sábado, 16 de abril de 2011

La explotación del castrismo: EL PARTIDO CONTRA EL PUEBLO

La historia se repite dos veces, primero como tragedia, segundo como farsa.-- Karl Marx

Alfredo Triff 

LA idea de la explotación ha sido transformada y abusada por el discurso castrista. En aquellos primeros días convulsos fue siempre definida rápidamente al calor de los vítores; entre ovación y coerción, dada por sentada. Hace 50 años era posible meterle el cuento a las masas. La multitud estaba hipnotizada, enardecida por LA VOZ delante de la estatua blanca. Nunca analizamos que la idea de "explotación", lejos de ser un desvío de la clase burguesa (mal externo a la revolución), reflejaba un síntoma interno. El corto circuito ideológico de exclusión arbitraria se definía desde la tribuna, en cada concentración multitudinaria. De ahí que aparezca tantas veces en las alocuciones de LA VOZ. Un ejemplo temprano es la llamada Segunda Declaración de La Habana, el 4 de febrero de 1962. LA VOZ pronuncia:
Al fin y al cabo, el pueblo nunca tuvo lujos; al fin y al cabo, el pueblo nunca tuvo más que la explotación, la humillación, la discriminación, la servidumbre, el desempleo y el hambre; al fin al cabo, los lujos fueron para las minorías, para el pueblo fueron los sacrificios. 
Este fragmento ya declara el revés de la moneda que muestra. La explotación no es solo una verdad histórica (en eso tiene razón el susodicho). Es que desde ese momento la historia comienza a repetirse. El párrafo anterior fue -y es- la verdad de 50 años de continuidad histórica castrista. Trataremos de demostrar que, en efecto, tal continuidad no puede concebirse fuera de ese paradigma.

¿Cómo fue? No sé explicarme qué pasó... pero de ti me enamoré 

Para 1962, dentro del contexto de la Guerra Fría, es de esperarse que el discurso del susodicho apelara a la idea marxista de plusvalía1 adaptada ahora a una versión excepcionalista de la historia cubana. Explotación es el estado de humillación, discriminación y servidumbre del pueblo a manos de... la burguesía -"la oligarquía"- cubana que termina con la Revolución. La narrativa castrista no puede ser más simple (y efectiva).

En medio del embullo de las masas con LA VOZ, el pueblo no se percata de que cada discurso pronunciado impone un contrato verbal, socio-político asimétrico: La dictadura se construye en la tribuna a golpe de discurso. Cada alocución establece una naciente y creciente asimetría entre CLASE DIRIGENTE y PUEBLO. Al contrario de lo dicho desde la tribuna, la "explotación" no será un hecho externo (no se exiliará en Miami). La explotación seguirá siendo "del hombre por el hombre", pero ahora transformada cualitativamente entre PARTIDO y PUEBLO (el último existirá en meramente en función de los intereses del primero).

Para comprender mejor esta dinámica, analizemos ciertas constantes en la idea contemporánea de explotación. Consideremos las siguientes versiones, algunas concebidas precisamente desde la izquierda:

1. La del "uso instrumental del individuo" de Allen Buchanan: Explotar a una persona implica "la utilización nociva, meramente instrumental de ella o de sus capacidades, para la consecución de ciertos fines". 2
2. El "juego de suma cero" de Tormey que apela a la simetría ética: "Explotación implica beneficio o ganancia de una especie a otra ... La explotación se asemeja a un juego de suma cero, es decir, lo que gana el explotador lo pierde el explotado, o, como mínimo, para que el explotador gane, el explotado debe perder ".
3. El reclamo ético-normativo imposible de Lyotard: "El reclamo del explotado queda automáticamente fuera de los límites de lo posible", causando un differend.
4. El pago nimio de Stanley Benn: Hay explotación cuando no existe alternativa razonable que subvencione al explotado, o cuando el pago obtenido es inconmensurable con respecto al precio pagado. Uno no explotara si se ofreciera lo que desesperadamente se necesita a un precio justo y razonable.
5. La idea normativa de Robert Goodin: "La explotación consiste en un comportamiento ilícito que viola la norma moral de proteger a los más débiles".
6. La del "trabajo sustraído" de Reiman: "Existe explotación cuando la estructura social está organizada de modo que el trabajo de una clase es sistemáticamente puesta a la disposición de otra (sustraído) donde existe una división de fuerza que ejecuta dicha sustracción (...) Dicha sustraccción, constituye explotación, una forma de esclavitud".
7. La propuesta de Ruth Sample: "Si alguien gana ventaja de una interacción donde dicha ventaja es resultado de una injusticia cometida se ha pisoteado el respeto a la persona".
8. "Ventaja de grupos de Roemer: Un grupo explota otro siempre que existan alternativas y condiciones viables en las que los miembros de dicho grupo terminan mejor que los demás".
9. La del consenso inicial de Levine: "Un intercambio de explotación es ... un intercambio social en el que la parte explotada queda en una posición de desventaja o desigualdad con respecto al poder incluso aunque dicha explotación fuera introducida por un consenso inicial".3

Obsérvese que del grupo de conclusiones se pueden deducir ciertas condiciones que hacen posible la explotación: 1º- Falta de simetría entre explotador y explotado.
De lo anterior se deduce:
2º- El explotador goza ventaja de poder sobre el explotado (el último ocupa la posicion de rehén), 3º- Ahora el explotado necesita -y depende- del explotador, y 4º- El explotador (a su vez) disfruta y controla los recursos que el subordinado necesita.

Por supuesto, no le tocaba a LA VOZ el trabajo analítico de descubrir la asimetría revolucionaria entre "la dirigencia" y "el pueblo". Por supuesto que nunca hubo tal igualdad entre ambos. La igualdad fue un lavado de cerebro que ha sido mantenido por 50 años con el fin de perpetuar una nueva clase (en la interminable historia de repeticiones de la historia).

¿Y cuál es la nueva clase? La dirigencia, la vanguardia de la Revolución: EL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA.

El castrismo no es más que otra explotación del hombre por el hombre desde dentro de la Revolución. LA EXPLOTACIÓN DEL PARTIDO CONTRA EL PUEBLO.
 ______________
1Valor del trabajo no remunerado al obrero (por encima del valor de su fuerza de trabajo) del que se apropia el capitalista. La plusvalía expresa la esencia de la forma de explotación capitalista. 2 Es parte del segundo imperativo kantiano de tratar a cada individuo como un fin, nunca como un medio para un fin. Bibliografía, en orden de aparición: 1. Allen Buchanan, Ethics, Efficiency, and the Market, (Totowa: 1985) 2. Judith Tormey, "Exploitation, Oppression and Self-Sacrifice" (Philosophical Forum, 5, 1974), pp. 206-21. 3. A pesar de considerarse marxista, el Lyotard tardío critica a Marx. Hay algo escondido en la definición de la economía marxista, algo "libidinal" que define cómo encausamos y estructuramos nuestros deseos. En este sentido Lyotard apunta al concepto de disimulación del poder como estrategia: La clase explotadora, cualquiera que esta sea, domina la propagación de deseos. Lyotard: Just education, by Pradeep Ajit Dhillon, Paul Standish (Psychology Press, 2000) p. 28. Francois Lyotard, The Differend, Phrases in Dispute, University Of Minnesota (Press First Edition, 1989), Chapter 2. 4. Stanley Benn, A Theory of Freedom, (Cambridge University Press, 1988). 5. Robert Goodin, Reasons for Welfare, (Princeton University Press, 1988). 6. Jeffrey Reiman "Exploitation, Force, and the Moral Assessment of Capitalism: Thoughts on Roemer and Cohen", Philosophy and Public Affairs, 16, 1987, pp. 3-41. 7. La ventaja es sinónimo de explotación. Respeto para Sample is reconocer la autonomía de cada ser humano.  Vea Ruth Sample, Exploitation: What It Is and Why It's Wrong (Lanham, Md.: Rowman & Littlefield, 2003), p. 74. 8. Andrew Levine, Arguing for Socialism, (Verso, London, 1988). 3 Aunque Levin defiende el socialismo, se da el caso que socialismo aquí no equivale a castrismo-procerismo. Hablamos de un socialismo con justicia social y plenas libertades que inluyen la propiedad privada y la autogestión económica. En su libro, Levine discute a favor de la igualdad jurídica en el sentido de oportunidades como condición necesaria para la democracia, algo que queda excluído de facto en la Cuba castrista. Si leo a Levine correctamente, él aboga por un desarrollo de la autonomía, donde ésta es constitutiva de la libertad de opciones ausente en la sociedad cubana de hoy.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Escapao. SC

Anónimo dijo...

Que viva la Brigada 2506!

Anónimo dijo...

Muy bueno, Alfredo.

(alcides)

R.W dijo...

Puro truco de Maquiavelo tropical. Prestidigitación retórica en favor de la autoperpetuación del caudillo en el poder.

Anónimo dijo...

buen enfoque para un país desenfocado-

Anónimo dijo...

Excelente análisis-ilustración de todas las variantes que conforman la totalidad del concepto "explotación". La clase dirigente también es manipulexplotada por la máxima dirigencia para apuntalarse incontestada en el poder supremo... esa máxima dirigencia que en un final es la que explota absolutamente. Tanto escándalo con aquello de que Cuba iba a caer en manos de la mafia norteamericana !! Y se cayó en manos de una neomafia de origen hispano-cubano. Porque, ¿qué explotación hemos padecido los cubanos en estos 50 años sino la que nació de la fobia española hacia los yanquis, cubanizada medio siglo más tarde en las aulas jesuítas de Santiago de Cuba? Te felicito, Alfredo, por este profundo texto. Ileana

A.T. dijo...

Gracias, Ileana.