldades irrevocables e irredimibles.

No hay comentarios: