lunes, 17 de octubre de 2011

¿Debemos agradecer a las corporaciones el aire que respiramos?


Miami Bourbaki examina el problema ilustrado arriba. De acuerdo a algunos Websites pro-mercado, Occupy Wall Street exhibe una doble moral: condena el exceso corporativo mientras muchos de sus miembros usan productos fabricados por corporaciones. ¿Quedas acaso automáticamente descalificado para protestar contra el exceso corporativo por llevar un par de tennis marca Converse?