martes, 8 de noviembre de 2016

Por Hillary: Ningún golpe de dados suprimirá el azar

Throw of Dice, Robert Motherwell, 1963

aLfrEdo tRifF

Acuso recibo de la última columna de Néstor Díaz de Villegas -dV en lo adelante. Es la tercera de una serie donde nuestro poète maudit presenta sus preferencias electorales -aunque no lo diga. Siempre sale el escritor. Gautier lo dijo: un escritor no hace más que persuadir a su lector.

Pero hay algo sombrío en esta entrega. No habla dV el demidandi, no el dV sin patria subversivo, sino alguien azarado incluso resentido: "Una tormenta se cierne sobre la República. La misma democracia y sus carencias parecen decirnos: ¡Delenda est America!"

Sigue,
Mirémonos en el espejo de California: dos candidatas socialistas al senado, Kamala Harris y Loretta Sánchez, con agendas idénticas y sin oposición, ¿es ésta la diversidad que nos prometieron los demócratas? Un Estado con sistema unipartidista, disfuncional e inamovible, ¿es el ejemplo a seguir? Una California que es casi Nicaragua, donde cualquier oposición es disidencia, y cualquier disidencia es reprimida y censurada, ¿es el futuro luminoso?
¿Agendas sin oposición? La razón que no hay republicanos en esa contienda entre Harris y Loretta Sánchez es que sencillamente no se presentó ningún REPU. 

Observo la palabra "socialista" (puro efectismo de barricada de Versailles, entre cubiches del viejo exilio). Bernie dijo abiertamente que era socialista y tiene cientos de miles de jóvenes millennials con él. Eso es viejo, casi castrista. Hay que mandar la palabra al cleaners.

Gogleé "Loretta Harris & socialist." No sale nada -y eso que es difícil escapar la distorsión de Google.

Pero no, nada. ¿Delira dV?

Y pienso en el Tea Party y la famosa sentencia: "Obama es socialista", que persiguiera al presidente durante los primeros cuatro años de su mandato y que resuena hoy en el Miami trumpista -tan arcaica como amenazadora- contra todo cubano que vote por Hillary.  Pero que nada menos que dV juegue ese juego.
Para quienes están hartos de socialismo, la consigna “Hacer que América sea grande otra vez” expresa lo contrario de las microagresiones, lo opuesto de una empequeñecida y espiritualmente indigente micro-América. En estas elecciones, un país espantado, armado de palos y piedras, ha salido a cazar los monstruos de la razón.
¿Hartos de socialismo en EUA? dV se ha olvidado de escribir para lectores que no sean del Nuevo. El tono de lo que subrayo en amarillo ¿no parece de crónica amarilla?

¿No le habrá hecho daño a dV vivir en California, el estado más "socialista" de la nación? ¡California anhela el socialismo! ¿Para qué vivir en una provincia donde la harpía tiene 58% contra 37% para el macho alfa Trump?

No me meto en eso, que cada cual cargue con su cruz.

Este párrafo me llama la atención por su cinismo, pero no el cinismo del Zenón de Citio con su sabia "askesis", sino la del cinismo impotente del que como dijera el teórico italiano Mario Perniola en su L'arte e la sua sombra:
... del nihilista sin patria que juega a ser cínico desde la melancolía, desencantado e indolente, incapaz de reciclarse e insertarse en el mundo que le queda chico, aceptando la imperfección imposible de vivir al desnudo.
No recuerdo a un dV tan alarmado, tan pendiente del "qué dirán". Tanto como para hacer púbico lo que hará con su voto:
En la contienda por la presidencia, tanto Hillary como Trump me resultan igualmente repugnantes. Escogeré al azar. La moneda que lanzaré al aire es una pieza de diez denarios que traje de Israel. Lo haré discretamente, de modo que nadie me vea. En el momento de flipar, invocaré a Von Neumann, numerólogo y expatriado. ¡Que su espíritu errante me ayude a sortear el Cuatrienio Gris que se avecina!
Extraño a dV, el poeta maldito tornado en cínico asustado.

Por mi parte esta noche me reúno con amigos a celebrar el triunfo de la democracia. Y si perdiera mi elección, entregaré mi voluntad a la República que es mucho más que cada uno de nosotros.

Con convicción me uno a Mallarmé: Ningún golpe de dados jamás suprimirá el azar. 

2 comentarios:

atRifF dijo...

Gracias por comentarme, Alfred. Pensé que como filósofo te interesaría el aspecto filosófico de la elección. Te vas por la tangente mallarmeana, es decir, por el lado sentimental del asunto. Pero yo he tratado de ponerlo en la perspectiva de la ciencia, de la teoría del juego. Voté a favor de la legalización de la mariguana y de la prohibición total de las bolsa de plástico. Por favor, regresa a david Lewis y reléelo.

https://nddv.wordpress.com/2016/11/08/para-que-explicarme-si-ya-david-kellogg-lewis-lo-hizo-por-mi-why-bother-let-the-dunces-vote-their-conscience/

Nestor Díaz de Villegas

Teresa dijo...

Ganó Trump.