jueves, 22 de enero de 2015

Yumas at last! Yumas at last! Thank Barack Almighty: Yumas at last!


Ileana Fuentes

Primero fue Cubanacán, y le costó la vida en la candela inquisitorial al valiente Hatuey. Colón europeizó los referentes, y la llamó Juana, nombre propenso a la locura, que por suerte no pegó en el imaginario local. Luego se adoptó el de Cuba, y ése duró más de cuatro siglos. Los desesperados cubanos de finales del siglo 20 no sólo desmayaron el nombre, sino que a la isla misma la cambiaron, en sus aspiraciones y sueños, por otra tierra. Behold: La Yuma!

Hoy, en la antesala de nuevos descubrimientos, se vislumbra una nueva nación: Cuyuma! Cuba plus Yuma = Cuyuma. Mucha, pero mucha tela por donde cortar. Por ahora en mis alucinaciones me adelanto a los acontecimientos, para imaginar un movimiento anexionista que se irá cocinando -algunos dicen que “se seguirá cocinando”, asumiendo que el sueño de anexión es antiguo- hasta fraguar en el Partido Anexionista-Feminista “Cuba Siglo 21”, en el 2025.

No más machangatos criollos, no más Patria. A partir de este momento: solamente la Matria. Matria con dimensiones humanas, con características de familia, con todas las de la ley, y la ley también, y todo lo necesario para disfrutar la vida, para vestir, calzar y alimentar a una prole, y darle un futuro mejor que la opción de lanzarse al mar. No más carne desafecta para los tiburones. No más banquetes para segurosos. A partir de hoy, a recuperar la prosperidad tronchada por el exceso de testosterona gallega… a recuperar el sueño de las feministas fundadoras de hace un siglo que supieron reconocer que el estado de derecho había llegado -aún antes del sufragio- con Leonardo Wood, un gringo de New Hampshire.

Por ahora, se me ocurre un nuevo himno:

”Al progreso, corred, cuyumeses
que la country os contempla orgullosa.
No temáis anexiones gloriosas,
que vivir en Cuyuma es vivir.”

Consumir por la libre es sentir
que jamás nuestro bien será prohibido.
Internet, prosperar sin castrismo,
con La Yuma por siempre vencer!”
_____________

El sueño de hoy llega con Barack Obama, un yuma de Hawaii, por vía de Chicago.