sábado, 5 de marzo de 2011

El suicidio de Titasul y su consecuencia dietético-política

Alfredo Triff

En 2009 Pepsi lanzó una campaña en Alemania para PepsiMax (la bebida sin calorías) en la que protagonizaba una pequeña y solitaria caloría azul. La campaña fracasó. ¿Por qué? No es que el teutónico sea por esencia minusválido para el humor. Parece que los alemanes simpatizaron con la gotita azul (llamémosle Titasul). Más allá de la campaña en sí, esa imagen antropomórfica de una sola caloría, muy, muy solita y dispuesta a cometer suicidio nos interesa: sugiere aspectos potencialmente afines de lo que podríamos llamar "lo dietético" en la política. ¿Qué significa ese estado de alerta constante -y artificial- contra la gordura? La guardia en alto... ¿no será el "suicidio" calórico metáfora de una condición subyacente perpetrada por el Pepsistema?

Veamos:

En la serie, la primera Titasul se vuela la tapa de los sesos, no sin antes tragarse un buen buche de cianuro. La segunda se lanza con un cohete en picada, mientras se corta las venas con una cuchilla de afeitar. En la tercera aparece Titasul aterrorizada, fósforo-en-mano, en medio de un charco de gasolina con un petardo pegado a la sién y (por-si las moscas) un cubo de ácido muriático que ha de vertirse sobre su cabeza al menor movimiento. No abriguemos la menor duda, Titasul ha de morir... ¿por qué -o por quién?

A nivel político-semiótico, simpatizamos con Titasul. Deseamos su [calor]ía. Dicho extrañamiento nos hace desear precisamente lo que PepsiMax (el estado paternalista/castrista) elimina. ¿Por qué se suicida Tita? No hay tal suicidio porque no es realmente su deseo. Titasul no es libre. Propongo tres variantes:

(1) Titasul no comprende (por) qué se mata.

En este caso Tita es pura tinta-azul, tonta-útil del sistema castrista/pepsista, largo período 50-años-de-lavado-de-cerebro con sus posibles consecuencias. De ahí que no sea difícil imaginar cientos de miles de Titas en una plaza, un domingo bajo el sol, abogando precisamente por la dieta períodoespecial, condición de sacrificio suicida en favor de ¿qué? De la victoria dietética del castrismo/pepsismo, la movilización de masas en la defensa de la dieta, que como veremos no es más que una manipulación orquestada por La Pepsi-en-Jefe.*   

(2) Titasul se inmola por el bien común (¿pero qué es una caloría al fin y al cabo?).

Una caloría no debe morir, no tiene por qué. Sencillamente no le aplica la ley de peligrosidad: Se trata de un forro seguroso castrista/pepsista. En efecto, la muerte de Tita apunta al sacrificio fútil que exige el sistema. La caloría azul no se está matando por nosotros (que los gordos también heredarán el reino de los cielos). Se inmola por un seudo-ideal, es decir, "la verdad" por la que luchan es una mentira, dictada, "dietada" por la VOZ.
 
(3) El suicidio de Tita no es más que un teatrum politicum articulado en función del castrismo/pepsismo. Aquí se dan dos casos:

(a) Uno que aborda el mea culpa ochoísta/padillista (lo que explicaría la hipérbole del por-si del triple suicidio, presentando a Titasul como una "dama de azul" casi esquizo-paranoica). Disentir contra La Pepsi-en-Jefe se pergisue con cárcel o el exilio forzado. Pero el sistema premia a quien que se mea-con-la-culpa, que reconocer equivocaciones es de revolucionarios, aceptar entonces la patria potestad, el perdón "magnánimo" del viejo Jotavitch.

(b) El siguiente caso se les va de las manos. No anticipan los cuadros del Pepsistema el efecto de la soledad de Tita, su insilio, su profunda tristeza (no por la muerte que se acerca, que es casi un escape, sino la muerte-en-vida que le ha tocado vivir hasta este momento). Mientras hace su papel descubrimos que no hay caloría que no sea presa del temor, que no hay tal caloría patriótica en el estado castrista/pepsista. El via crucis de Tita es símbolo de la explotación de la caloría por la dieta, dictada por La Pepsi-En-Jefe. Ser caloría, es de por sí, vivir como ciudadana de segunda. No hay vocación pepsista/castrista genuina, pues se vive ciega al hecho más álgido, la realidad más deplorable por ser más inescrutable:

Las calorías viven en un sistema dietético constante, cuando los de arriba, los que gobiernan, son todos gordos.
___________
*Estas conversaciones siempre caen en el terreno del árbitro, del arbitrum. ¡Ay los libertarios creyendo que son absolutamente volitivos, o los deterministas negando la volición! Tonta útil es esa caloría que desea algo que "no desea" realmente.   

5 comentarios:

Anónimo dijo...

AT estas tostao.

Anónimo dijo...

MaryJane 0 calories

JR dijo...

Ano de las 2:16, me cuadra ese AT tostao, porque ¡coño! que tostadera más lúcida

TURANDOT dijo...

La ilustracion es excelente. De ahi la simpatia.

Anónimo dijo...

titasul es una comemierda.