Wednesday, February 6, 2013

El yin yang entre la ignorancia y la censura

Ricardo López

A pesar de ser un hombre maduro, para mi detrimento, mis defectos me mantienen joven. Repito errores, a pesar mío a veces digo palabras vulgares, en ocasiones atropello el idioma sin darme cuenta, no calculo, espero de los demás lo que soy capaz de ofrecerles, soy enfático y a veces algo impulsivo, especialmente con lo que amo o con lo que no me agrada. En conclusión, la vida nunca será lo suficientemente larga como prepararnos para ella adecuadamente. Quisiera ser más suave, articulado e inteligente; pero no lo soy. Trato de ser lo más humano que puedo, de usar y educar mis excesos sensoriales para otras cosas, de no hacer daño y estar del otro lado del mal, del odio y del miedo.

Aunque el bien y el mal quizás no tengan sentido a nivel cosmológico, y solo sean cosas de la dicotomía del Yin y del Yang, y aunque veces el cielo y la tierra se inviertan o cambien de lugar; esos valores siempre son distinguibles. Trato siempre de subsanar o atajar estos atisbos de imberbe adolescencia, para evitar sus consecuencias; pero no me es fácil dada la naturaleza limpia y abierta que me dio la vida hacia los demás. No tengo muchas trastiendas y secretos, porque creo que lo único que realmente me avergonzaría es la maldad.

No me las sé todas, al contrario, creo que nunca ni cercanamente sabré ni siquiera todo lo que quiero saber, así que imagínense lo que no quiero saber. Soy heterogéneo casi promiscuo a fe de tolerante; pero respetuoso. Creo que verdaderamente nunca sabré el tamaño de mi ignorancia, y como consecuencia tengo una sed incontrolable de saber, por lo que a veces me atrevo a especular en pos de la conversación inteligente y la exploración de ideas. Trato de literalmente escuchar más de lo que escucho, y disfruto hacerlo. Estar equivocado no me avergüenza y solo espero nunca desaprovechar la ocasión de educarme y aprender de mis errores y de los demás; pero a la ofensa por la ofensa no le doy mi tiempo. Esta es la razón por la que yo trato de censurar de mi vida cosas como el insulto, la violencia, la vulgaridad y el mal gusto cada día más. Por lo tanto, creo que la censura es necesaria y no estorba para un dialogo productivo, inteligente y civilizado.

Tanto el relajo, la crítica seria y respetuosa, como la burla, y hasta ciertas dosis de chanza, guasa o candonga son refrescantes y necesarias. Inclusive no tengo nada en contra del anonimato, creo que más importante lo que se dice que quien lo dice. Creo también que de alguna manera hay que protegerse de la ignorancia y del sudor escatológico de ese zoológico de animalejos como bien los llama SM. Son libres de ahogarse en sus propias secreciones de odio; pero mi tiempo y atención no se los doy, y si la mala palabra de la censura es lo único que nos libra de ellos ya que es inútil educarlos, bienvenida sea. Si censurar los comentarios disminuye las visitas; sinceramente creo que de esas visitas se puede prescindir, pues lo que aportan no educa a nadie.

Que con su agenda ulterior o sicótica, construyan un monologo y así se pueden prestar a si mismos toda la atención que merecen. Estemos de acuerdo en estar en desacuerdo, en disentir, en respetar, en intercambiar; en la chanza, la burla y el relajo; pero no en ofender por el placer de la ofensa o quien sabe que motivación truculenta, sicótica o política. En Cuba de ellos vengo huyendo, aquí escojo ignorarlos. Lo que me diferencia de ellos es que prefiero respetar antes que ofender la persona, la moral o los valores de nadie por muy distintos que sean de los míos; siempre que estén del otro lado de la ignorancia y de la maldad. Si de ignorancia se trata, prefiero ignorarlos y si no que alguien me diga como proteger nuestro tiempo de estos extremos.

15 comments:

Anonymous said...

Pero en la naturaleza misma de a internet, y de los blogs esta esa libertad que puede incluir o no la ofensa. LA CENSURA ES DICTATORIAL. QUE PASA CON USTEDES?

Inkieta said...

De acuerdo con todo, Ricardo. Lindo tu post.

Anonymous said...

Completamente autoritario...

Anonymous said...

we are going to give you a kiss when we see you. The kiss will bother you. You will censure the kiss and we will not agree with you.

JR said...

Lamentablemente, Ricardo, hay seres desvalorizados que encuentran su felicidad en el insulto anónimo. Una cosa es libertad de criterio y otra es el desenfreno de la ofensa. Y estoy de acuerdo que ningún colaborador sano tiene la obligación de probar su capacidad de tolerancia.

sonora y matancera said...

tumayambaneros, andamos en la misma onda. me preocupa la censura, de cualquier tipo. entonces ¿cómo evitar la ofensa, la grosería? y cuando se modera un blog como éste, lleno de buenas ideas, empleando tiempo valioso en crear posts y presentarlos para que vengan los "seres desvalorizados" como dice JR a joder y haceros perder el tiempo. cierto, pero no publicarlo es una forma de censura. nos guste o no, lo es.

la mayoría está de acuerdo con la censura, siempre y cuando sea en contra de las groserías. Y mi punto es precisamente ése: si se encuentra una justificación para censurar una cosa, siempre se encontrarán otras para seguir censurando… ¿acaso no fue eso lo que pasó en Cuba? Respeto el derecho de cada sitio a hacer lo que les plazca con la censura, pero entonces que no hablemos tanto de libertad de expresión cuando queremos atacar “al enemigo” castrista, fascista, comunista... add your own ista, pordio.

A just/ discriminating censorship, como dijo la Sontag, is impossible. y lo dijo a propósito de la pornografía...

saludos, liberales del perico...

Anonymous said...

When we agree on censure here, we have to also agree with censure in Cuba, and on the Saudi women, and anywhere else in the world. Después no hay que quejarse. What doesn't make sense, is to agree on censuring Tumiamiblog and then to speak against a LACK of liberty of expression elsewhere. Todos tenemos techos de vidrio.

JR said...

Lindo, Inki, que andes de vuelta por acá! Nunca te olvidamos.

Anonymous said...

Juan Carlos Baglietto La censura no existe mi amor

Anonymous said...

.....Yo tambien respeto hasta la inocencia; pero la maldad es obvia, y es maldad en nombre de cualquier cosa. Si el excluir la maldad se le tiene que llamar censura; no importa como se llame, yo prefiero excluirla. Yo hubiera preferido excluir a Castro de la historia de Cuba, a Hitler de la historia de la Humanidad, eso es censura? Me pregunto si alguien no censuraria la maldad? Me pregunto si la groceria, la vulgaridad, la ignorancia y la ofensa no son obvias la mayoria de la ocaciones. Porque tiene que ser tolerado que alguin ofenda a mi madre sin conocerla? Vamos a no censurar, digamos que instituimos el respeto a la vida y al ser humano, todo lo que no incluya esto, prefiero evitarlo, si no protegerme de! Que es lo que nos hace no poder discutir un criterio sin ofender o agredir a la persona? No es el respeto a la moral y el criterio ageno parte de lo que nos distingue como ser humano?

RLL

Anonymous said...

No es censura si alguien entra a una reunion vomitando en la cara de los otros y lo ayudan a salir a la vez que limpian el recinto, es higiene, salud... Si los que quedan desean ser vomitados tienen toda la libertad de abandonar el recinto y dirigirse al vomitorio donde probablemente encuentren a nuestro vomitador en cuestion.

Anonymous said...

.... por qué caos o dictadura, por qué no en la rayita del medio? is it possible?

Inkieta said...

JR de mi vida y de mi corazon!!! Vamos al cine? jeje Ya entrare mas seguido.

Anonymous said...

RL, sobre tu post, sonora me dejO este temita por facebook: no se lo pierdan que lo la injuria, el chisme y el insulto solapado es endEmico:
http://www.youtube.com/watch?v=S4d5GMS0OvM&feature=youtu.be

RI

omu said...

ja, rubia, este es el enlace correcto a la cancioncita de la sonora de verdad:

http://www.youtube.com/watch?v=S4d5GMS0OvM

que me vino a la mente mientras leía esto

http://armengol.blogspot.com/2013/02/una-gran-orquesta-todas-las-noches.html

omu