lunes, 3 de octubre de 2011

¡Gracias NYPD por detener a 700 indignados!


Amílcar Barca (en especial desde NY)

¡Gracias por dejarse detener señores indignados!

Sólo así hoy sabemos el qué y el porqué ha pasado tremenda e irracional acción simplemente para denunciar el abuso y la indecencia de Wall Street en este momento. Hay tres razones por la que considero hoy sacar este artículo. Primero solidadrizarme con mi adversario Carlos Montaner en el Nuevo Herald al hablar de un sustantivo que define lo que no están teniendo las autoridades de inmigración –por supuesto dirigidos por los políticos- en este momento: compasión por los ilegales. Y permitirme recordar la discrepancia radical que tuve con él cuando habló de este movimiento en España. Segundo por el silencio en este instante 8:30pm del domingo 3 de octubre en las primeras páginas de periódicos digitales como el NYT, The Whasington Post, El Nuevo o el Miami Herald y ser portada en los diarios más importantes europeos como Le Monde, The Guardian y la mayoría de los periódicos españoles como el País, La Vanguardia, el Mundo o los catalanes Ara i Avui
(...señores ¿qué pasa con esta dicotomía entre América y Europa en un momento que tanto nos necesitamos entre nosotros?)

Y tercero, porque quiero felicitar al director de Séptimo Día de El Nuevo Herald por ser un observador inteligente y poner en primera plana del día de ayer, el artículo de Nicholas Kulis del New York Times llamado ¿Estamos desilusionados con la democracia? Si además le sumamos que en estos instantes después de una reunión de los ministros griegos acaban de reconocer que no van a poder cumplir ni este ni en 2012 los acuerdos establecidos con la UE para el deficit ¿qué le queda al mundo financiero occidental, a parte de vilipendiar a Europa por parte de Obama, por no estabilizar su moneda y ésta afectar de rebote la economía de EE.UU?

¿Quién habla en la prensa cuando el otro día el presidente de la United Way protestaba en la calle por la rebaja real de sus fondos para los más necesitados de este pais?. ¿Dónde están las promesas de regulación planteadas por el G20 a los pocos meses de la caída de Lehman Brothers o la famosa frase del president Sarkozy sobre la famosa reforma del capitalismo? ¿Quién ha dimitido desde que el documental ganador de un oscar Inside Job denunció a cada uno de los supuestos responsables de la burbuja inmobiliaria? ¿Dónde está el crecimiento económico después de los recortes presupuestarios en la nación? Señor Obama –... y me duele decirlo porque confié en él- ¿dónde está el “we can changed”?.

Pués bien el “we can change“ (...aunque mañana salgan las fuerzas de seguridad y digan que en el puente de Brooklyn habían un infiltrado de Al Qaeda, o un emisario de los Zetas mexicanos o un antíguo agente comunista del KGB o de Chàvez dirigiendo a un grupito de inocentes jóvenes ) estuvo ayer en Nueva York denunciando el juego actual de lo brokers, en España en agosto protestando, entre otras causas, por los desaucios, en Nueva Delhi con Hazare pidiendo una ley contra la corrupción o en las damas de blanco de la Habana denunciando la falta de justicia y libertad. Hay un movimento cívico en el mundo (... qué nada tiene que ver con” proletarios del mundo uníos”) que está demandando una nueva democracia. Un sistema que consulte más a sus ciudadanos. Estoy seguro que si mañana me preguntan si quiero regulaciones para Wall Street o una tasa Tobie para las transacciones financieras en los bancos, para equilibrar los ingresos estatales y mantener los derechos sociales y educativos, gana el “sí“ en este país.

Seguro que si pasados unos días piden acciones penales para los responsables directos de esta crisis, el pueblo de EE.UU no duda en su respuesta. Los ciudadanos del mundo occidental no estamos hartos de la democracia pero sí de la debilidad, corrupción y falsas promesas de quienes nos lideran en estos momentos en el mundo. Ahora que sabemos las causas y los culpables: no dejemos que todo siga igual...al menos esto nos prometió hace tres años quien rige los destinos de esta nación.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias a ti poeta!. Ciertamente, no estamos cansados de la democracia, sino de la manera tan perversa como se administra. Era justo y necesario que alguien escribiera al respecto.
Ojala que de este lado del charco aumenten los
indigna-dos, indigna-tres… indigna-miles…
Saludos, Judith G.

A.B dijo...

Aclarar dentro de la ética periodística que la broma de "en especial des de NY" es de las bromas inteligentes del editor y aclarar que esto sucedió en el puente de Brooklyn el mismo domingo doy enlaces para su visión

http://www.youtube.com/watch?v=gvzpHJ7VJzM&feature=related

http://www.youtube.com/watch?v=ZYwgHBPhMGs&NR=1

Bien no voy a juzgar o deconstruir quien está detras de este movimiento ( occuppywallstreet) por que lo desconozco. Y no voy a negar que siempre alguna "mano negra" habrá pero me da lo mismo porqué lo que están denunciando nadie hoy por hoy lo hace.

Anónimo dijo...

¡Me uno a la pachanga!

A.T. dijo...

Muy buen post.

R.L.R. dijo...

Gracias AB por atreverte a soltar tu verdad que es la de muchos que se indignan o empingan ante toda la mentira y el miedo imperantes.
Siguiendo el razonamiento de Judith, creo que no estamos cansados de la democracia sino deseosos de revivirla, porque en su estricto sentido original (demos, pueblo y krátos, poder o gobierno) ha sido sustituída por la Plutocracia, el poder del dinero. Y en tal caso sólo quedan 2 opciones:

- reclamar que cese el descaro corporativo, la inmoralidad de los políticos, los recortes de impuestos a los super ricos (establecidos por Bush y refrendados graciosamente por Obama), el derecho recientemente concedido por el poder judicial a corporaciones (incluso extranjeras) a participar activamente en campaña$ política$

- Preparar la vaselina y el culo, porque lo que vendrá no será sólo más de lo mismo, sino aun peor. Mejor ponerte colorado una vez que amarillo 100 veces.

Anónimo dijo...

Buen resumen el de A.B. Me uno a Rosie cuando dice que es mejor ponerse colorado una vez que amarillo cien veces.
Cristina F.

JR dijo...

Un texto que refleja en cierto modo el estado de lo que se supondría es el segmento más estructurado de la sociedad contemporánea.
Indiscutiblemente el sistema se ha enfermado y la sanación se gestará desde sus propios anticuerpos. Ideologías, tendencias sociales y acciones cívicas de nuevo tipo que en algún momento generarán una reacción integral.
La democracia es perfeccionable. El capitalismo es humanizable. Ya lo ha sido en algún momento. Entonces ¿es tan difícil generar un modelo positivo? Veremos. Recordemos que crisis es la oportunidad de cambio.

Anónimo dijo...

BuenIsimo querido ab, emocionas las neuronas protestantes. RI

La mujer adriática dijo...

Las detenciones en el Puente de Brooklyn, el movimiento Okupa Wall Street, " promesas, promesas y más promesas y nunca pasa nada",noticias , declaraciones y frustración.
Lees los artículos mientras un gitano rumano toca el acordeón.

Todos estamos indignados y no hay soluciones convincentes.
¿ Dónde vamos?.

A la proximá estación.

Jose Armando Garcia dijo...

Para tu sorpresa -o decepcion- debo decir que me cuento entre uno de "los indignados" -si por tal, hablamos de la perdida de dignidad a la que nos vemos sometidos hoy. En este sentido, tu articulo me parecio coherente y apropiado con una de las peores situaciones economicas que mi generacion (o la tuya) hayan experimentado jamas.
En este sentido, quizas reprocharia la ironia del titulo de tu articulo (el cual promete algo que no cumple, por lo demas) en un momento donde nos deberiamos reservar los "punch lines".
Indignarse es justo (y necesario), y yo lo incluiria como parte de la democracia y no como una respuesta a una democracia tergiversada. La democracia es una, y de ella todos y cada uno-en tanto ciudadanos- somos responsables de sostenerla, ya que en su raiz es basicamente endeble y fragil. De la misma manera, la revision y ponderacion de este sistema economico que tenemos (que incluso hoy pareciese ser inmortal o almenos reciclable, independientemente de la crisis) pasa por hacer acuso de recibo de que no existe ni existio nunca "consumismo sin consumidores". Nosotros, ya por obra o omision, hemos dado paso a que el 1% de la poblacion se haga con una riquiza que ni 10 generaciones de sus herederos puedan gastar.
Es un momento de indignacion con ese 1% que hoy responde como respondio siempre: velando por su ambicion como ultimo vastago de una posesion ingozable. Pero es tambien momento de indignacion con nosotros mismos, sosteniendo lo insostenible, dandole salidas falsas a lo inevitable, y tomando medidas cuando ya es tarde. Ni la ilusion de un estado de bienestar europeo ni la ferocidad de un supuesto "libre mercado" monopilizado por menos corporativas que estrellas en la bandera americana (ni se diga de las aventuras y los derroteros folkloricos de un socialismo del siglo XXI encallado en el XIX) hoy le dan salida a un edificio que nos viene arriba, camarada. Como se dice en venezolano: a asumir cada quien su barranco.

La Mano Poderosa dijo...

Your right of freedom of expression ends when your means of expression affects my well being.
One has a right to protest,civil protest, but there is a difference between peaceful and organized democratic protest an anarchy obstructing others rights. Protest yes, but inhibit the rights of others to engage in thier right to peacefully earn a living, no.