martes, 17 de junio de 2014

castrismo significa esencialmente perpetuación en el poder


atRifF

rolando castañeda publica el entrampado socialismo cubano para cuba encuentro.
Después de las tres rondas de reformas, a principios de la década de 1980, en 1994-1996 y a partir de 2007, el sistema socialista soviético cubano permanece entrampado en el atraso y un bajo crecimiento debido al extremismo en sus tres características básicas: hegemonía política, predominio de la propiedad estatal y ausencia de mecanismos de mercado.
en efecto, pero ese modelo depauperado económicamente ha durado 55 años y cuenta con no pocos imitadores. el socialismo cubano (en su variante específica que preferimos llamar castrismo) funciona. recordemos, "X" funciona si es apta como tal.  el castrismo no funciona económicamente, pero como maquinaria perpetuativa de poder funciona muy bien.

no hay contradicción, la realidad lo muestra.

por tanto imaginemos una discusión entre castañeda y díaz canel para ilustrar la diferencia de funciones.

miguel díaz canel:
En recientes y esclarecedores discursos, el Presidente Raúl Castro reconoció la presencia de manifestaciones de indisciplina social, ilegalidad, delito y corrupción, inaceptables en nuestra sociedad, y que éramos, sin dudas, un pueblo instruido, pero no necesariamente educado ni culto. Además se refirió a las nuevas modalidades de subversión que tratan de poner en práctica nuestros enemigos, y cuya estrategia principal consiste en la instauración de una plataforma de pensamiento neoliberal y de restauración del capitalismo neocolonial, enfilada contra las esencias mismas de la Revolución y con el afán de generar una ruptura ideológica entre generaciones, todo lo cual atenta contra los valores, la identidad y la cultura nacionales.
castañeda:
El sistema político es obstinado hasta el punto que no permite interpretaciones y posiciones alternativas sobre el socialismo aún dentro del Partido Comunista, lo que determina un sistema rígido y oscurantista, carente del indispensable pensamiento crítico e innovador para efectuar los cambios y modernizaciones efectivas requeridas.
díaz canel:
No olvidemos que la disyuntiva es socialismo o barbarie. Y, precisamente por ello, la dimensión espiritual no debe descuidarse: tenemos que salir adelante en lo económico y al mismo tiempo en el campo de los valores, de la conciencia. O no tendremos patria independiente y socialista.
castañeda: 
Las pretendidas aperturas y aceptación de críticas y la firma de los Convenios de Derechos Fundamentales han sido campañas de relaciones públicas y retórica en vez de flexibilizar la intransigencia política. Sergio Bitar, el líder socialista chileno que visitó a Cuba en marzo de 2014, consideró patético el sistema político vigente.
díaz canel:
Cuba está sometida también a esa influencia, a la que se suman los planes específicos de subversión contra nuestra Revolución, que tienen entre sus blancos a los intelectuales y artistas, con el propósito de separarlos de toda intención y preocupación social, para que entonces el cine, la literatura y el teatro reflejen y enaltezcan los más bajos sentimientos humanos, las más perversas y nocivas ideas y cualquier tipo de inmoralidad. Así pretenden sembrar en ustedes la banalidad y la frivolidad, alejarlos del compromiso político y social y crear el caos y la confusión.
castañeda:
El socialismo vigente, además de mantener al país empobrecido y estancado, explota —o extrae la plusvalía— sin normas morales ni principios éticos, de los profesionales y técnicos que envía al exterior bajo la deplorable modalidad de contratación diferenciada, así como de los empleados por las empresas extranjeras en la Isla. Igualmente, mantiene elevados impuestos a los cuentapropistas mientras contempla exenciones tributarias hasta por ocho años para los inversionistas extranjeros, lo que constituye una discriminación injusta e innecesaria.
díaz canel:
Junto a la instigación permanente al consumismo promueve, además, el individualismo y egoísmo que desideologiza y desmoviliza.
castañeda:
Así, el sistema político-institucional no permite el disenso, ni la oposición leal, ni las críticas moderadas a las reformas en curso.
díaz canel:
Debe reservarse las decisiones sobre qué se presenta, qué se promueve, qué aparece en los medios, qué y cómo se comercializa a través de los circuitos institucionales. Al propio tiempo, se debe legislar sobre la presencia del arte en aquellos espacios de servicios públicos que funcionan bajo formas de gestión no estatal.
¿no es obvio que existen diferencias irreconciliables? cada posición afirma lo que la otra niega. lo que requiere "funcionar" en cuba no es la economía, no lo ha hecho de modo coherente por 55 años, sino la supervivencia del modelo político. los 55 años de paulatino empobrecimiento no bastan para resquebrajar el sistema. el castrismo sigue ahí --con el apoyo anuente de una buena parte de la población. ¿cómo lo logra? la maquinaria funciona: castrismo significa esencialmente perpetuación en el poder.

4 comentarios:

PadrIgnacio GuajiPeraltaCJ dijo...

Castrismo significa partido único, ideología official (la que sea, según las circunstancias y lo que diga o dijo Fidel Castro), repression política y monopolio triple del Estado sobre las armas, los medios fundamentales de producción y los medios de comunicación de masas.

PadrIgnacio GuajiPeraltaCJ dijo...

Castrismo es esencialmente dictadura de un partido único con ideología official (la que sea, según las circunstancias y de acuerdo con lo que dijo o diga Fidel Castro), repression politica y monopolio del Estado sobre las armas, la dirección de la economía y los medios fundamentales de producción, así como sobre los medios masivos de comunicación. Así cristalizó el castrismo naciente que definió Draper: “un líder en busca de un movimiento, un movimiento en busca del poder y un poder en busca de una ideología”.

Ricardo Lopez dijo...

Si, efectivamente, lo único que funciona del socialismo cubano es su mecanismo de perpetuación o simulada eternidad sin salida. La única variable “X” del socialismo cubano que funciona, es su sistema de prolongación con el miedo aplicado. Su aptitud es puramente carcelaria. Es la negación genética de cualquier estado evolutivo, un error ni siquiera necesario. Desgraciadamente, nuestra noción del tiempo es lineal y breve. Y mejor ni hablamos de los imitadores que aplican la excusa del “carisma”, erróneamente atribuida a Chávez, que no tenía más carisma que “Platero”. De lo que dice Miguel Diaz Canel. Si, indudablemente “éramos” un pueblo instruido; pero solo ahora más educado y culto?. Yo solo diría que más dócil. Entonces prosigue a aplicar los conocidos axiomas tribales de todos los autócratas carcelarios, como nacionalismo o social nacionalismo, que comparten con el primo Adolfito. Y por supuesto, el manido colo-imperialismo de la gastada ideología retórica del socialista hombre de las futuras cavernas. Sus sueños hechos realidad: un cerebro de la Edad de Piedra en la Era Moderna; evitan conflicto, grupos, pertenencia, aceptación, influencia; y sobre todo, vociferan la manida e ilusoria “agresión extranjera” de un imperio que ya no existe. Sin duda aprovechan los más atávicos atributos genéticos para perdurar su égida o tutela paternalista. Que claridad la de Castañeda. Rigidez y obscurantismo es lo más acertado. Entonces Diaz Canel, cita “socialismo o barbarie” Yo diría socialismo “Y” barbarie. El socialismo y la barbarie de los mítines de relámpago y de repudio, y del control de la ideología a través del control de los medios de producción, si es que producen algo. Si, la conciencia del poder y sus valores. Que decir de Castañeda?, no es cubano de a pie, y está más claro que el agua… No vive allí, y conoce la miseria del cubano ahogado en el mar de la felicidad del proletariado. Y hasta aquí llegó mi paciencia para la banal, febril, ciega, malintencionada, manipulada, torcida y gastada retórica de los canel-auto-denominados intelectuales; todos de la misma caterva de Silvio y sus compadres. Yo no escribo mejores canciones o poesía; pero tampoco firmo declaraciones apoyando fusilamientos. Me pregunto por qué hay que ser tan Innecesariamente abyecto. Castañeda está claro no solo en las ausencias del sistema, sino en su inviabilidad para el futuro, si es que todo se trata de sobrevivir, reproducirse y transferir los mejores atributos genéticos que le han permitido perdurar a la especie. Aunque hemos cambiado el entorno como ningún otro animal, me pregunto si evolucionaremos antes de destruirnos? Podremos dar el próximo paso evolutivo, manipulado o no, sin una ética práctica y humana, compasiva y moral a la vez? Bueno Diaz Canel y su caterva antológica de socialismo a la cubana, en su mar de felicidad, siguen tratando de ideologizarlo todo. No reformas, no planeamiento sin el capricho de El Jefe, o quizás los ahora jefes, en su círculo de supuesto y absoluto poder del Estado. Todo cambiado por lo peor sigue siendo su norma, se trata no de la misma; sino de la peor oligarquía, la oligarquía del proletariado o pandilla caudillista en su mar de privilegios, ganando torneos de pesca. Por favor ya desistan de engañar a los ingenuos. Cincuenta y tantos años de prueba y todavía insisten? Si, sin dudas, el diagnóstico para Diaz Canel es: “Split Brain Syndrome”. Tiene problemas de comisuras en el corpus callosum (también conocido como callos en el cerebro o insulsus causa, ingenuo a proposito)
No importa quién lo afirme o niegue, “Praxis is Praxis”. La exitosa practica económica, es lo que precisamente “requiere” funcionar en Cuba. Se trata de crear riquezas, incluyendo a la plusvalía; no de repartir la miseria. En cuanto a quien aprueba la perpetuación de esa miseria repartida, habría que preguntarle a los pies de los cubanos, que ya han votado en repetidas ocasiones a pesar del poder y el miedo. Desgraciadamente, en la finca, ellos son los dueños y los demás, solo tienen cucharas de madera en un plato de sopa vacío.

atRifF dijo...

gracias, padrignacio. buena cita de draper.

Diaz Canel y su caterva antológica de socialismo a la cubana, en su mar de felicidad, siguen tratando de ideologizarlo todo.

efectivamente llópiz.