Sunday, March 18, 2012

Goldman Sachs y la cultura del hampa

El pincho mayor de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein. La calvicie destaca diseño financiero.

En miami bourbaki analizamos la noticia del gerente de inversiones de Goldman Sachs, Greg Smith, quien acaba de renunciar y denunciar públicamente a la compañía en un artículo del New York Times. Es escándalo no se hizo esperar y los activos de Goldman Sachs cayeron el jueves y viernes. El pitazo de Smith fue tan contundente que está siendo investigado en GS.

¿De qué se trata el affair?

Smith estaba hastiado de lo que él llama "cultura tóxica y destructiva de la codicia". Aquí van algunos párrafos y nuestro análisis:
¿Qué te hace un líder financiero respetable en GS? a) "persuade a tus clientes" a invertir en acciones mediocres, o productos de los cuales la compañía está tratando de salir pues no ofrecen buen potencial. b) "caza elefantes", es decir, convence a tus clientes a invertir en cualquier cosa que le de ganancia a GS, aunque dicha inversión sea fulastre. Llámenme conservador, pero yo no puedo venderle a mis clientes un producto que no sea bueno para ellos. 
Smith analiza el dilema que existe entre la ganancia y lo moral. ¿Hasta qué punto es ético ganar un porciento sobre una inversión cuando el cliente ha sido básicamente engañado? Eso se llama estafa. 
Hoy en día a muchos de estos líderes parece no importarle la compañía en lo absoluto.  Asisto a reuniones de ventas de derivadas, donde ni por un momento se pregunta nadie cómo ayudar a nuestros clientes. El asunto es cómo sacarles el dinero.
Afinemos el argumento de Smith. ¿Hasta qué punto perseguir la ganacia debe ser el único estándar? ¿Puede el incentivo de la ganancia degenerar en codicia? Codicia ciega es casi auto-destruirse. El punto de Smith es que ese dinero se le da al inversionista en un contrato fiduciario, "tú me ayudas yo te ayudo". Si el "tú me ayudas" no se respeta, si no guía la transacción, la gestión colapsa y con ella la inversión y lo que eso significa para el mercado. La codicia puede ser destructiva para el capitalismo. Adam Smith admite que el incentivo para la ganancia no puede estar separado de ciertas reglas internas al sistema. El laissez-faire económico supone cierto balance.

Por suerte hay capitalistas con un sentido moral: 
Me enferma la frialdad con que hablamos del dinero de nuestros clientes. En los últimos meses he visto presenciado cinco directores referirse a sus clientes como "muppets" en el email de la compañía. ¿Qué somos? ¿Vampiros? La integridad se ha erosionad,o calamares vampiro? Sin la humildad? Quiero decir, vamos. Integridad? Se está erosionado. ¿A dónde vamos a parar? 
Smith no alcanza a ver la paradoja que lo estrangula. Y es que él es un átomo en un engranaje cuya cultura se basa en la codicia. La cultura del hampa. Ganar a toda costa, no importa a qué precio. El sistema descansa sobre una tautología: ¿Para qué hace falta la moral si podemos prescindir de ella?

2 comments:

Anonymous said...

La moral está en bancarrota desde hace mucho... Vivimos el siglo de la tenebrosa delincuencia bancaria y gubernamental… ¿Qué oscuras motivaciones tendrá este Smith (no precisamente Ricardo) para que le diera, justo ahora, un ataque de sinceridad tan cortaratodosloshuevos, ¿Por qué Smith después de 12 años de engañar y amasar una fortuna en Goldman Sach sale con esto? ¡Me muero de curiosidad por saber!… ¿A alguien se le ocurre algo? Tal vez hay un trasfondo sexopatológico transgénico o algo asi... Pensándolo un poco más… importa relativamente cuáles son las motivaciones de Greg Smith para destapar la cloaca bancaria de Goldman Sach, el hecho es que ya los delincuentes que nos gobiernan se cansaron de decirnos grandes verdades, ahora ique están arrepentidos, y vienen a vomitarnos las grandes mentiras que hace tiempo sabíamos. Como es de esperar, Wall Street se vino abajo y nosotros pagaremos los platos, los huevos y los ortos rotos. Chao, me voy a desintoxicar de tanta podredumbre en nuestras postalicas playas, saludos. Judith G.

Anonymous said...

buen texto, la internet es la salvacion,la unica solucion posible es la absoluta transparencia