viernes, 22 de abril de 2011

La pluma incisiva de Krugman en el New York Times sobre el plan médico REPU:
Aquí está mi pregunta: ¿Cómo es que se hizo normal, incluso aceptable referirse a un paciente como "cliente"? Que yo sepa la relación entre paciente y médico se consideraba algo especial, casi sagrado. Ahora los políticos y los reformistas hablan de la atención médica como si se tratara de una transacción comercial, comprar un auto -la queja es que el cuidado médico no es lo "suficientemente comercial".

¿Qué ha pasado con nosotros?