Saturday, February 2, 2013

En España el espejo se ha roto

Amílcar Barca

La “cosa”, este populismo verbal tan en boca de todos, “está pa la mierda”. Lo que pasa es que no es igual en todas partes o, lo que es mejor, no con la misma gravedad, ardor o momento apropiado para inhalar lo podrido. En España ya tenemos nuestro Watergate; un presidente, Mariano Rajoy, que al igual que algunos de sus allegados en el gobierno, ha cobrado un doble sueldo de forma ilegal a cargo de su partido (Partido Popular) por muchos años. El jueves salía la noticia en el diario “El País” de la aparición de unos documentos, una libreta escrita a mano con una aparente doble contabilidad con los nombres de los donantes y sus receptores del Partido Popular . El presunto autor de la trama, el tesorero de los últimos años, el señor Bárcenas; razones de su posible descubrimiento: una venganza personal y una lucha de poder en la cúpula del partido derechista.

Pero aquí… nadie dimite… en España nadie tiene “la culpa”… nadie dimite.

Hace aproximadamente un año estallaba otro caso. El nuero del rey Juan Carlos, Iñaki Urdangarin, aprovechando su “nombre real”, el duque de Palma, estafaba al erario público cantidad de millones en nombre de supuestos asesoramientos a ayuntamientos e instituciones del estado. Se dice que está implicada también la infanta Cristina. Del rey no hablemos directamente… su cacería de elefantes en Botswana mientras mostraba su aparente“preocupación” por el pueblo español es más que lamentable.

En Andalucía una figura importante del gobierno regional andaluz del PSOE ( partido socialista) desviaba dinero del gobierno hacia sus vicios privados. En Catalunya figuras del gobierno de la Generalitat en antiguas legislaturas se apropiaron de fondos del estado para subvencionar al partido, Unión Democrática. En la turística población de Lloret, el aparente emprendedor y exitoso alcalde David Crespo del partido catalanista, atrajo dinero del capital ruso en grandes cantidades… pues bien se ve que también en grandes cantidades el señor Petrov , su mayor inversionista y protegido, ha defraudado al fisco español millones…y así podríamos seguir en unos cuantos más… el caso de la caja financiera de Bankia, la vergüenza de los bancos apretando a los propietarios de pisos sin recursos para desahuciarlos. Y por supuesto más de seis millones de desempleados, casi un 30% de la población activa.

La imagen de España está por el suelo, sólo falta leer a la prensa internacional. La ciudadanía está harta. La situación es de emergencia, ya no sé sabe qué hacer… el espejo se ha roto.

7 comments:

Miguel Iturralde said...

Diluvia y no escampa en España... situación que ya no se sabe ni cómo describir, si penosa o vergonzosa. Un país agobiado por la zozobra económica y para ponerle la guinda, los responsables del desmadre, los políticos. ¿Quién va primero, la bestia o el carretón? Buen artículo del amigo Barca, la frustación es desesperante. BTW, ¿nuero del rey o yerno del rey? Saludos.

Anonymous said...

Catalunya Man, la cosa esta de pinga everywhere pero a España le ha tocado su instante de karma

Anonymous said...

Hoy...voy a ser sincero miré a ver si había algún comentario sobre lo que escribí y lo primero que observé era : "No comments".
Pués les voy a decir la verdad, la historia en el fondo es para no poner ningún comentario, mal le pese al articulista que lo ha escrito, es decir yo mismo...En el fondo el mejor comentario de lo que pasa hoy en España es "No comments"...este es el comentario final...lástima que lo estropeé con el mío propio.

Amílcar Barca

Anonymous said...

Sorry Iturralde....yerno

Amilcar Barca

IváN said...

Aquí estamos viviendo una relación inversamente proporcional entre suicidio y picaresca. Antes, la picaresca era cosa de pobres y desahuciados. Ahora la practican las élites.
Antes, crack del 29, los banqueros se tiraban por la ventana. Ahora, lo hacen los desahuciados.

JR said...

La gangocracia y la corrupción ya son fenómenos globales. Se hace inaccesible la vía para subsanarlos. Hay que resignarse a observar como cambian sus manifestaciones según la dinámica de las estructuras sociales.

Ramón Soriano said...

Pero tengan en cuenta el refrán aquel que dice "cuando las barbas de tu vecino veas pelar pon las tuyas a remojar". Lo que está sucediendo en España es parte de un problema más global: el egoísmo cada vez más creciente de los poderosos, los cuales ya se han globalizado totalmente y no se identifican como nacionales de ningún país. Por lo tanto, para ellos que sus conciudadanos estén en el paro no les conmueve. Ellos sólo están hermanados con los poderosos de otros países. Esta doctrina neoliberal es la que se impone y derriba los estados del bienestar europeos