martes, 12 de junio de 2012

El rescate económico de España

Amílcar Barca

La historia no tiene precio, la historia de un país...sí. ¿Qué vale hoy España la supuesta cuarta economía de Europa? Vale de por sí, que el euro no se hunda y, por lo tanto, vale que las reservas de la China comunista y los rusos -los principales inversores en esta moneda- no vean sus arcas vacías de la noche al día. Vale que Obama pueda perder las elecciones por la falta de competencia de la economía americana con la europea al igualarse el dólar. Hace unos días, la semana pasada concretamente, España salía en todas las portadas como el catalizador de la gran catástrofe. Ayer domingo España pedía – presionada por todos- la intervención económica de Europa para paliar su fracaso de gestión en los bancos: desde el supuesto supervisor que era el Banco de España, hasta el gran fiasco de Bankia.

Bankia ha sido nuestro Lehman Brothers , para que nos entendamos. Pero el problema es que España no tiene la maquinita para hacer papel moneda y ,lo que estaba supuesto a hacer, era proteger los ahorros de miles de españoles que tenían depositados su dinero en él. Pero no hay ni un euro en las arcas de prevención económica del estado (FROB) y los recortes sociales en sanidad, educación y ayuda humanitaria son un hecho insostenible para un estado como el nuestro que presumía de tener las mejores prestaciones sociales de Europa

¿Quiénes son los culpables? Hace unos meses hubo elecciones en España. Sin negar la mala gestión de los socialistas en este ámbito – al financiero me refiero- hubo reformas sociales importantes e históricas como la legalización del Matrimonio Homsexual o la Ley de Dependencia que ayudaba a las familias a tener una prestación a los familiares que mantenían el cuidado de sus ancianos o enfermos. Pero los socialistas negaron la crisis al principio. Zapatero adujo además que los bancos españoles gozaban de buena salud y encima el Wall Street Journal en 2008, se hacía eco del buen modelo de prevención de los bancos españoles mientras muchos bancos americanos quebraban.

El PP (Partido Popular) vendió durante su campaña que si ganaba las elecciones no iba a subir los impuestos, iba a aumentar las pensiones, no pediría la intervención para ser rescatada la economía y que el presitgio de España iba a resurgir en el mundo. Los hechos han permitido que hoy, España, sea ya no el hazmereir del mundo, ( Time ayer en portada dirigiéndose a Rajoy decía : You say Tomato I say bail out) sinó el talón de Aquiles donde, dependiendo de sus decisiones económicas, el mundo capitalista occidental pudiera hundirse o no.

¿Cuándo se había visto que el señor Obama el jueves pasado aludiera a España para ser rescatada por las supuestas consecuencias que esto pudiese ocasionar en su propia economía? La semana anterior el gobierno negaba insistentemente que la economía española no iba a ser rescatada. El viernes el diario el Pais, con fuentes fidedignas de la agencia Reuters, anunciaba que el sábado por la tarde España iba a ser intervenida. Los diarios de la derecha española de Madrid (ABC, La Razón, El Mundo) acusaban a la agencia de no ser rigurosoa y mentir. Al día siguiente España era rescatada con 125.000 millones de dólares. ¿Cuál fue la respuesta del gobierno? : el presidente se iba a ver el partido de fútbol de la Eurocopa a Polonia entre España e Italia y era el ministro de economía quien daba la cara anunciando:

"Un préstamo con muy buenas condiciones". A día de hoy no se saben ni el tipo de interés ni las condiciones del rescate –el gobierno español sigue negando esta palabra- que, a buen seguro, serán unas medidas de restricción e impositivas muy severas para la población que está sufriendo sus consecuencias con más del 25% de la población desempleada y la mitad de la banca sin fondos. Pero es igual que no falte el "señorío español" que ha marcado para siempre la sicología no solo de la península sino la del todo el contienente latinoamericano. ¡Qué viva la madre patria! que dicen algunos por aquí.

5 comentarios:

JR dijo...

Muy doloroso, mi buen Amilcar, pero tal vez sentir el pedregal lastimando las rodillas haga resurgir de nuevo a la sociedad española con menos frivolidad. El orgullo cervantino ha cegado a la burguesía española ante la crisis y ahora hay que parir la recuperación. Ya no más arquitectura ciclópea, ya no más aeropuertos irrentables, ya no más proyectos incosteables...ya no más farsa económica.

Anónimo dijo...

querido ab, no sE dOnde leI una lista deliciosamente cInica de todos los headlines del susodicho"rescate" y consabidos eufemismos. en un momento asI quE bueno no ser espan~ol, ni catalAn, ni peninsular, ni europeo...y asI acA emigran. pobre gente honrada. RI

Anónimo dijo...

titulares: http://www.ivandelanuez.org/?p=2335

atRifF dijo...

La crisis bank(i)aria española hace de la nuestra un juego de niños.

IváN dijo...

En el Comunismo, teníamos la Ideología, que lo devoraba todo. En el capitalismo actual, tenemos la Economía, que Ídem. La Política en ambos (y ahora la Democracia por este lado) han pasado a ser elementos secundarios y subordinados. Esa, me parece, es La Crisis. Y no se arregla con un crédito.