sábado, 30 de abril de 2011

Muere Sábato


En El País: Su primera gran novela, El túnel (1948), un agudo ensayo psicológico, lleno de ironía, pero también de amargura y del pesimismo que marcaría toda su obra posterior, le proporcionó un inmediato reconocimiento no solo en Argentina sino internacional. Su segunda novela Sobre héroes y tumbas, que incluye su estremecedor Informe sobre ciegos, le confirmó como un autor extremadamente original y le colocó entre ya entre los autores más grandes en lengua española.

Sonido de Miami: Coke - Na na



Hay quien piensa que el sonido Miami comienza con Miami Sound Machine, pero en realidad hay una historia melódica que le antecede, que se anticipa a una época emblemática que une orillas. Un rock anglocaribeño que germina entre piar de pájaros trasnochados y ladridos tardíos. Música de patio. Descargas de la madrugada miamense. Los quince de Maritza o de Marlen. Ritmo con el que vacilaban los teenagers yuca de los setenta en Miami antes que surgiera un musicazo que sorprendiera con otra pachanga que hizo furia antes de la Conga de los Estefan. De ello hablaremos en su momento. COKE fue un grupo cubanamerican conocido en Cuba. Al menos en La Habana. Y recuerdo que era motivo de orgullo nacionalista mezclado con hambre de exilio.(JR)

Coral Gables Art Cinema presenta

jueves, 28 de abril de 2011

nos quedamos sin

Humor de Alcides Herrera

¿Presidio político en Estados Unidos?

 Delio Regueral

Bradley Manning se encuentra encarcelado y sometido a torturas, acusado de traición por haber filtrado el video que mostraba el asesinato de civiles en Irak desde un helicóptero de las tropas de EEUU donde murieron entre otros dos periodistas españoles.

La película está al revés, la traición desde cualquier punto de vista la cometieron los soldados que ejecutaron a sangre fría a aquellos hombres y que hoy gozan de total libertad; traición a los principios de justicia y libertad bajo los que se fundó esta nación, traición al compromiso de defender y respetar los derechos humanos, traición, traición, traición.

La traición es castigada severamente en todos los países del mundo y desde una posición militar aún más, pero lo que convierte este caso en político y lo aleja del estatus militar es precisamente catalogar de top secret este crimen de guerra y de ese modo neutralizar cualquier gestión legal para que también sean severamente castigados los responsables.

Hoy, el héroe es tratado como traidor y los asesinos como héroes. El gobierno de Estados Unidos ha tratado de bloquear la cuenta de PayPal abierta para recaudar fondos para pagar los gastos de abogados en la defensa de Manning. El ex soldado no tiene derecho a visita, ni de sus abogados ni de Amnistía Internacional, ni de el congresista Dennis Kucinich quien ha solicitado visitarlo.

En este link  podemos colaborar tanto económicamente como firmando la petición para detener el trato inhumano al que está siendo sometido Bradley Manning y pedir que sea puesto en libertad. Manning está en peligro de perder su vida por defender los derechos de todos nosotros. No abandonemos a quien sufre por elegir el lado de la justicia.

miércoles, 27 de abril de 2011

martes, 26 de abril de 2011

La "revolución" que se muerde la cola


Alfredo Triff

Siempre sigo con sumo interés los artículos de Néstor Díaz de Villegas (DDV de aquí en lo adelante). Por eso quisiera considerar su última contribución para Diario de Cuba titulada "Mahoma y la máquina."

DDV escribe:
Nos veremos en aprietos para explicar las más recientes revoluciones del mundo árabe si intentamos dilucidarlas con las categorías superadas de "bueno y malo", de "opresores y oprimidos", aferrándonos con uñas y dientes a las viejas "contradicciones sociales". ¿Cómo hablar de opresión, en el sentido clásico del término, cuando los oprimidos empuñan teléfonos móviles?
Es muy sencillo, los "oprimidos" no son pobres beduinos en camellos, sino la clase árabe pudiente, jóvenes universitarios hijos-de-mamá-y-papá. Pero no es nada nuevo, lo mismo tuvo lugar en las postrimerías de la década de los 50. La revolución -pre-digital- cubana no la iniciaron ni el campesinado ni los trabajadores, fueron los estudiantes y la pequeña burguesía (entre los que se encontraba el susodicho).

DDV aborda un argumento de corte mecanicista/determinista. Invoca la ley de Moore para avanzar que el desarrollo tecnológico -de por sí- establece su propia revolución desde dentro. Con prosa punzante, DDV explica que ésta es "una revolución que se desentiende de los 'oprimidos', porque la auténtica opresión es el límite de miniaturización". Concluye que "la revolución comienza, entonces, con la aceleración de la técnica, no de la Historia".

Para DDV, las revoluciones que han sacudido al medio oriente durante 2011 no son hechas por individuos, sino por circuitos dirigidos por una inteligencia artificial jerárquica en no-sé-dónde. Conclusión que no explica cómo, en 1917, la revolución no ocurre en la Alemania tecnológica, sino en la Rusia zarista atrasada. Si leo bien, el crecimiento exponencial de la tecnología se regala -a cada etapa de desarrollo- una revolución (sus "quince"). 

Pero DDV presupone -no demuestra- esa autónoma máquina digital revolucionaria que él presenta (¿optimismo tecno-teológico enmascarado como antihumanismo?). No menciona que el propio Moore concede que tiene que haber un límite en la exponencialidad de miniaturización -a no ser que terminemos en esa integración mental/cibernática que promete el futurista Kurzweil para 2045).

Incluso suponiendo que no haya límite previsible a tal exponencialidad, la idea de "recursión" villegasiana se topa con otro problema recalcitrante. Si cada revolución tiene como causa un estado de desarrollo tecnológico (de miniaturización y velocidad) y este a su vez deviene la causa de la próxima revolución que a su vez causa el próximo desarrollo que a su vez causa la próxima revolución, (R---> dT y dT--->R) podemos entonces concluir que la revolución se causa a sí misma. ¿Estamos acaso en presencia de una revolución causa sui? ¿Estará predicando DDV una teología tecnológica? 

Por último, en el giro irónico de su pluma, DDV pierde de vista que en efecto, hay buenos y malos, opresores y oprimidos. No hay más que ver la matanza impune de los esbirros de Basahr el-Assad contra el pueblo sirio que reclama libertad.

lunes, 25 de abril de 2011

Goran Bregovic: Bubamara

CANY tiene su blog


Hay noticias de aperturas, artículos, libros, videos, entrevistas, etc, etc. Tienen de todo y para todos. ¡Felicidades!

a la "d"


om ulloa

dactilar de la duda divina de daga doliente que cimbrea en la sombra bajo la dalia del escote dadivoso de tu mirada diurna que refleja y deletrea el desdén dadaísta y descortés ajeno a la fijación de daguerrotipo desdeñado que danza en el esquema de sonrisa débil de tu boca bruja y brutal de labios de brotes líquidos delineados con afilado lápiz mecánico con la única intención de descoser mi deseo que deambula entre pliegues y dobleces dulces de carne dura que ni dócil ni decente se apura a denominar el instante definido por mi propuesta docta de distribuir por partes iguales el placer indivisible de dar y recibir dogmatizar delicias leves dirías sodomizar como en diáfora delirios declarados delirantes por diáfanos al indagarlos endiosarlos o dañarlos, tú dirás

domingo, 24 de abril de 2011

Charles Persip



No conocía el aporte del baterista Charles Persip hasta que un día, buscando el trabajo del trompetista Lee Morgan, me encuentro que Morgan tocaba para Persip. Acabo de ordenar Double or Nothing. Mientras tanto los dejo con el sonido de Persip. Grupo: Freddy Hubbard (trumpeta), Roland Alexander (tenor), Ronnie Matthews (piano), Ron Carter (bajo) y Parsip (batería).

taxicuarela


graffiti de pedro vizcaíno

Graffiti y vandalismo


... de hecho el graffiti promete más ahora, en un mundo dominado por un arte derivativo, confeccionado por curadores, orientado al mercado, producido para las ferias. En Miami Bourbaki.

viernes, 22 de abril de 2011

Esplendor de la muerte

Cristo, de Gregorio Fernández
Rosie Inguanzo

No soy devota de Lezama Lima. Para mí la riqueza de su estilo es paradigma de aquella sobrecompensación típica que nos caracteriza como colonizados, sobreafectados por eruditismo y verborrea. Demasiado formalismo y culteranismo. Cortázar recapituló su extrañeza de “tapicerías infinitas”, bien. Y cierto disfrute me producen las imágenes extraídas con pinzas de su calidoscopio manierista, el surrealismo de las emociones. Menos afortunado en los ridículos que cae, lo antojadizo del estilo –que en tertulias y homenajes levanta suspiros de admiración. Rechazo de tajo a los lezamianos. Desprecio entonces el culto almidonado y engolado que se le rinde, el tono sobreadjetivado que se le dedica (“mole catedralicia” por ejemplo, de Armando Álvarez Bravo). Sin embargo, hoy Viernes Santo releí El patio morado y hallé esta imagen que resume algo de lo que estas fechas significan, evocando el luto morado de nuestras iglesias, el barroco derivativo de algunos sentimientos católicos, apostólicos y romanos, y el regodeo en el dolor que se le infligiera al nazareno, la angustia barroca, el esplendor de la muerte. Aquí un fragmento:
El paño morado de una prolongada tristeza colgaba de los largos patios, de las cámaras abullonadas que formaban el palacio del Obispado. En el centro del gran patio cuadrado parecía inundado de amistosas sombras desde la muerte de Monseñor. Los pasos fríos de los sacerdotes, que parecían contados por la eternidad que se divierte, lo atravesaban como el eco baritonal de un sermón fúnebre. Siempre había sido un palacio melancólico, no como son todos los palacios, sino con la melancolía no que nos invade más que nos posee cuando contemplamos un surtidor de escarcha. Ahora era algo más que un palacio melancólico, una tristeza fuerte e invasora pasaba no como una sombra, sino como el crepúsculo que va quemando sus diminutos címbalos, sus últimas llamas ante la invasión de la lluvia tenaz.

El arte icónico de Jorge Rodríguez Gerada

 Dolores, Barcelona, 2003.


Jorge Rodríguez-Gerada nació en Santa Clara, Cuba en 1966. Su familia emigró a los EE.UU. en 1970. Jorge ha sido fundador de Artfux y trabajó con Cicada Corp Artists. Es conocido por su serie "identidades", que comenzó a trabajar en 2002. Rodríguez-Gerada vive en New York y Barcelona.
Dolores, (detalle)
"Nuestra identidad no está dada por las marcas de la ropa que usamos, sino que viene desde dentro. Me interesa cómo se manipulan nuestros modelos de conducta, nuestros valores morales y estéticos. Vivimos en un momento de mucha manipulación. Lo llamo "manipulación terrorista" que usa al individuo como instrumento para cambiar la manera de pensar del grupo. De ahí que mi arte le da importancia a la empatía". 


María Tudela, Navarra (2006)

"Vengo de una familia de exiliados cubanos que emigraron a los Estados Unidos cuando yo tenía tres años de edad. Crecí en North Plainfield, New Jersey y me mudé a Manhattan cuando tenía 19 años. Me convertí en uno de los fundadores del movimiento de interferencia de la ciudad con el grupo Artfux. Hacíamos lo que llaman "acciones" de arte de guerrilla. En 1997 dejé de trabajar con colectivos y comenzé a experimentar más con una semiótica urbana, con señales de tráfico".


Emma, (detalle). 

"En mayo de ese año fui entrevistado por Naomi Klein para un artículo del Village Voice. He querido evitar los logotipos que se dan a través de la llamada publicidad. También me desilusioné con el culture jamming, porque algunos de los principales implicados en el movimiento lo usaban como trampolín para ganar fama. Es como una forma de marketing para vender su línea de ropa o de juguetes".

 Emma, (detalle).  

"Realmente me considero un crítico del consumismo, algo que ha penetrado todas las facetas de nuestras vidas. Aunque comenzé con "acciones", he decidido hacer otro tipo de trabajo, utilizando el mismo código que usan ellos, pero virado al revés. Ahora la visibilidad no es para el cuerpo, sino para los ojos. Trabajo imágenes icónicas enormes y las coloco en lugares estratégicos. Ese trabajo a gran escala se convierte en un reto personal que me  permite llamar la atención sobre temas sociales que considero importantes".
La pluma incisiva de Krugman en el New York Times sobre el plan médico REPU:
Aquí está mi pregunta: ¿Cómo es que se hizo normal, incluso aceptable referirse a un paciente como "cliente"? Que yo sepa la relación entre paciente y médico se consideraba algo especial, casi sagrado. Ahora los políticos y los reformistas hablan de la atención médica como si se tratara de una transacción comercial, comprar un auto -la queja es que el cuidado médico no es lo "suficientemente comercial".

¿Qué ha pasado con nosotros?

jueves, 21 de abril de 2011

martes, 19 de abril de 2011

El piano de Cachao

Eliseo Cardona

Poco antes de entrevistar al maestro Israel "Cachao" López en el Hotel Biltmore de Coral Gables, hace diez años, un amigo cubano me llamó por teléfono para decirme: "Oyeme bien lo que te voy a decir: si hay un piano cerca, pídele al viejo que toque cosas de Chopin o Liszt; ya verás que la pone por la goma". Aseguraba este amigo de exquisitos gustos musicales pero dado un tantín a la exageración, que el maestro era tan buen pianista como bajista. "No, yo a veces creo que es hasta mejor pianista que bajista. Vaya, si me lo preguntas te diré que ese hombre es una cosa bárbara". ¿Quién era yo para discutírselo?

Al terminar la entrevista, no tuve que pedirle al maestro que tocara el piano, pues él mismo insistió en lo que acompañara a unos de los salones del hotel: "Es que aquí tienen un piano de lo más bueno y cuando estoy por acá me divierto de lo lindo". Lo vi caminar como marcando un compás y al encontrar el piano, explayar una sonrisa luminosa que sólo los de su generación comparten como santo y seña de una cofradía. (Quien haya visto sonreír a Mongo Santamaría, a Bebo Valdés, a Guillermo Rubalcaba o a Cándido Camero sabe a lo que me refiero.) No bien comenzó a tocar, en efecto, el maestro se transformó en un niño frente a un juguete maravilloso. Tocó cosas de Saumell, Cervantes, Romeu y, por supuesto, cosas de Chopin y Liszt. Un empleado del hotel, con más arrojo periodístico que yo, le formuló la pregunta clave: "A ver, maestro, ¿a usted por qué nunca le dio con tocar más el piano?"   Su respuesta, puesta en música, era la letra de un genial mambo: "Vea usted, en la orquesta el bajo es el que manda; digo, si usted lo toca como se debe el bajo es el que es". ¿Y quiénes éramos nosotros para discutirlo?

Hace poco le contaba esta anécdota al bajista Christian Gentet, fundador y director musical de L'Orchestre de Contrebasses, que por estos días cumple veinte años  de poner en escena esa máxima coloquial del maestro cubano. "Para mí [Cachao] era como el Flaubert del instrumento: cada nota estaba exquisitamente seleccionada". La descripción no anda descaminada. El mexicano Juan Villoro ha dicho que "en mayor o menor medida, toda literatura es autobiográfica". Lo mismo ocurre con el instrumento que el músico ha seleccionado para contar su historia. En el caso de Cachao, su autobiografía tenía que ser contada con todas las partes del instrumento. La ballena vertical puesta a cantar.

El 22 de este mes se cumplen tres años de su muerte. Me lo recuerda ese mismo amigo que hace diez años me invitaba a conocer otra faceta del maestro. "A un músico como Cachao tendrían que hacerle un homenaje en esta ciudad poniendo su nombre al Miami Dade County Auditorium. Oyeme, es lo menos que se merece el genio del viejo ". No es la exigencia de un seguidor obsesivo, sino la apreciación de un melómano que conoce la nobleza de un gran legado.

We're recycling radioactive waste...

lunes, 18 de abril de 2011

Ochún se fugó de Cuba (Los Muñequitos de Matanzas en Miami)

Portocarrero, Diablito (1962).

Justo Sánchez

Ochún se fugó en balsa y se baila mejor en cualquier casa de la Vigilia Mambisa, vociferante frente al Arsht Center for the Performing Arts. Con una Ochún “período especial” los Muñequitos de Matanzas ofrecieron también la versión cubana de los Jackson 5 haciendo “tap dancing” bajo el nombre de “tap-rumba”. Cambiaron a Cuba por la metrópoli yanqui.


El grupo que en el año 1952 fundó Catalino, Saldiguera, Virulilla, Chachá, Goyito y otros en Matanzas, se especializó en la filogenia de la rumba: columbia, yambú y guaguancó. Desde sus orígenes, los Muñequitos se nutrieron de abakuás, hermandad secreta carabalí de la tribu Efik entre Nigeria del Sur y Camerún. Su deidad principal es Abasí. Tendrían que esperar hasta el 2005 para que el Ministerio de Justicia cubano les diera sanción oficial. Diosdado Ramos, director de la agrupación musical es sacerdote de Ifá. El panteón y ritos de los abakuá originales (más allá de la hermandad) no son yoruba. Es obvio que para cada práctica representada el sábado se requiere un tipo de tambor, un baile y un ritual específico. “Omó abusayé osha ano”, dirían los mayores. The San Francisco Chronicle y El Nuevo Herald que han escrito sobre la nueva programación, desconocen o pasan por alto estas diferencias.

La primera parte del programa “Homenaje a los ancestros” comenzó con una invocación a sus muertos, punto en común para las tradiciones que dijeron aglutinar en el programa: Orishas, Palo, Abakuá y Arará. Un tipo de impactante Te Deum, hizo síntesis en alabanza a las deidades supremas cristianas, congolesas, carabalíes, yorubas y dahomeyanas. Se pidió protección de los espíritus para cada integrante del grupo. Dieron entrada a Elegguá, niño travieso que hizo bromas al público en platea. Un grupo mayormente masculino captó a Oggún a la perfección. Su fuerza áspera, la asociación con los metales, el trabajo y el derecho al sacrificio (con el cuchillo) se transmitieron con convicción.


Hay tres etapas al bailar Ochún: en la primera se representa a la diosa en el río, bebiendo agua, en la segunda, con saya abierta, muestra belleza y altivez, respondiendo al llamado del canto y simulando remolinos, en el último ciclo, ya en crescendo, se crea un rejuego entre el canto, el tambor y la danza. Desde el vestuario hasta la energía sensual, zalamera, el ritmo de los hombros (épaulement), el port de bras, la majestuosidad, fueron de triste mediocridad en la presentación del sábado. Hay sutilezas que se escapan a ese público que asiste por “political correctness”. Changó tiene dualidad masculina y femenina. El grupo de baile supo mostrar el elemento marcial del guerrero de hacha doble y así también la fuerza telúrica primordial femenina.

El forte de Los Muñequitos está en sus raíces abakuá. La representación de sus antepasados son los Iremes, conocidos por “diablitos”, entidades que ni ven ni hablan. Un morúa que lleva en sus manos el erikundi los trae a escena. Un tambor sagrado, encrícamo, les llama. Los diablitos purifican su camino y se comunican por sus movimientos y el sonido de sus campanitas enkaniká. A nivel musical, dramático, escénico y de danza, el segmento de los Iremes tuvo energía y efectividad extraordinarias. Se respiró autenticidad. La música y atmósfera conducían al encanto. El ritmo contagioso y el atuendo explican el uso de los diablitos en los carnavales. Fueron también objeto artístico en la plástica modernista cubana en manos de Portocarrero.

La segunda parte comenzó con una invitación a “divertirnos con dignidad”. La “tap-rumba” para cualquier conocedor del grupo y sus tradiciones puede parecer un insulto. El “tap”. que puede ser parte de la experiencia afroamericana, dista mucho del métier fundamental muñequístico.

La columbia es fundamentalmente un baile de competencia para el hombre, por ende de gran lucimiento. Dentro del repertorio de los Muñequitos, la pièce de résistance es ver a los mayores bailar el yambú. El animismo, la referencias a los ritos de acoplamiento, el uso del vestuario como parte del código, la elegancia de movimiento y control rítmico soplan nueva vida al clásico que en el grupo es un legado viviente.

A los Muñequitos les cayó candanga. Con un último guaguancó algunos del público quisieron unirse al espectáculo. Bongó Quiñongo mostró su gran aptitud para el género. Por no dejar de ser centro de atención o por un trabajo de la Vigilia Mambisa, el MegaTV megalómano de dientes ralos, Alexis Valdés, subió a contonearse penosamente, okún kuní, visión espantosa. Tuvieron los artistas que hacer un bis. “Dios me mandó a la tierra pa’ lo malo vencé”. Muñequitos, desde Miami, nueva tierra para Ochún, “oregw”, que les vaya bien, “Oba wó oba tó”.

sábado, 16 de abril de 2011

La explotación del castrismo: EL PARTIDO CONTRA EL PUEBLO

La historia se repite dos veces, primero como tragedia, segundo como farsa.-- Karl Marx

Alfredo Triff 

LA idea de la explotación ha sido transformada y abusada por el discurso castrista. En aquellos primeros días convulsos fue siempre definida rápidamente al calor de los vítores; entre ovación y coerción, dada por sentada. Hace 50 años era posible meterle el cuento a las masas. La multitud estaba hipnotizada, enardecida por LA VOZ delante de la estatua blanca. Nunca analizamos que la idea de "explotación", lejos de ser un desvío de la clase burguesa (mal externo a la revolución), reflejaba un síntoma interno. El corto circuito ideológico de exclusión arbitraria se definía desde la tribuna, en cada concentración multitudinaria. De ahí que aparezca tantas veces en las alocuciones de LA VOZ. Un ejemplo temprano es la llamada Segunda Declaración de La Habana, el 4 de febrero de 1962. LA VOZ pronuncia:
Al fin y al cabo, el pueblo nunca tuvo lujos; al fin y al cabo, el pueblo nunca tuvo más que la explotación, la humillación, la discriminación, la servidumbre, el desempleo y el hambre; al fin al cabo, los lujos fueron para las minorías, para el pueblo fueron los sacrificios. 
Este fragmento ya declara el revés de la moneda que muestra. La explotación no es solo una verdad histórica (en eso tiene razón el susodicho). Es que desde ese momento la historia comienza a repetirse. El párrafo anterior fue -y es- la verdad de 50 años de continuidad histórica castrista. Trataremos de demostrar que, en efecto, tal continuidad no puede concebirse fuera de ese paradigma.

¿Cómo fue? No sé explicarme qué pasó... pero de ti me enamoré 

Para 1962, dentro del contexto de la Guerra Fría, es de esperarse que el discurso del susodicho apelara a la idea marxista de plusvalía1 adaptada ahora a una versión excepcionalista de la historia cubana. Explotación es el estado de humillación, discriminación y servidumbre del pueblo a manos de... la burguesía -"la oligarquía"- cubana que termina con la Revolución. La narrativa castrista no puede ser más simple (y efectiva).

En medio del embullo de las masas con LA VOZ, el pueblo no se percata de que cada discurso pronunciado impone un contrato verbal, socio-político asimétrico: La dictadura se construye en la tribuna a golpe de discurso. Cada alocución establece una naciente y creciente asimetría entre CLASE DIRIGENTE y PUEBLO. Al contrario de lo dicho desde la tribuna, la "explotación" no será un hecho externo (no se exiliará en Miami). La explotación seguirá siendo "del hombre por el hombre", pero ahora transformada cualitativamente entre PARTIDO y PUEBLO (el último existirá en meramente en función de los intereses del primero).

Para comprender mejor esta dinámica, analizemos ciertas constantes en la idea contemporánea de explotación. Consideremos las siguientes versiones, algunas concebidas precisamente desde la izquierda:

1. La del "uso instrumental del individuo" de Allen Buchanan: Explotar a una persona implica "la utilización nociva, meramente instrumental de ella o de sus capacidades, para la consecución de ciertos fines". 2
2. El "juego de suma cero" de Tormey que apela a la simetría ética: "Explotación implica beneficio o ganancia de una especie a otra ... La explotación se asemeja a un juego de suma cero, es decir, lo que gana el explotador lo pierde el explotado, o, como mínimo, para que el explotador gane, el explotado debe perder ".
3. El reclamo ético-normativo imposible de Lyotard: "El reclamo del explotado queda automáticamente fuera de los límites de lo posible", causando un differend.
4. El pago nimio de Stanley Benn: Hay explotación cuando no existe alternativa razonable que subvencione al explotado, o cuando el pago obtenido es inconmensurable con respecto al precio pagado. Uno no explotara si se ofreciera lo que desesperadamente se necesita a un precio justo y razonable.
5. La idea normativa de Robert Goodin: "La explotación consiste en un comportamiento ilícito que viola la norma moral de proteger a los más débiles".
6. La del "trabajo sustraído" de Reiman: "Existe explotación cuando la estructura social está organizada de modo que el trabajo de una clase es sistemáticamente puesta a la disposición de otra (sustraído) donde existe una división de fuerza que ejecuta dicha sustracción (...) Dicha sustraccción, constituye explotación, una forma de esclavitud".
7. La propuesta de Ruth Sample: "Si alguien gana ventaja de una interacción donde dicha ventaja es resultado de una injusticia cometida se ha pisoteado el respeto a la persona".
8. "Ventaja de grupos de Roemer: Un grupo explota otro siempre que existan alternativas y condiciones viables en las que los miembros de dicho grupo terminan mejor que los demás".
9. La del consenso inicial de Levine: "Un intercambio de explotación es ... un intercambio social en el que la parte explotada queda en una posición de desventaja o desigualdad con respecto al poder incluso aunque dicha explotación fuera introducida por un consenso inicial".3

Obsérvese que del grupo de conclusiones se pueden deducir ciertas condiciones que hacen posible la explotación: 1º- Falta de simetría entre explotador y explotado.
De lo anterior se deduce:
2º- El explotador goza ventaja de poder sobre el explotado (el último ocupa la posicion de rehén), 3º- Ahora el explotado necesita -y depende- del explotador, y 4º- El explotador (a su vez) disfruta y controla los recursos que el subordinado necesita.

Por supuesto, no le tocaba a LA VOZ el trabajo analítico de descubrir la asimetría revolucionaria entre "la dirigencia" y "el pueblo". Por supuesto que nunca hubo tal igualdad entre ambos. La igualdad fue un lavado de cerebro que ha sido mantenido por 50 años con el fin de perpetuar una nueva clase (en la interminable historia de repeticiones de la historia).

¿Y cuál es la nueva clase? La dirigencia, la vanguardia de la Revolución: EL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA.

El castrismo no es más que otra explotación del hombre por el hombre desde dentro de la Revolución. LA EXPLOTACIÓN DEL PARTIDO CONTRA EL PUEBLO.
 ______________
1Valor del trabajo no remunerado al obrero (por encima del valor de su fuerza de trabajo) del que se apropia el capitalista. La plusvalía expresa la esencia de la forma de explotación capitalista. 2 Es parte del segundo imperativo kantiano de tratar a cada individuo como un fin, nunca como un medio para un fin. Bibliografía, en orden de aparición: 1. Allen Buchanan, Ethics, Efficiency, and the Market, (Totowa: 1985) 2. Judith Tormey, "Exploitation, Oppression and Self-Sacrifice" (Philosophical Forum, 5, 1974), pp. 206-21. 3. A pesar de considerarse marxista, el Lyotard tardío critica a Marx. Hay algo escondido en la definición de la economía marxista, algo "libidinal" que define cómo encausamos y estructuramos nuestros deseos. En este sentido Lyotard apunta al concepto de disimulación del poder como estrategia: La clase explotadora, cualquiera que esta sea, domina la propagación de deseos. Lyotard: Just education, by Pradeep Ajit Dhillon, Paul Standish (Psychology Press, 2000) p. 28. Francois Lyotard, The Differend, Phrases in Dispute, University Of Minnesota (Press First Edition, 1989), Chapter 2. 4. Stanley Benn, A Theory of Freedom, (Cambridge University Press, 1988). 5. Robert Goodin, Reasons for Welfare, (Princeton University Press, 1988). 6. Jeffrey Reiman "Exploitation, Force, and the Moral Assessment of Capitalism: Thoughts on Roemer and Cohen", Philosophy and Public Affairs, 16, 1987, pp. 3-41. 7. La ventaja es sinónimo de explotación. Respeto para Sample is reconocer la autonomía de cada ser humano.  Vea Ruth Sample, Exploitation: What It Is and Why It's Wrong (Lanham, Md.: Rowman & Littlefield, 2003), p. 74. 8. Andrew Levine, Arguing for Socialism, (Verso, London, 1988). 3 Aunque Levin defiende el socialismo, se da el caso que socialismo aquí no equivale a castrismo-procerismo. Hablamos de un socialismo con justicia social y plenas libertades que inluyen la propiedad privada y la autogestión económica. En su libro, Levine discute a favor de la igualdad jurídica en el sentido de oportunidades como condición necesaria para la democracia, algo que queda excluído de facto en la Cuba castrista. Si leo a Levine correctamente, él aboga por un desarrollo de la autonomía, donde ésta es constitutiva de la libertad de opciones ausente en la sociedad cubana de hoy.

la misma sangre dividida

Monumento a  los mártires de la Brigada 2506 en Bahía de Cochinos (Miami, EE. UU.)


la misma sangre dividida la misma sangre dividida la misma sangre dividida la misma sangre dividida la misma sangre dividida la misma sangre dividida la misma sangre dividida la misma sangre dividida la misma sangre dividida la misma sangre dividida la misma sangre


Monumento a los caídos en combate, Playa Girón (Matanzas, Cuba)

viernes, 15 de abril de 2011

Meditations on Integration



Un raro video de una composición de Mingus titulada "Meditations on Integration", grabada en vivo en Bélgica, 1964. La banda está integrada por Charles Mingus, bajo, Eric Dolphy, flauta, clarinete bajo y saxofón, Clifford Jordan, saxofón tenor, Jaki Byard piano y Dannie Richmond, batería.

El video nos ilustra la técnica composicional de Mingus (además de proveer un closeup a la improvisación tan original de Dolphy). El tema lírico y doliente aparece con bajo (en el registro agudo) y flauta. Le sigue una sección abierta de textura politonal, amarrada por el pulso "walk-ing" de Mingus. Alrededor del minuto 5:30, una intervención de Richmond trae una nueva sección que sirve de puente al solo de Clifford Jordan que es menos geométrico, más tonal que el de Dolphy. El trabajo de Jacki Byard en el piano consiste en pespuntear y sostener el tejido improvisacional total. La improvisación es traída a un riff típico del estilo Mingus alrededor del minuto 7:50 (con un trabajo frenético de Richmond). Para 8:48 vuelve el tema: Ahora es cálido y conocido.

Enseguida regresamos...

jueves, 14 de abril de 2011

Contrarrevolución: realidad del día a día cubano


Buen post de Claudia Cadelo en Octavo cerco, comentando la "ciber-guerra" que el gobierno cubano ha publicitado tanto en estos días:
Me resulta sorprendente que hayan decidido meter en el mismo saco –es decir, hacer protagonistas- tanto a opositores, activistas de derechos humanos y bloggers como a escritores, pintores y vendedores de antenas y cuentas de Internet ilegales. Resulta que antes de la telenovela sólo los primeros eran disidentes, después de la cuarta saga ya no queda tan claro. La Seguridad del Estado acaba de lanzar por los cielos el número de inconformes al mezclarnos a todos en una sola idea: la contrarrevolución. Lamentablemente nunca concretizan el significado término. Supongo que un decodificador de antenas parabólicas se haya quedado boquiabierto frente al televisor al recibir la noticia de que él es “oficialmente” un disidente.
Claudia sugiere la declaración insoslayable de principios susodicha: "o estás conmigo o contra mí" (donde "estar contra mí" es no hacer lo que yo digo). El problema es que la sociedad cubana post-castrista es tan surrealista que el principio anterior se hace casi absolutamente general. Claudia concluye entonces lo siguiente:
(...) reconocer que eso que ellos llaman “contrarrevolución” va más allá de la ideología y se ha convertido en una realidad del día a día cubano. Si tener Internet o ver la televisión de Miami es tan arriesgado como pertenecer a un Partido de oposición, no nos quedan demasiadas opciones a los ciudadanos.
No hay mejor definición de "contrarrevolución" para la Cuba post-castrista que esa.

Al cuerpo lo que es del cuerpo

Foto: Delio Regueral

Se puede o no estar de acuerdo con Néstor Díaz de Villegas, pero su prosa maldita siempre hace pensar. No se pierdan la última salida: "Posada Carriles o la batalla del cuerpo" en Diario de Cuba:
El castrismo exhibe el cuerpo del Líder como prueba de su verdad. Es una especie de hocus pocus, o "Aquí está mi cuerpo", en el que Castro, o su Presencia, fungen como garantía eucarística. El cuerpo, que es el centro litúrgico del castrismo, encierra los misterios de la Resurrección y la Eucaristía. Lo que los peregrinos visitan en La Habana no es una idealización social, sino el cuerpo glorificado de Castro.
Entonces, en contraste con las argucias del idealismo castrista, entra en escena el único cubano poseedor de "otro" cuerpo: Luis Posada Carriles. Y con independencia de ser o no el autor de la voladura del avión de Barbados, Posada Carriles aparece como un desafío permanente a la jurisdicción corporal castrista.
Humor de Alcides Herrera

miércoles, 13 de abril de 2011

Diseñadores cubanos, 2008


De arriba a abajo: José Manuel Manero con Resistencia, una silla portable. Luis Ramíres Jimñenez y su chaise-lounge Lam. Miguel Garcés Noguera y su silla Adán. Miguel Lugo Tamayo y su mesa Huracán. Alberto Pérez Dujarric y su silla Niple.

Para más detalles, Buen diseño, nada falta, nada sobra.

martes, 12 de abril de 2011

PianOrquesta

Eliseo Cardona

Cuentan que a una de las muchas tribus de los tucanos en Brasil le llevaron un piano para que los indios vieran el portentoso instrumento cuya rica fuente de sonidos cautivaba a los que acuden a las salas de conciertos en las grandes ciudades. Los etnólogos conocían la indomable curiosidad de estos indios selváticos, dueños de numerosas leyendas con un personaje inquietante, Uakti, el hombre instrumento. Sabían además que, como todo en la selva, Uakti es la creación de la sabia imaginación de la naturaleza: a su cuerpo le fue dado el don de la música y por eso los vientos que lo atravesaban podían sacar de sus carnes y huesos dulces melodías, complejas armonías, encantadores ritmos que enloquecían a las mujeres.

Cuando los artesanos de la tribu se acercaron al aparato, las preguntas no se hicieron esperar. “¿Y estas para qué sirven?” Son las teclas; se va presionando así hasta crear música. “¿Y dónde salen los sonidos?” De las cuerdas. “¿Y por qué van puestas así?” Para que se cree el efecto de una caja de resonancia. “¿Y por qué esto va montado en patas?” Para sostenerlo. “¿Y esa es su única función?” Y así. Apócrifa o no, la anécdota ilustra el espíritu de los músicos con los oídos puestos en su entorno: todo puede ser aprovechable para crear. Esos indios que abrazan al árbol milenario, que se acuclillan para ver sentir pasar el río, o fragmentan el paso tiempo según las lunas saben que todo en la naturaleza tiene un propósito sonoro. Aun cuando no se tengan oídos para oír.

Podemos imaginar a John Cage contando algo similar a sus alumnos de la Chicago School of Design para justificar la invención de la mano del hombre en la obra de eso que él llamaba “la música cósmica”. Pero a mí se me antoja que fue el suizo-brasileño Anton Walter Smetak quien mejor lo explicaba: “Instruir sumado a la mente equivale a instrumento. Pero hace falta estar en sintonía con la imaginación de la naturaleza”. (Smetak, por cierto, es un personaje al que se debería rescatar como genio de la música brasileña. Quienes disfrutan la obra del grupo Uakti y no conocen su trabajo, se pierden de conocer un tesoro de grandes conocimientos artísticos. Pero esta es harina de otro costal).

Pensaba en todo esto mientras escuchaba hace unos meses al grupo PianOrquesta en un teatro de Río de Janeiro. Conocía el trabajo de su director Claudio Dauelsberg por los músicos bahianos que lo admiran, que no son pocos. Dauelsberg es un músico inquieto, curioso, elegante. Y como casi todos los músicos brasileños que conozco, lo suyo es mostrar que todo aprovechable para hacer música. Es cierto que el espectáculo que monta con las mujeres que los acompañan, todas pianistas como él, tiene mucho de showbiz, pero esto es lo de menos cuando se aprecia esa lección fundamental. No diré que es una lección brasileña si se tiene en cuenta que, por ejemplo, el viejo Cachao había puesto el bajo a cantar en todas sus partes hace muchos, muchos años. Pero Dauelsberg sigue esa cuerda con un gusto maravilloso.

A Keith Jarrett se le ocurrió alguna vez decir en una entrevista: “He tocado cosas en el piano para las cuales el instrumento no había sido fabricado”. Esa arrogancia se la permitimos los que seguimos con devoción al dios de Allentown. Pero hace falta que Jarrett le eche oídos a PianOrquesta. Seguramente no volverá a decir tamaña tontería.

Para oír a PianOrquesta, aquí.

lunes, 11 de abril de 2011

Dog Day Afternoon - Sidney Lumet

¿Y dónde está Obama?


El artículo de Kruman de hoy en el New York Times  viene por la goma y se aviene a nuestro post del domingo. La oligarquía domina los titulares del discurso político:
Démosle al presidente el beneficio de la duda. Supongamos que $38,000 millones en recortes de gastos fue la mejor oferta disponible. Aun así, ¿tiene Obama que celebrar su derrota? ¿Se ha de alabar el Congreso por promulgar "la reducción mayor en nuestra historia", como si los cortes (cortes que dificultan el crecimiento y acentúan el desempleo) son en realidad un logro? Entre otras cosas, el acuerdo elimina cualquier efecto económico positivo de la política que Obama ganó el pasado diciembre (la extensión de la exención de 2009 los trabajadores estadounidenses). El precio de ratificar lo anterior fue la extensión por dos años de los recortes fiscales de Bush a favor de los ricos (a un costo inmediato de $363,000 y que ahora parece cada vez más que esos recortes se hagan permanente). Es decir, Obama no ha podido, no ha tratado, no lo parece, a la nueva filosofía del discurso político en Washington. Una filosofía que dice que los pobres deben aceptar recortes fuertes en Medicaid y cupones de alimentos, que la clase media debe aceptar fuertes recortes en Medicare (es el desmantelamiento de todo el programa), mientras que las corporaciones y los ricos se merecen pingües reducciones en los impuestos. ¡Qué manera de compartir el sacrificio!

domingo, 10 de abril de 2011

La trampa de las imágenes (que amarra la lengua)


Hablando sobre la crítica, propongo esta en Salon Kritik, de María Virginia Jaua:
Aquí también todo parece programado para la desilusión del espectador, diría Baudrillard. La exposición del artista portugués Julião Sarmento que actualmente se presenta en la Casa Encendida parece un compendio de lugares comunes, de imágenes gastadas con una fallida pretención de “épater les bourgeois” o de suscitar un anacrónico instinto “voyeur” –imposible ya de concebir en la era de las imágenes electrónicas que proliferan en la red. Este artista no parece ingenuo, pero en cambio sí parece ignorar que en el terreno de las imágenes ya se ha visto casi todo –incluso lo que no se ha hecho– y aunque parezca una paradoja, si acaso queda algo por ver será precisamente lo que huye y se nos escapa, lo imposible: lo que no hay ni habrá.
En otra parte, Jaua parece ir contra-corriente de otras opiniones sobre Sarmento. Lo pone claro:
Discrepo con la mayoría de las lecturas que se han hecho de estas obras en algunas reseñas y críticas a la exposición, no hay nada allí que no sea evidente: el espectador que se asome a estas obras puede descifrar muy facilmente si la escena “oculta” está compuesta por dos mujeres y un hombre, si hay una felación, si el sexo es anal entre hombres, entre mujeres o se trata de "partouze". Las ilustraciones pierden su poder de transgresión y están tan cuidadas y son tan perfectas que no parecen implicar ningún riesgo, no asoman a ningún abismo, no hay error ni posible equivocación.

Pasó el presupuesto (gracias a los REPU y la oligarquía norteamericana)

(Ilustraciones cortesía de 33 rpm design studio)

El tira y encoje del presupuesto ya pasó. Ganó el "consenso". Ya se apuntan ganadores y perdedores. El presidente, por su liderazgo de tendencia centro-derecha, y los REPU, por haber obtenido su recorte -adicional- de $38 mil millones.

El asunto del presupuesto revela el otro lado oscuro de la política norteamericana: la agenda ideológica conservadora y el gobierno de la oligarquía.* Para ello, me apoyo en un editorial del New York Times de esta semana titulado "No se trata de gastos": Deja claro que la negociación pendía de asuntos tabú para los REPU como el aborto, la protección del medio ambiente y el cuidado de la salud:
La negociación nada tiene que ver con el empleo o la economía, sino los grandes éxitos del Partido Republicano, pero esta vez tienen el poder de sembrar el caos: Se quedan sin trabajo 800,000 trabajadores federales, se suspenden los cheques para el ejército, y se castiga a millones de estadounidenses que ahora tienen que esperar por las devoluciones de sus impuestos, las aplicaciones de la Seguridad Social, préstamos para pequeñas empresas, y por ejemplo, la mayoría de los servicios de la ciudad de Washington. Un daño serio a una economía aún frágil.
El ahorro como teatro político 

El discurso económico de los REPU parece salido de otra galaxia. Si lo que necesita la nación es salir del hoyo de la crisis, la solución no puede ser apretarse más el cinturón por donde menos le duele al poder (ojo: esa fue la política de gobierno extraterrestre de Irlanda y se hundieron). Hay que sospechar de esa política ahorrativa excesiva precisamente en este momento en que la disparidad de riquezas en EE.UU. da asco: un 20% de la población es dueña de 80% de las riquezas (de modo más preciso: el 5% de los más ricos de ese 20% es dueña del 63.5% de las riquezas de la nación. El resto del 80% de nosotros tenemos que contentarnos con un 13%). Más cuando ese cacareado ahorro viene del partido que aboga y legisla a favor de exenciones presupuestarias para los ricos.


Qué sentido tiene ahorrar $38,000 millones (que le asegura trabajo a maestros de primaria, secundaria, bomberos, policía, servicios en general, etc), en un mar de deuda total de $14 billones (es decir 375 veces esa cifra). Es lo que Krugmann llama "la doctrina Mellon" que dice: liquida todos gastos del gobierno y hasta el gobierno si es preciso). El presupuesto es un forro, una maraña para complacer una base moralmente conservadora (y de paso engañada o auto-engañada).   

En realidad los REPU necesitan un gobierno, pero que este gobierno sea una marioneta del poder financiero. Gobierno como la justificación política del status quo.**


Si de ahorros de trata, sigue el rastro del poder

No hay manera de salir del hueco sin afrontar la verdad. Ningún político quiere hablar del asunto porque vivimos en un estado de negación de la realidad. Sugerimos cuatro puntos incómodos, siempre aplazados, desechados por el discurso REPU, pues apuntan contra los intereses de la oligarquía:

1- LA GUERRA: Terminar de una vez con los gastos abrumadores de dos guerras absurdas, en Irak y Afganistán, que nos cuestan $695,000 millones al año ($720 millones diarios, de acuerdo al Washington Post).
2- IMPUESTOS: Hay que reestructurar el sistema anticuado de impuestos del país (vea aquí las conclusiones de La Comisión del Déficit, 2011).
3- ENERGÍA: EE.UU. no puede demorar más la implementación de una política de energía comprensiva que tome en cuenta fuentes alternativas como la energía solar, nuclear, viento, hidrógeno, etc, etc. Gastamos 20 millones de barriles al día, de los cuales el 57% es importado (para el 2008, más de un quinto de la deuda iba a gastos de petróleo). NOTA: Vea inciso 1, tal parece que las guerras están asociadas a intereses petroleros, pero dichos intereses están a su vez conectados con la llamada "guerra contra el terrorismo". ¿Casualidad?
4- INFRAESTRUCTURA: EE.UU. tiene que emprender un sistema de inversiones urgente en proyectos tales como, a) acceso de internet en todo el país, b) transportación masiva, c) infraestructura "verde" d) la propuesta del tren bala, e) mantenimiento de la red de carreteras).

No hay tiempo que perder o la oligarquía va a hundir el país. 
___________
* Resulta difícil imaginar que los EE.UU. sea gobernada por una oligarquía, pero realmente lo es. La justificación de este punto va más allá de este post. El poder político está, cada vez más, en manos de los intereses creados. Pongamos como ejemplo el lobby en Washington, cuya maquinaria funciona así: Mientras más ganancias para la "Co. X" más dinero se invertirá en el lobby, que hace posible legislación a favor de "X". Un ejemplo notorio es General Electric, que el año pasado no pagó ni un centavo en impuestos al Tío Sam (GE, una de las corporaciones más importantes de los EE.UU. se las arregla para evadir lo que para todos nosotros es una obligación). La tendencia del poder en Washington es aliarse al poder corporativo. De ahí el fallo de la corte suprema en Citizens United vs. The Federal Election Comission que da carta blanca a las corporaciones a influenciar el juego político. Si eso no es oligarquía qué es entonces... **El círculo vicioso REPU se ilustra de la siguiente manera: Hay desempleo porque las empresas no ofrecen contratos (lo que requiere) un aumento en la producción total del país (lo que requiere) un aumento en los préstamos bancarios (lo que requiere) una confianza en el sistema en su totalidad (lo que requiere)... Pero no puede haber confianza mientras haya desempleo... a no ser que le demos la oportunidad a ese 20% de la población de que vuelva a hacer lo que ya hicieron en 2008.
Omar Santana, La vida es un haz (2011).

sábado, 9 de abril de 2011

¿Y el futuro del cine?


Interesante artículo en el New York Times sobre ese género que ya desaparece: El cine.
Las nuevas tecnologías digitales han transformado no solo la manera en que las películas se graban, procesan, editadan, distribuyen y exhiben. También como las vemos. Estamos en medio de un cambio que es difícil de comprender. Durante gran parte del siglo XX, hablar de películas era hablar de algo glorioso, las imágenes más inolvidables las vimos en un teatro, en medio de un grupo de gente que como nosotros compartían nuestro amor por el cine. Eso se ha ido para siempre. Hoy vivimos la era digital. Hoy es posible que nunca veas una película de nuevo en el teatro después que deja los teatros. Acaso una película importante sea vista de nuevo en un museo, en una clase, o en un repertorio de teatro. El cine por tanto se torna en un medio evanescente (lo que sin duda añade a su mística).

César Santos y la trampa del realismo

Autorretrato con bastón, (2011).

Alfredo Triff

La reciente muestra del pintor cubano-americano César Santos en Oxenberg Fine Art se titula Beyond Realism ("Después del realismo"). La muestra permite observar de primera mano a un pintor joven batiéndose con el realismo y su après. La lucha no es a muerte: Santos se divierte.

Niépce, Vista desde la ventana, (1826).

¿Qué es "realismo"? No podríamos responder la pregunta sin permiso de la fotografía. Antes de esa primera foto producida por Niépce en 1825 nadie tenía la medida. Tampoco había "realismo". Nadie sabía qué era lo "real".* Hagamos historia. En tanto que la pintura fuese soberana, su representación de la realidad no podía ser "realista", pues no existía con qué compararla. Es decir, antes de la fotografía la "realidad" no era (no podía ser) real.

Un ejemplo vívido del asunto es la prohibición mencionada por Freud en sus Tres ensayos sobre la teoría de la sexualidad (1905). En Paris, durante la Tercera República, las fotos de desnudos de mujeres fueron prohibidas en las mismas vidrieras donde se permitían pinturas de desnudos. Freud apunta que el desnudo pintado oculta algo (de la realidad) que la foto revela.

Dos mujeres desnudas, Paris, anónimo (circa 1848).

¿Cómo se puede pintar realista(mente) después de la muerte del realismo?

Santos opta por referenciar desde el humor, contrarrestando el lado fotográfico del realismo. El pincel capta una instantánea dramática del siglo XIX, entre Gautier y D'Annunzio, entre el romanticismo académico tardío y el esteticismo de fin-de-siècle. The Unexpected transmite ambivalencia tenebrista. La pintura nos recuerda a Judit en dos pinturas del cánon, la de Artemisia y la de Caravaggio. El ambiente supura anacronismo. Al final es demasiado fílmico: D.W. Griffith (circa 1914) pero en colores.   

Lo inesperado, (2010).

Santos no debe curarse él mismo su show. Hay obras que no llegan, no salen:

A los escondidos (2010).

Los estudios no son malos pero no pasan de ser estudios. Una muestra debería ser como la explicación científica: un balance entre simplicidad y consistencia -cúrese con paciencia. 

No perdamos de vista que NO ESTAMOS en el siglo XIX. Santos intuye que su técnica le permite visitar el pasado, pero que no puede simplemente repetirlo. En aparte, éso no fue nunca arte. Y se preguntará: "¿Qué sentido tiene -en peno siglo XXI- pintar otra manzana de Cezanne?"

El problema está en qué hacer con el pasado: cómo incorporarlo. Con cuidado, el pasado pasa la cuenta. Hay excepciones: Mark Tansey recrea una paralógica literaria de la pintura. Sus cuadros huelen a ácido acético.


Glenn Brown sugiere un mundo post-apocalíptico (zombis cortesía de George Romero):


José Toirac construye una post-utopía post-castrista desde la fotografía h.a.c.i.a. la pintura:


¿Y Santos?


Tiene más de Brown que de Tansey. Por ahora parece más intuitivo que cerebral. En Dancing with Mr. Bacon (2011) el "realismo" se superpone con la vanguardia tardía, pero dentro del espacio propio de ésta última. Movimiento de brazos indica que la pintura "después" del realismo acusa otro tropismo. Divertirse es irse a otra parte, una forma de desviarse, ¿hacia dónde?  

Santa Clara, 2010

Santa Clara muestra un grupo de cinco mujeres y dos hombres en esa postura típica del  nacionalismo decimonónico de pintores como Delacroix y Francois Rude. Pero después de Delacroix, cualquier bandera es ilustración, no pintura. Nos recuerda una portada de Bohemia, año 2010, en una Habana melliza sin el susodicho.

Fuera del cuadro es ciertamente ocurrente, el peligro es que la referencia traída no vaya más allá del trampantojo. La ironía sería que Santos terminara en franca competencia con la fotografía, es decir, jugando al Photoshop pero ahora desde la pintura.


Out of the Square (2011)


Aftermath (2010), arriba, superpone dos épocas y tres estilos. Lo ingenioso aquí es que Van Gogh le sirva de fondo a Picasso/Santos. El cuadro expresa el síntoma de los tiempos que vivimos: lo sicológico como fondo de la distorsión sentimental de lo político. 

Arreglo de familia, (2010).

La pintura de arriba se sale de la pintura. O dicho de otra manera, Arreglo es una pintura realista que no encuentra su lugar en el "realismo". Aquí la di-versión de Santos rinde mejores frutos. La trama es ambigua -y chocante- y se le escapa a la trampa. Y no es que el juego-del-ojo no tenga su lugar. Pero deja otro sabor: El género trampantojo es una especie de físico-culturismo de la idea: photoshop del pincel.

Las tres gracias (2010), un guiño a Danza de Matisse no aparecía en el web de la galería. La pintura logra un diálogo armónico del movimiento de los brazos más fluído que en otras de la muestra. Ésta y otras obras pueden verse en la página web de Santos. Hay obras que debieron estar que no estaban (como Período azul donde vemos simplemente un pámper con una mancha azul).

El arte de César Santos está en crecimiento. Diversión y alarde que fucionan por osados. Aún falta camino. Un desvío hacia el cerebro que busque la sustancia más allá del truco. Eso que (incluso como broma) se pregunta "qué quiero hacer con todo esto". Y la respuesta no la tiene el crítico. Ni nadie. Solo el artista.

_______
*La ironía es que realistas como Courbet salen a pintar al campo precisamente para contrarrestar la influencia "realista" de la fotografía. Obras como Los rompedores de piedra (1851), La Ola (1870) y El Angelus (1859) de Millet, así como Paseo en bote por el Sena de Caillebotte sin duda provienen de la influencia de la fotografía. Otros ejemplos desde el campo impresionista serían El Balcón de Manet (1869), y Picnic de Monet (1866). Degas era fotógrafo y tan tarde como en los 80 tardíos usó una cámara Kodak para sus pinturas. Ya que la técnica de la foto de la época no podía capturar el complejo movimiento de una bailarina en una sola toma, Degas creó series de 3 (2 de ellas abajo).


Oxenberg Fine Art presenta Beyond Realism de César Santos
Thursday, April 7-9, 2011 
Trendy Studio, 196 NW 24th St, Miami Wynwood Art District