martes, 21 de julio de 2020

el cuento de la masculinidad tóxica


alFredoTriFf

Hoy nos toca discutir la estrambótica idea de masculinidad tóxica.

Con la definición de wikipedia en español es suficiente:
La masculinidad tóxica es un concepto utilizado en psicología y feminismo para referirse a ciertos comportamientos y normas culturales de los hombres que pueden generar cierto daño a la sociedad, incluyendo a los propios hombres. A los hombres tradicionalmente se les suele asociar el estereotipo de ser más dominantes o competitivos. Sin embargo, pueden considerarse conductas "tóxicas" cuando se muestran junto a actitudes misóginas, homófobas o que promuevan la violencia, incluyendo la agresión sexual y la violencia de género. 
"Comportamientos y normas que pueden causar daño".

¿Y cuáles son estos comportamientos? Respuesta wikipediana: ser "más competitivo" y/o "dominante"

Pero discutir ideas es imposible sin tener las definiciones claras. de acuerdo al diccionario, competitivo significa: "capaz de prevalecer en algo". Dominante significa "esa persona que tiende a imponerse a las demás". 

Ahora bien, ¿cómo puede "ser capaz de prevalecer en algo" ocasionarle daño a alguien?

La explicación de wikipedia se torna un tanto imprecisa:
A menudo, estas actitudes están presentes desde el comienzo de la socialización de los chicos, normalizando actitudes violentas como forma de relacionarse con otras personas.
¿A menudo? ... ¿normalizando? Encontrarse "a menudo" en una explicación no es prometedor.

Y es que no existe manera de probar que ser "competitivo" implique "daño" alguno, sin establecer una causa suficiente entre ambos, lo cual, como veremos, resulta harto difícil por lo siguiente:

1. Uno puede ser competitivo (incluso muy competitivo) sin dañar a nadie (los mejores deportistas suelen ser modelos de comportamiento); uno puede ser muy dañino y odiar la competencia (el envidioso no compite, simplemente resiente la habilidad de otro). Pero además ¿no hay acaso mujeres competitivas y mujeres dañinas? 

Wikipedia menciona otros daños: "actitudes misóginas y homófobas". Veamos:

2. Se puede ser competitivo y ser homosexual; ser puede odiar a los gays y odiar la competencia, incluso se puede ¡ser gay y ser homófobo! (algo que sucede frecuentemente). se puede ser misógino y completamente apático; se puede ser competitivo y ser un dechado de virtudes. 

No existe manera de probar causalidad alguna entre ser "competitivo" o "dominante" y ser homófobo o misógino.  

Vayamos al comportamiento dominante: esa persona que "tiende a imponerse a las demás". Harto imprecisa, una mujer puede ser dominante (mi abuela lo era, lo juro). Por otra parte, un hombre puede ser dócil (el pobre tío Pacho).

¿No les parece suficiente?🤓

No hay comentarios: