Saturday, December 8, 2012

Colin Vallon Trio - Telephaty



La impronta de Colin Vallon Trio gusta de ascender en espiral. El crescendo es rasgo natural de un discurso marcado por la inocencia de la academia que logra sortear airosamente los lugares comunes del jazz. Tal vez la adolescencia de los planteamientos musicales es la que encausa ese rumbo aventurado que cautiva al auditorio. Uno escucha Unravel, por ejemplo, la cual junto a esta pieza que muestra Tumiami, forma parte de Rruga, uno de los discos prominentes del jazz en este año, y puede apreciarse el estilo definido por la coexistencia de las estructuras jazzísticas con el legado del pop y el rock europeo. He escuchado en estos últimos doce meses proyectos de compositores cubanos más maduros que este. Me guardo el secreto hasta que se expongan al juicio del público. Pero el mérito de talento tan joven expresándose en fórmulas tan novedosas merece compartirse. La muestra que hemos escogido, Telepathy, representa un reto a partir del título. En este caso, la empatía entre las ejecutorias individuales supone ensayo riguroso y exactitud en la improvisación que reduzcan al mínimo el margen de error, evitando socavar la tesis de composición. El piano minimalista de Collin Vallon empuja el necesario aire de espontaneidad y esoterismo que requiere la recreación. La batería de Samuel Rohrer nos recuerda eventualmente la pasión coloquial de la percusión de nuestro Dafnis Prieto, en tanto que el contrabajo de Patrice Morte es el punto de equilibrio rítmico. Las tres herramientas conjugan talento y sugieren la comunicación ultrasíquica. Están prestos a convencernos. Y es cuando conspira la emoción.  Todo se hace sensible discernirlo bajo los efectos del sonido carismático. La ascensión se va tornando climática y cierra dejándonos serenamente el paladar eufórico del buen cognac. (JotaeRre)

4 comments:

Alfredo Triff said...

JR: Muy buen grupo y concepto. Hay una búsquedad minimal en Vallon, como dices sobre el pop y el rock europeo. En lo armónico la tendencia tonal es cuasi-modal, evitando el jazz cromático y la influencia "blues" (al menos explícitamente). Es una música q para algunos parecería casi ambient-jazz. Muy bien trabajada y ejecutada. Se ve q hay metier y ensayo. Y se llevan muy bien.

Anonymous said...

Sí tiene que ver, por un lado.

IváN said...

Los vi hace un año más o menos. Muy buenos y con un protagonismo casi idéntico de los tres músicos. Será por eso que me dio la impresión de que Vallon era un anti-líder.

Anonymous said...

♫ :)♪