domingo, 8 de mayo de 2011

Incendies - Denis Villeneuve



Hace unos instantes le he obsequiado a una pareja que aprecio un DVD que me parece una opción ideal para el Día de las Madres. Incendies comienza con una lectura que hace el abogado Lebe del testamento de su madre Nawal, a los gemelos Jeannie y Simón  que reaccionan consternados al ver que les hace entrega de dos sobres, uno destinado a un padre presuntamente muerto y el otro a los gemelos. Un drama bien estructurado que supera la pieza teatral original de Wajdi Mouawad . El filme, que inicia como un aparente testimonio de denuncia social, deriva de inmediato hacia un thriller que toma a la guerra civil libanesa de fondo y desemboca en doce minutos finales de verdadera poesía dramatúrgica. La pieza del canadiense Deneuville te deja tendido con el poder emblemático que despliega el doble papel de mujer y madre en el filme. Fotografía y banda sonora se comportan como gancho estético, pero particularmente el contenido humanista es el que a la larga se traga al espectador y lo devuelve agradecido hacia el enfoque del estoicismo maternal. Madre en este filme es trascendencia que viaja más allá de la metáfora. Es una victoria sobre los escepticismos ante la condición humana. La música de Radiohead para la banda sonora y el incidentalismo del compositor francés Grégoire Hetzel son puntos a favor de la exigencia estética. Forman parte de un regalo memorable para la sensibilidad. (JR)